fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de febrero (AlMomentoMX).- El jugador del Partizán de Belgrado, el brasileño Everton Luiz, abandonó el campo entre lágrimas después de haber sido víctima de insultos racistas por parte de un sector de la grada del Rad de Belgrado.

Cada vez que Everton Luiz (28 años) tocaba el balón se escuchaban gritos de mono procedentes de un sector de la hinchada del Rad. Incluso, poco antes del final, el partido fue interrumpido brevemente cuando hinchas del Rad lucieron una pancarta con un mensaje insultante contra el brasileño.

Cuando el árbitro pitó el final del partido, Everton Luiz se dirigió a esos hinchas del Rad para dedicarles un gesto despreciativo con el dedo levantado. Ese gesto provocó un gran enfado entre los jugadores del Rad, que se encararon con el brasileño.

La policía tuvo que intervenir para poner fin a la disputa en el terreno de juego.

En las imágenes repetidas por la televisión serbia se ve a Everton Luiz salir del campo llorando y siendo consolado por sus compañeros.

“No pude retener las lágrimas porque recibí insultos racistas desde la grada en los 90 minutos”, afirmó el futbolista, quien señaló que le impactó la actitud de los jugadores rivales, los cuales apoyaron ese comportamiento.

El partido fue ganado por el Partizán (1-0), que se mantiene segundo en la clasificación, con 51 puntos, por detrás del Estrella Roja, que tiene 6 puntos más.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios