fbpx Inician pruebas en tramo rehabilitado de Línea 12

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de septiembre (Al Momento Noticias).- La Sobse inició pruebas dinámicas en el tramo elevado de la Línea 12 del Metro, para determinar si el programa de rehabilitación aplicado fue el correcto.

Foto: Excelsior
Foto: Excelsior

“El 1 de septiembre revisamos los aparatos de vía, pero las pruebas más importantes las realizaremos del 4 al 6 de septiembre, cuando circulará el tren modificado sobre la vía rehabilitada, con esto garantizaremos que la Línea 12 tenga una operación adecuada y confortable”, detalló Edgar Tungüí Rodríguez, titular de la Secretaría de Obras y Servicios del Distrito Federal (Sobse).

Este viernes, un tren modificado, según especificaciones de Systra, recorrerá la zona de pruebas, ubicada en las curvas 11 y 12, entre las estaciones Zapotitlán y Nopalera, para analizar el comportamiento del material rodante y la vía, con el fin de dar certeza de que todas las acciones correctivas aplicadas en el viaducto elevado de la Línea 12 permitirán una operación segura.

La zona de pruebas quedó habilitada desde el 25 de agosto, fecha en que se terminaron de colocar captores, acelerómetros, giroscopios, sensores láser, medidores de torsión y cámaras de video.

El funcionario capitalino detalló que los resultados de las pruebas se obtendrán al día siguiente y su análisis completo será entregado a las autoridades capitalinas en octubre.

Tungüí Rodríguez  explicó que en estas pruebas circulará un tren adaptado por  1.6 kilómetros del tramo habilitado para medir los esfuerzos, vibraciones, desplazamientos, ángulos de ataque y el comportamiento general de las cuatro primeras ruedas de cada vagón, material que será registrado en video.

Para iniciar con las pruebas dinámicas, la Sobse entregó rehabilitado totalmente el intertramo Zapotitlán-Nopalera, en el que también se cambiaron mil 25 metros de vía.

Esta zona es la que resultó con mayores afectaciones de desgaste ondulatorio y es en la que durante 2014 se realizaron las pruebas para generar el diagnóstico y dictaminar las acciones correctivas.

Las curvas 11 y 12 son la más cerradas de los 14.5 kilómetros del viaducto elevado, por ello las pruebas se realizarán en este tramo.

Para habilitar esta zona de prueba, la Sobse desmanteló la vía cortando paneles de nueve metros, posteriormente colocó todos los nuevos elementos de vía: riel, durmientes, balasto y fijaciones.  Además, se realizó la nivelación de la vía con multicalzadora y se ajustó la catenaria, que es el cable por el que circula la energía y permite la operación del corredor de transporte.

AMN.MX/dsc/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *