fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre (Al Momento Noticias).-  La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) anticipó que la inflación general se mantendrá por debajo del 3.0 por ciento el resto del año y para 2016 se estimaron niveles cercanos a ese porcentaje.

Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

El 29 de octubre pasado se decidió por unanimidad mantener en 3.0 por ciento el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día.

La Junta de Gobierno del Banxico decidió mantener esta cifra debido a que estimó que la postura monetaria vigente es conducente a afianzar la tendencia a la meta permanente del 3.0 por ciento.

Se consideró la posibilidad de que ante un nuevo deterioro de las condiciones en los mercados financieros internacionales, el peso retome una tendencia hacia la depreciación que se podría manifestar en la dinámica de formación de precios y de sus expectativas.

Sin embargo, destacaron la posibilidad de que la actividad económica en el país tenga un mayor dinamismo, para que la cotización de la moneda nacional revierta parte de la depreciación que acumuló en los meses previos y continúe registrando reducciones en los precios de los servicios de telecomunicaciones y algunos energéticos.

La mayoría de los miembros de la Junta resaltaron que la inflación ha mantenido su tendencia a la baja alcanzando niveles mínimos históricos y que hasta ahora, el cambio en precios relativos derivado de la depreciación del tipo de cambio real se está dando de manera ordenada y gradual.

En cuanto a la evolución de la economía mexicana, la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico estimaron que continúa presentando un crecimiento moderado, por lo que el ritmo de crecimiento de la actividad económica aumentará de manera gradual en los próximos meses, estimulado tanto por la demanda interna como por la externa.

Coincidieron en que prevalecen condiciones de holgura en la economía en su conjunto y en el mercado laboral, por lo que no se anticipan presiones generalizadas sobre los precios provenientes de la demanda agregada, ni de los mercados de insumos.

Ante la posibilidad de que la complejidad del entorno externo se mantenga durante un periodo prolongado, aseguraron que es fundamental mantener un marco macroeconómico sólido en nuestro país.

Para ello, apuntaron, será necesario ajustar la postura de política monetaria de ser necesario e implementar adecuada y oportunamente las reformas estructurales.

En suma, la Junta de Gobierno del Banxico consideró que las condiciones de la economía siguen mostrando debilidad, por lo que la inflación general continuará descendiendo y se espera que se mantenga por debajo del objetivo durante lo que resta del 2015.

Sin embargo, las posibles acciones de política monetaria de la Reserva Federal podrían tener repercusiones sobre el tipo de cambio, las expectativas de inflación y, por ello, sobre la dinámica de los precios en México, precisaron los miembros de la Junta.

Por lo tanto, la Junta de Gobierno se mantendrá atenta a la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazo.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *