miércoles, abril 17, 2024

La oferta gastronómica rusa nunca se acaba

Luis Alberto García / Moscú

*Calorías para neutralizar el frío, receta que nunca falta.

*Requesón, “sirok v shokolade” y mermaledas, solamente para antojadizos.

*Las famosas “blinis”, o crepas originarias de San Petersburgo.

* “Chiorny jleb”, pan negro que no falta en las mesas, también es inimitable.

*”Na Zdorovie”, salud para todos, gran despedida de Año Nuevo.

*El amanecer del nuevo día sorprende con un pantagruélico desayuno.

Dicen que los platillos del segundo tiempo son únicos en Rusia, y como segundo plato después de una deliciosa y tradicional sopa rusa, la gastronomía nacional ofrece distintos estilos de carne: Strogonoff o Shashlik, filetes, carnes rellenas y pollo a la Kiev, así como salmones, truchas, esturiones o bacalaos.

Otro plato tradicional de la comida rusa se llama “pelmeni” y se parece a los ravioles italianos, que se comen acompañado de “smetana” o mantequilla, de origen siberiano, y a Siberia es posible que haya llegado de China.

La otra versión de “pelmeni” es el “varéniki” con relleno de papa, col, requesón y “golubzí”, hojas de col rellenas de carne con arroz, y de las verduras y como guarnición, en Rusia se come mucha papa, preparada de distintas maneras (hervida, frita o puré).

A muchos platos -sopas, ensaladas, papas- a la hora de servirlos se añade mantequilla o nata agria, típicamente rusa, pues hay una gran tradición de comer productos lácteos, muchos de estos, productos rusos que no se conocen en otros países.

En las tiendas se consiguen muchos tipos de requesón: “tvórog”, “kefir” – una bebida parecida al yogurt, “sirok v shokolade”, que es masa dulce y fina de requesón bañada en chocolate, a veces con almendras y mermelada adentro.

También, son populares los platos preparados de masa, por ejemplo, las empanadas o “pirozhkí” y “pirogí”, de lo mejor que hay en la cocina rusa, cuando están bien hechas por supuesto, que pueden ser rellenas de col, carne, pescado, papas, limón, mermelada, requesón y albaricoque.

Hay “pirozhkí” con distintos rellenos, de muchos tipos y “vatrushka”, redonda, abierta, hecha con requesón dulce, “tvórog”. en ruso o mermelada, pastas para el té, tartas y pasteles, pero ara probar estas especialidades de cocina rusa, no es necesario ir a un restaurante o café, porque se venden en las tiendas o en numerosos kioskos económicos.

Los famosos “bliní” o crepas son populares en San Petersburgo, y se puede decir que son una alternativa a las hamburguesas y sándwiches en otros países con un alimento popular ruso tradicional y antiguo relacionado con las tradiciones y fiestas populares.

Hay locales que se llaman “blínnaya” o creperías, donde es una especialidad servida con mantequilla, mermelada, miel, caviar rojo y negro o con relleno de carne, pollo, jamón dulce, queso, papas, hongos, requesón dulce, manzana, fresa o una mezcla de esos ingredientes.

Pan: lo hay de varios tipos, el más típico es pan negro, “chiorny jleb”, en ruso, de harina de centeno, saludable y con pocas calorías, y pan blanco o “bely jleb”, en ruso, productos que compiten con la gran tradición de hacer conservas en casa en verano, de frutas, verduras y setas.

Las compotas y mermeladas se hacen de frutas, bayas o frutos del bosque como fresas, frambuesas, bayas y arándanos, que también sirven para destilar el “nalifka”, licor refinado y delicioso a base de coñac, originario de los montes Urales y el Cáucaso, al Sur de Rusia, el favorito de los cosacos.

En algunas casas hay alacenas para guardar estas conservas y la gente comparte las recetas y trucos de su preparación, como se hace con el té, que se toma a cualquier hora del día, suele ser negro con azúcar y con limón, pero sin leche, siempre caliente.

Últimamente también está de moda el té verde y de frutas, que se suma a la tradición de tomarlo en un ritual que se llama “chaepítie” y el mismo té se llama “chai” en ruso, que se acostumbra acompañar con todo tipo de dulces, pastas, empanadillas y bombones.

Si se está invitado al “chaepítie”, es costumbre traer algo para acompañar el banquete, en vista de que, en general, los rusos son golosos y comen muchos dulces, pastelería y chocolates, ante lo cual se ven robustos, bien llenos y desbordados.

Casi todas las bebidas originales rusas no están presentes en otras culturas nacionales como el vodka sbiten, kvas, medok, mors, kisel -crema gelatinosa hecha de frutas de estación-, kompot -hielo con pasas fermentadas-, y el jugo hervido de col, bebidas que ya no son frecuentes, como otras tan populares como la cerveza “Báltika”.

También hay buenos vinos de Georgia, dulces, pues, en general, a los rusos les gustan de ese tipo, igual que los vinos baratos de Crimea y Moldavia; pero que suelen ser de mala calidad, y, a propósito, por curiosidad se puede visitar cualquier tienda de San Petersburgo y ver hasta ochenta marcas de vodka: el mejor es el “Russki Standart” y el peor el “Sankt-Peterburg”.

Hay otras de fabricación moscovita –una se llama “Liviz”; pero el vodka barato, si no es de buena calidad, mejor ni comprarlo, a pesar de que la botella puede ser bonita, y en cuanto a los vinos importados, generalmente son más caros que en su país de origen.

La bebida sin alcohol tradicional antigua es el kvas, pero actualmente no es tan popular como antes, por la llegada de refrescos de cola; pero también es posible encontrarlo en las tiendas o restaurantes.

La manera rusa de beber el vodka recomienda que nunca se mezcle con otras bebidas; que no se le ponga hielo, la botella se enfría entera; que no se beba antes o después de comer, sino que se acompañe con una botana, un “zakuski”, en ruso; y si se dan muchos brindis, en ruso “tost”, debe decirse el más famoso: “Na zdoróvie”, ¡salud!.

Y hay que esperar el nuevo día con un desayuno que los rusos llaman “závtrak”, que suele ser fuerte e incluye salchichas, huevo y pan; la segunda comida es el “obied” y se hace al mediodía; y la última comida del día se realiza a las siete de la tarde: el “uzhin”, considerada una especie de cena, que no suele incluir ni la sopa ni el postre…para que más.

Artículos relacionados