fbpx ¿Insistirán en joder barrio San Ángel?- IV/V
l
Casa de la Cultura “Jaime Sabines”

Gregorio Ortega Molina

*El argumento final es que todos los vecinos del barrio debieran acoger con beneplácito el programa de pueblos mágicos, porque es de orden federal e inundará con dinero fiscal las arcas de la Delegación Álvaro Obregón

*Existen por lo menos 4 hoteles boutique operando de manera irregular y se pretende que con el pretexto de ser Pueblo Mágico se regularicen y se construyan más. Sin importarles si acaban con la zona o no

¿Qué motiva la confrontación entre vecinos? ¿La especulación en bienes raíces? ¿La apuesta a un boom inmobiliario? ¿Es un problema generacional, entre autollamados representantes vecinales jóvenes, y otros no tanto? La actitud es cercana a la violencia verbal.

Mientras estoy atento a las respuestas del ingeniero Fernández del Valle, llega a mis manos un volante de la Fundación Procultura San Ángel, A. C., con página de Internet sanangelpueblomagico@gmail.com, del que tomamos lo medular.

“No nos corresponde contestar a quien calumnie con agresiones y mentiras la propuesta de que nuestro querido San Ángel sea denominado el primer Pueblo Mágico de la Ciudad de México.

“Nuestro propósito es claro: ¡No al cambio de uso de suelo!, ¡No a los bares, hoteles, discos!…, como lo hemos probado y hecho; ¡Sí a la intervención de los Comités Ciudadanos de San Ángel, San Ángel Inn y Tlacopac!; ¡Sí al decreto que reconoce a San Ángel el estatus de patrimonio histórico y cultural de la Ciudad y Sí a la lucha para obtener el apoyo local, el de la República y el de la opinión pública interesada!…; en consecuencia, ¡Sí a la reparación de drenajes, la rehabilitación de la red de agua potable, el retiro de la “postería” de luz, y su remplazo por mecanismos idóneos (red subterránea y luminarias adosadas a los muros)!; ¡Sí a la rehabilitación del empedrado y banquetas! ¡Sí al mantenimiento de plazas y parques, al respeto al Centro Histórico y las zonas protegidas! ¡No a la caprichosa voluntad de negar a San Ángel los recursos de un programa federal que ni puede ni quieren agraviar un recurso de los mexicanos y de la Ciudad!”.

El argumento final es que todos los vecinos del barrio debiéramos acoger con beneplácito el programa de Pueblos Mágicos, porque es de orden federal e inundará con dinero fiscal las arcas de la Delegación Álvaro Obregón, para hacer las obras de mantenimiento que debieran hacerse con el dinero del pago del impuesto predial de las casas habitación, de los negocios legales e ilegales, de los bares, que sí existen, de las tienditas y misceláneas y los “entres” que dejan los dos mercados ambulantes que se instalan, uno en la calle de Río San Ángel y otro en Tlacopac.

¿Por qué dieron permiso a restaurantes sin tener estacionamiento, y los automóviles de los comensales que llegan a consumir ocupan las calles donde no queda espacio para que otros vehículos puedan transitar?

Dejo de lado la confrontación verbal de alguna de las representaciones vecinales cuyo número de adherentes es una incógnita, y busco la otra respuesta del ingeniero Enrique Fernández del Valle.

¿Qué significaría uno o varios hoteles en la zona, o exceso de restaurantes y bares?

Entre los giros de más alto impacto aparte de los de asistencia masiva, (estadios, cines, teatros) están los hoteles y los hospitales. Los hoteles por la complejidad de su operación requieren de gran cantidad de empleados tanto para su operación como administrativamente.

De ahí que en todos los programas de desarrollo urbano se asignen corredores específicos para este tipo de giros, lo cual no es el caso de San Ángel. Un hotel conlleva además de los cuartos, servicios de restaurant, bar, centro nocturno, áreas recreativas y de deporte y los servicios propios de lavandería, mantenimiento, etc. y que una vez otorgado el permiso de hotel vienen en automático.

Es más ya existen por lo menos 4 hoteles boutique operando de manera irregular y se pretende que con el pretexto de ser Pueblo Mágico se regularicen y se construyan más. Sin importarles si acaban con la zona o no.

Irregularidad en el uso del suelo 4

En Reyna 99, en un predio de uso unifamiliar de 122 metros cuadrados, se realiza una remodelación para convertirlo en SPA.

SPA REYNA

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *