fbpx La crisálida de La Familia Michoacana: Los Caballeros Templarios (III) | Almomento | Noticias, información nacional e internacional
http://i1.ytimg.com/vi/j16HFudJv50/hqdefault.jpg
http://i1.ytimg.com/vi/j16HFudJv50/hqdefault

Jorge Pérez Uribe/Especial para Al Momento Noticias/Tercera de 4 partes

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de febrero (Al Momento Noticias).- A la muerte Nazario Moreno González, fundador e ideólogo de La Familia Michoacana, los nuevos líderes de la misma como son Servando Gómez Martínezla Tuta, y Enrique Plancarte Solís, la Chiva, crean un nuevo cártel Los Caballeros Templarios, bajo la figura de una hermandad y con una mística originaria del caído Nazario Moreno González. Rompen con José de Jesús Méndez Vargas –a quién califican de traidor- y con los Zetas.

En marzo del 2011, en Morelia y otras ciudades de Michoacán aparecieron unas 30 ‘narcomantas’ en las que se anunciaba el surgimiento de un nuevo cártel: Los Caballeros Templarios: “A  la Sociedad Michoacana: Les hacemos de su conocimiento que a partir del día de hoy estaremos laborando en el lugar, realizando las actividades altruistas que antes realizaban los de La Familia Michoacana, estamos y estaremos a la orden de la Sociedad Michoacana, para atender cualquier situación que atente contra la integridad de los Michoacanos; nuestro compromiso con la Sociedad es y será salvaguardar el orden, evitar los robos, los secuestros, las extorsiones y “blindar” al Estado de Michoacán de posibles intromisiones de organizaciones rivales”.

Templarios-codigo-de-etica

 

Se distribuyó masivamente el Código de los Caballeros Templarios de Michoacán –un cuadernillo de 24 páginas-, que establece reglas de disciplina y honor, de la “nueva orden”. También se distribuyeron panfletos y camisetas con el nombre del grupo.

El nuevo cártel creó un escudo con la imagen del fallecido Nazario Moreno González-ahora elevado a la “santidad templaría” y la de Jesús a la derecha, debajo de las cuales aparecía la cruz templaria

Su carta de presentación el 9 de junio fueron los cuerpos de 21 hombres asesinados, supuestos vendedores de droga e informantes del Chango Méndez, en distintos puntos de Morelia, capital de Michoacán. Una escena similar con nueve cadáveres se repitió el 18 de junio en Lázaro Cárdenas, una de las principales plazas de la organización por su puerto marítimo.

Los Caballeros Templarios también asumen el control del tráfico de drogas en Michoacán, especialmente marihuana y drogas sintéticas; el cobro derecho de piso (extorsión) a grandes y pequeños empresarios y agricultores; el cobro de cupos a mineros formales e informales; el secuestro; el tráfico de indocumentados, entre otras actividades delictivas. Sobre la población en su área de control asumen un férreo control, nombran autoridades municipales y policíacas. El hermano del gobernador en turno Leonel Godoy Rangel (2008-2012), César Godoy Toscano es reclutado y posteriormente elegido diputado federal por Lázaro Cárdenas.

La banda de La Tuta, sacaba cada año, por el puerto de Lázaro Cárdenas, 36 buques cargados con minerales extraídos ilegalmente y enviados a mercados de oriente, que de regreso venían cargados de precursores químicos para la fabricación de drogas sintéticas, que luego eran llevadas a Estados Unidos para su comercialización. De nada de esto se enteró el gobernador Godoy.

El regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI)

El año de 2012 es el año de regreso del PRI, tanto a la gubernatura de Michoacán con Fausto Vallejo y Figueroa, el 15 de febrero, como a la presidencia de la República el 1° de diciembre con Enrique Peña Nieto. La expectativa de la población es, de si se volverá al contubernio con los capos como en las pasadas épocas del PRI, y todo el esfuerzo y derramamiento de sangre de los últimos seis años, habrá sido inútil.

En el mes de junio corre la noticia de que el candidato Peña Nieto, ha contratado los servicios del general colombiano Óscar Adolfo Naranjo Trujillo como asesor de seguridad del candidato presidencial. <<Una especialidad del general Naranjo Trujillo es la de inteligencia política para la sobrevivencia del Estado; como jefe de la policía tuvo que ver con el operativo contra las FARC donde murió el comandante Raúl Reyes y Naranjo Trujillo fue uno de los operadores de la revisión y filtración de datos de las computadoras del guerrillero […] El eje de la estrategia colombiana contra el narco está centrado en la narcoguerrilla de las FARC; es decir, es un experto en contrainsurgencia capacitado por el ejército de Estados Unidos.>>[1]

Como la crítica continua del PRI, al gobierno del Partido Acción Nacional (PAN), había sido el elevado número de muertos, Naranjo ideó una estrategia: <<“Es posible decirle a los mexicanos que en 100 días queremos la mitad de la violencia que tenemos”, confió Naranjo. Peña Nieto le hizo caso. Le gustó la música que le tocó Naranjo en sus oídos y aceptó acríticamente su hipótesis de que si se reducían los homicidios y los secuestros que estaban focalizados en seis lugares, la meta era alcanzable.

templariosSe necesitarían cuerpos especializados para luchar contra los criminales que cometían esos delitos [….] Le hicieron caso y se formaron las unidades especializadas que proponía. Pero las cosas no salieron como decía que iban a resultar y puso pies en polvorosa. Naranjo, que tiene meses que no abre la boca, se fue como miembro de la delegación del gobierno colombiano para pactar con la narcoguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y dejó a su asesorado arreglarse como pueda.

Con cambios en la metodología, no policial sino para elaborar la contabilidad, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto logró bajar la tasa de homicidios, pero en materia de secuestros, donde se mantuvo la medición empleada en el gobierno de Felipe Calderón, el delito se disparó a niveles no vistos en años.

La violencia de los cárteles de la droga sólo bajó en su difusión mediática, pero no en la sangre derramada por el país. Cambios, empero, sí hubo, cualitativos sobre todo: como sucedía en 2005, los criminales volvieron a controlar pedazos de territorio nacional. Los consejos del superasesor resultaron totalmente contraproducentes y el salto fue para atrás. Peña Nieto lo admitió esta semana y dijo que en el caso específico de Michoacán recuperarán el control perdido>>[2]



[1] Carlos Ramírez, periódico El Financiero, 19 de junio de 2012

[2] Raymundo Riva Palacio, periódico La Razón, 28 de julio de 2013

AMN.MX/jpu/bbf

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *