fbpx

Portrait of happy mother and baby, mutter, baby, erziehung, pupsmaschineCIUDAD DE MÉXICO, 22 de abril (Al Momento Noticias).-  La lactancia materna es una actividad natural que implica múltiples beneficios, entre ellos la creación de un emotivo vínculo afectivo entre el bebé y su madre, además de una larga lista de propiedades nutricionales que hacen de esta una experiencia algo altamente recomendable.

Al ser amamantado, el bebé recibe una serie de proteínas, carbohidratos, grasas, minerales, vitaminas y agua, ideales para su crecimiento. Del mismo modo, la leche materna brinda un escudo contra infecciones y alergias, además de conservar la salud del bebé y disminuir la adquisición de enfermedades posteriores, como diabetes, obesidad y afecciones cardiovasculares.

A través de las generaciones se han implementado ideas erróneas al respecto, por lo cual  Danone Nutricia Early Life Nutrition orienta a las mamás con información que desmitifica ciertos aspectos de la lactancia materna.

 Nota-6358-shutterstock_54212218111.- La madre que amamanta debe cuidar su dieta y omitir ciertos alimentos. CIERTO

Es importante que durante la lactancia,  la mamá lleve un adecuado plan alimenticio, ya que si esta es la única fuente de alimento, el bebé adquiere directamente de la leche materna todos los nutrientes.

Algunos alimentos recomendables son los que ofrezcan vitaminas, minerales y fibra, como las frutas y verduras; los que aporten carbohidratos, como el pan integral, los cereales, la pasta y la papa y los alimentos ricos en calcio como la leche semidescremada, el queso y el yoghurt.

Se recomienda suspender la ingesta de alcohol, cafeína, comidas muy condimentadas o picantes, ya que pueden irritar el estómago del bebé.

2.- Existen ciertos alimentos que hacen producir leche. FALSO.

 La producción de leche sucede gracias diversos factores, como la succión del bebé, el descanso y alimentación de la madre y la postura correcta. Lo ideal es ofrecer el pecho cada que el bebé lo requiera, encontrar una postura cómoda y no restringir la alimentación a un horario específico proporcionará al bebé la cantidad de leche suficiente y disminuirá el dolor en la madre.  

Las madres que lactan suelen necesitar una gran cantidad de agua, al menos dos litro al día. Lo ideal es beber agua natural cada que haya sed y prestar atención a la orina, si esta es turbia y tiene un olor más fuerte de lo habitual, puede significar que no se ingiere la cantidad de líquido necesario.

3.- El bebé no queda satisfecho con la leche materna. FALSO. El-bebé-300x198

Si la madre es primeriza y detecta que el bebé llora antes o después de recibir el pecho, puede interpretar que hay algo que anda mal. Sin embargo, esto puede deberse al corto desarrollo digestivo que tiene el recién nacido. Identificar esta situación puede poner remedio de inmediato.

Qué hacer si:

·         El bebé llora antes de darle pecho: seguramente tiene hambre, en cuanto coma se le pasará.

·         Llora después de darle pecho: es probable que tenga un cólico o gases. Ayúdale a expulsar el aire después de cada toma y antes de acostarlo.

·         Llora entre 2 y 3 horas de forma desconsolada, se pone rojo, aprieta los puños y sube las piernas. Seguramente padece cólicos del lactante, algo muy común entre los bebés de 3-4 meses. Existen algunos trucos como masajearle la espalda, mecerlo o acostarlo en un lugar tranquilo sin luz ni ruidos.

Para asegurarse de que el bebé esté comiendo lo suficiente, se recomienda alimentarlo de 8 a 12 veces cada 24 horas, revisar si hay un ritmo constante de succión, prestar atención a trague la leche y confirmar que la posición de ambos es cómoda y funcional.

iStock_000020105140XSmall_Eneri-LLC4.- Volveré al empleo y la leche no puede refrigerarse. FALSO. 

La UNICEF asegura que no existe problema alguno si la leche se guarda en el refrigerador, pues tiene un tiempo de vida de hasta 12 horas. La leche puede extraerse y almacenarse para que alguien pueda alimentar al bebé si la mamá no puede hacerlo.

Antes de iniciar con la extracción de leche es conveniente tener las manos limpias y contar con los biberones o sacaleches desinfectados. Al final, debe agregarse una etiqueta que muestre la hora en la que se extrajo.

Como se vio, amamantar es sencillo, útil y muy especial para ambos. Sin duda es una experiencia que no se puede dejar pasar.

Más información: AQUÍ y  ACÁ

AMN.MX/wh

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *