fbpx

inmujeresCIUDAD DE MÉXICO, 22 de enero (SemMéxico/Al Momento Noticias).- Un grupo de trabajadores -38 mujeres y 5 hombres- del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, fueron despedidos sin previo aviso.

Algunos con más de ocho año de laborar, perdieron su fuente de trabajo al ser víctimas de violaciones laborales por parte del Gobierno de la Ciudad de México, según declaraciones puntuales de las y los afectados.

Las y los trabajadores despedidos que se plantaron frente al edificio del Inmujeres de la Ciudad de México (CDMX), responsabilizaron de su despido, en primer lugar, a la Directora Teresa Incháustegui Romero, y señalaron a SemMéxico que el despido es una represalia por haber tomado las instalaciones de ese instituto, en protesta por haberles reducido sus ingresos laborales.

En total son 43 trabajadores despedidos, quienes señalaron  que desde inicios del año 2015 observaron que, sin ser informados, habían sido insertados en la llamada “Nómina 8”, que echó a andar el gobierno de Miguel Ángel Mancera en 2014, para formalizar a empleados de la administración capitalina contratados por honorarios.

En su caso, dijeron, la Nómina 8 resultó ser una trampa, pues significó una reducción importante de sus ingresos, además de que se les descontaba su aportación al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), sin realmente contar con ese servicio.

Las autoridades de su centro de trabajo se comprometieron, a mediados de 2015, a una “re nivelación” de sus salarios que no se hicieron efectivos, lo que incrementó el descontento de las y los trabajadores que el pasado 1 de diciembre tomaran las instalaciones del Inmujeres CDMX por unas horas, debido a la intervención de autoridades del gobierno de la Ciudad de México.

La respuesta a sus demandas fue positiva porque les retribuyeron todos los pagos atrasados en el mismo mes de diciembre, y para protegerse de posibles represalias acudieron a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, institución que recomendó a Inmujeres CDMX abstenerse de actuar en contra suya.

Sin embargo, las autoridades no escucharon la recomendación porque al presentarse a su fuente de trabajo el pasado 11 de enero, después de las vacaciones del fin de año, les impidieron la entrada y les avisaron que ya no laboraban en ese lugar.

Inmujeres CDMX lanzó, al mismo tiempo, una convocatoria abierta para ocupar las 43 plazas, por las cuales pueden concursar los mismos despedidos, cosa que han hecho puntualmente.

Explicaron también que todo el procedimiento relacionado con su despido laboral ha sido ilegal, pues supuestamente ellos ya pertenecían a la Nómina 8 que precisamente fue implementada para la estabilidad de su trabajo, y ahora resulta que han quedado despedidos.

Hicieron la aclaración de que eso no puede proceder dado que ni siquiera han sido publicados los lineamientos del Programa de Estabilidad Laboral –que lanzó la Nómina 8- para el año 2016, sobre los cuales deben basarse para determinar las condiciones laborales de las y los trabajadores sujetos a ese sistema.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *