fbpx Investigador de CONACYT señala las partículas suspendidas como causantes de gran número de enfermedades | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO , 4 de Agosto (AlmomentoMX).-   Omar Amador Muñoz investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM , dedica su investigación al estudio de las partículas suspendidas , ya que para él, este grupo de sustancias es el mayor problema de salud humana cuando se habla de contaminación atmosférica.

La contaminación del aire ha sido clasificada como cancerígena para los seres humanos, esto según la IARC.

Dentro de la enorme cantidad de contaminantes atmosféricos sobresalen por su toxicidad las partículas suspendidas, el púnico componente que de manera particular ha sido considerado cancerígeno.

Las partículas suspendidas son aquellas minúsculas fracciones  de sólidos, diminutos gotas de líquido o partículas formadas por la mezcla de ambas, que se producen cuando un combustible es quemado, al encender un auto o al realizar un proceso industrial, cuando hay incendios accidentales o intencionales, o bien cuando se quema basura.

Dependiendo del tamaño de las mismas, estas pueden llegar a la parte interna de los pulmones y penetrar al torrente sanguíneo, donde se reparten a otras partes del cuerpo.

De hecho una de las características más peligrosas de estas partículas es su tamaño, ya que ente más pequeña se la masa de la sustancia mayor la probabilidad de que penetren al torrente sanguíneo a través de los pulmones.

Las partículas suspendidas se asocian a enfermedades como el cáncer del pulmón, de vejiga, accidentes cerebrovasculares, la aterosclerosis, enfermedades del sistema inmunológico, enfermedades neurológicas como el párkinson y el alzhéimer, y recientemente con la diabetes.

Existen diferentes normas para regular la cantidad de partículas suspendidas, una de las más estrictas es la propuesta por la OMS, que busca lograr el nivel más bajo posible de las mismas, pero para lograrlo sería necesario modificar la forma en que los habitantes de las ciudades se transportan, la forma en que hacen agricultura y en la que funcionan en la industria.

El norte de la Ciudad de México es la zona con mayor concentración de partículas suspendidas de la ciudad, este debido a que durante el día los vientos dominantes soplan  de norte a sur, trayendo consigo partículas provenientes del suelo de las zonas agrícolas aledañas o de las áreas erosionadas de la región. Además, a esto se suman los contaminantes generados por las industrias y los automóviles, explica Omar Amador.

Existen diferentes medidas para reducir el problema de los contaminantes, una de las que más ha mostrado efectividad es la plantación de árboles, junta a esta y otras medidas cabe resaltar que también son importantes los esfuerzos individuales, evitando las quemas intencionales al aire libre, sea de basura o como método de agricultura.

El investigador Omar Amador señala también la importancia de controlar y actualizar las flotas vehiculares  y opina que el gobierno de la CDMX está haciendo un trabajo adecuado en este tema.

Para finalizar el investigar insiste en que “es muy importante hacer conciencia de este problema, porque la contaminación atmosférica la ocasionamos todos y todos somos responsables, todos, y tendríamos que motivar a otros para hacerlos conscientes de lo necesario que es cuidar el aire, pues desgraciadamente una fracción del asunto está relacionada con problemas de corrupción, de no verificar bien los vehículos y de no dar mantenimiento a todo lo que usamos y que emite contaminantes a la atmósfera que al final todos vamos a respirar”.

 

 

AM.MX/kcc

Comentarios

comentarios