fbpx

Nobel Peace Prize winner Menchu attends a meeting of indigenous communities in CaracasCIUDAD DE MÉXICO, 9 de enero (Al Momento Noticias).- La activista guatemalteca, Rigoberta Menchú Tum, quien se ha destacado como defensora de los derechos humanos e indígenas, cumple este viernes 56 años de edad.

La ganadora del Premio Nobel de la Paz 1992, publicó su libro autobiográfico “K’ aslemalil-Vivir. El caminar de Rigoberta Menchú Tum en el Tiempo”.

En su obra describe la lucha que ha emprendido a favor de los derechos humanos e incluye pasajes de su vida como mujer, madre e intelectual.

Rigoberta Menchú Tum nació el 9 de enero de 1959 en El Quiché, Guatemala. Proviene de una humilde familia campesina de la etnia maya-quiché por lo que desde los cinco años de edad comenzó a trabajar en el campo al igual que sus padres en una finca de café.

Por las pésimas condiciones en que trabajaban y la discriminación que vivían a diario, a los 16 años de edad presenció el asesinato de su hermano, a manos de los terratenientes que querían echar a los indígenas de sus tierras, por lo que a los 19 años comenzó a militar en el Comité de Unidad Campesina (CUC).

Menchú quería ser escuchada y para ello aprendió a hablar español a los 20 años, pues hasta entonces solo sabía el quiché y sus dialectos.

Después de esto, su padre murió quemado en la embajada de España en Guatemala donde fue encerrado junto con 38 personas más por protestar por la situación que sufría su comunidad. En tanto, su madre fue secuestrada, torturada y asesinada por grupos paramilitares.

Mientras todos sus compatriotas y familiares buscaban una venganza por medio de violencia, Rigoberta decidió tomar un camino más pacífico, lo que la llevó a ir a diferentes partes del mundo, donde presentó pruebas de la violación de los derechos humanos que sufría su patria.

Se exilió en la Ciudad de México en 1983, momento en que publicó el libro “Me llamo Rigoberta Menchú y así nació la conciencia”, en el cual dio a conocer los pormenores de su trágica vida y las motivaciones de su lucha.

Regresó a su natal Guatemala en 1988 para continuar con su movimiento pero fue detenida.

Con ayuda de Nineth Montenegro, quien a través de la organización Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) y la presión de miles de estudiantes, fue liberada.

A su salida, Menchú comenzó a tener una participación activa en la Organización de las Naciones Unidas donde asistía a las sesiones anuales de la Comisión de Derechos Humanos, de la Comisión de Prevención de las Discriminaciones y Protección de las Minorías y formó parte del grupo de trabajo sobre poblaciones indígenas.

En 1992 cuando ganó el Premio Nobel de la Paz, le fue posible actuar como mediadora en el proceso de paz entre el gobierno y la guerrilla en los años siguientes.

Ese mismo año, junto a sus colaboradores, formó la Fundación Vicente Menchú, la cual posteriormente tomó el nombre de Fundación Rigoberta Menchú Tum, la cual se dedica a apoyar a las poblaciones más necesitadas.

Rigoberta Menchú ha recibido decenas de reconocimientos nacionales e internaciones, entre los que destacan el premio de la UNESCO “Educación para la Paz”en 1990; la condecoración “Legión de Honor en el máximo grado de Comandante”, en junio de 1996 recibida en manos del presidente francés Jacques Chirac, y el Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1998.

Además, la activista ha publicado “La nieta de los Mayas” (1998), así como los libros infantiles: “Li Mi’n, una niña de Chimel” (2003) y “El Vaso de Miel” (2003).

AMN.MX/kgm/bhr

Comentarios

comentarios

0 comentarios en «La activista Rigoberta Menchú cumple 56 años»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *