fbpx ISEGORÍA: ¿En dónde estamos parados? | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Sergio Gómez Montero*

Ya tengo la precisa. Digo No, simplemente,
Y SE LES VIENE ABAJO TODA LA ESTANTERÍA.
Pruebe, compadre, empiece por los No más pequeños

A Tejada Gómez: “Peatón, diga NO”

 

Será raro, sin duda: el primer sexenio, hasta hoy, de seis años y seis meses. Más allá de cuestiones de salud, se pregunta uno cuántos ataques habrá de sufrir un gobierno que si bien triunfó con 30 millones de votos, gobierna un país en donde 10 de sus integrantes acumulan la riqueza de 60 millones de sus habitantes más pobres. ¿Podrá gobernar pacíficamente  el país un gobierno que quiere gobernar para los más pobres?

Ya la semana pasada lo vimos, ¿por qué Amieva (militante del PRD, afiliado pertinaz de los chuchos), jefe del gobierno de la Ciudad de México se encargó de manera abierta de proteger a los porros que impunemente atacaron a la UNAM y sus estudiantes, sin que hubiera posibilidad de defensa y sin que se supiera, en primera instancia, quién protegía a los atacantes y sobre todo con qué fines. No es sino hasta que interviene López Obrador y pide que no se pueden permitir los intentos de desestabilizar la UNAM, que se apacienta la vida cotidiana de nuestra máxima casa de estudios, pero fracasan hasta hoy todos los intentos para clarificar las cosas y castigar a los culpables, que no son uno ni dos, sino que fueron varios, muchos, los que ese día atacaron. ¿Por qué pues el silencio de las autoridades que debieron intervenir, como era su obligación, para acallar y castigar los ataques porriles?

Es extraño, pues, que eso suceda. ¿A quién le interesa, ahora, desestabilizar la situación social del país, obligando a que el gobierno electo intervenga, para preservar así la tranquilidad y paz de la nación, como si eso fuera su obligación y exponiendo a ese gobierno, como en Brasil, a asumir tareas que no le corresponden y provocando con ello situaciones de crisis que a nadie favorecen y que parecen destinadas a, desde hoy, provocar una inquietud destinada a crear situaciones ficticias de desestabilización social? ¿Por qué seguir provocando que los 30 millones que votamos por AMLO digamos ¡Basta! una vez más para que dejen gobernar en paz al gobierno que en paz ganó las elecciones?

A nadie conviene mantener la inquietud que prevalece en el país. Por alguna razón extraña se quiso cogobernar conjuntamente entre el que se iba y el que iba llegando. Se consideró que eso era lo más conveniente. Pero hasta hoy no se conocen las causas verdaderas de ese pacto. Sabemos sí, que a uno, para nada le afecta el dejar de gobernar; para él (EPN) eso sólo representa evadir su responsabilidades de gobierno, como desde hace un mes lo viene haciendo. Mientras que para el otro (AMLO) gobernar desde ahora el país quiere decir asumir responsabilidades que, legalmente, no le corresponden y por ende lo exponen a asumir riesgos que continuamente lo obligan  a intervenir para que el país mantenga la calma en tanto llega el momento de asumir legalmente la presidencia del país y entonces sí qué se debe hacer y qué no.

Habría que entender, lo tienen que entender sobre todo quienes están ahora provocando, que 30 millones de votantes están allí, firmes, defendiendo al gobierno por el cual votaron. Hasta el final o la Victoria Siempre.

*Profesor jubilado de la UPN

gomeboka@yahoo.com.mx

 

Comentarios

comentarios