fbpx Invertirán este año mil 200 mdp en la Selva Lacandona
l
Se busca atender zonas como la Biosfera Montes Azules 

TUXTLA GUTIÉRREZ, 30 de enero (Al Momento Noticias).-  Instituciones del sector agropecuario y ambiental, tanto federales como estatales, aplicarán de manera coordinada programas y recursos por mil 200 millones de pesos este año en la Selva Lacandona.

El delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Amado Ríos Valdez, dijo que los recursos son para proteger los ecosistemas, garantizar el desarrollo de infraestructura básica, la producción y la seguridad alimentaria, en beneficio de 50 mil habitantes.

El funcionario explicó que las convocatorias, propuestas y proyectos serán acordados de manera interinstitucional, para poder decidir dónde y cómo se aplican para cada comunidad de la región.

Puntualizó que lo básico ahora es trabajar de manera coordinada, para lo cual se realizan reuniones a nivel central a fin de acordar los procedimientos a seguir y de canalizar los recursos económicos para la zona.

En entrevista, indicó que se busca atender todas las áreas de ese lugar, por lo que se abarcará la Comunidad Zona Lacandona, donde se ubican las poblaciones de Frontera Coronal, Naha, Metzabok, Lacanja, Nueva Palestina, la región Cañadas y Reserva de la Biosfera Montes Azules.

Asimismo, prosiguió Ríos Valdez, los territorios de los municipios de Ocosingo, Maravilla Tenejapa, Benemérito de las Américas, Las Margaritas y Marqués de Comillas.

“Tratamos de que cada comunidad y municipio tenga proyectos para que la gente desarrolle una actividad productiva sustentable que disminuya la presión sobre la Reserva de la Biósfera Montes Azules”, anotó.

Refirió que buena parte de la presión ocurre por una necesidad económica y hay que resolver con planeación, organización y ordenamiento territorial.

El funcionario dijo que “hay que reconocer que existen poblaciones asentadas de manera ilegal en la zona de 20 años a la fecha, con quienes se está acordando mecanismos de reubicación”.

Esto, añadió, debido a que no es posible regularizar la tenencia de la tierra para esas 10 o 12 localidades, aunque no se trata de invasión masiva, sino de asentamientos humamos pequeños compuestos de tres a diez familias.

“Lo que no queremos es un desalojo que genere violencia, sino una reubicación mediante el diálogo en otras zonas del estado, la negociación es un proceso largo y esperamos que se pueda concluir en este año, o al menos avanzar, tiene que ser un proceso acordado”, puntualizó.

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *