fbpx

FRANCISCO RODRÍGUEZ

Habitantes de colonias densamente pobladas de Ciudad de México empezaron la repulsa hacia los brigadistas de Morena. De los condominios de Tlatelolco, de Gustavo A. Madero, de la colonia Roma de Iztacalco, Álvaro Obregón e Iztapalapa surgió un rechazo uniforme a quienes están lucrando con el voto en nombre del partido oficial… y del Presidente de la República.

En todos lados, los brigadistas llamados “siervos de la nación” han sido corridos e insultados ipso facto, con todo y libretitas conteniendo los nombres de beneficiarios de programas sociales y chalequitos marrón cuando se presentan a preguntar el sentido del voto. Es ya una vergüenza nacional.

Ha sido y es un abuso. Y los ciudadanos proverbialmente informados han expresado su repulsa hacia esas actividades ilícitas que, según la ley, merecen pena de cárcel para los promotores a sueldo del gobierno. Por eso entre los promotores y los jefes burocráticos ha cundido el desconcierto.

Ha sido una estrategia fallida, como todo lo demás, surgida de las mentes enfebrecidas de quienes creen que pueden abusar de las necesidades de vacunas y apoyo de la población. Nada justifica que estas personas se presten servilmente a un proyecto tan desquiciado. Ellos y sus jefes inmediatos y superiores merecen un castigo ejemplar.

Una reacción que no esperaban: rechazo popular

En algunos lugares se les ha recordado, a ritmo de mentadas, que las campañas de vacunación del pasado reciente jamás pusieron como condición para la atención sanitaria obligatoria la obligación de votar por el partido en el gobierno. Incluso, la semana de la vacunación, que logró inmunizar a diez millones de personas de todas edades, fue eliminada para dar paso a esta extorsión criminal.

Durante las campañas de vacunación contra la poliomielitis, la tosferina, la viruela, el sarampión, la influenza, la tuberculosis y el tétanos jamás se estableció la condición ñoña de presentar la credencial electoral y comprometerse a apoyar un trato político injusto de esta naturaleza. Las experiencias de las personas que se han presentado en los módulos oficiales han causado un rechazo generalizado.

México ha asumido su condición de país en edad adulta

‎Se prendieron las luces de alerta en Palacio Nacional. El cacique de turno hizo una rabieta monumental al enterarse y amenazó, como es su costumbre, a los responsables del programa de marras de cesarlos en sus funciones si no dan de inmediato los resultados que espera.

Hay un ambiente de crispación ciudadana y de abatimiento burocrático ante la gran respuesta de la población.

Todos lo han callado. Se trata de una reacción que no esperaban. Trepados en el macho creían que iban rumbo al éxito electoral, y sucede que han caído en ‎un bache imposible de salvar. No se puede cumplir con los deseos salvajes del hombrecillo de Tepetitán, sin causar el rechazo, ni evadir el castigo de las leyes.

Se ha comprobado que no todos reaccionan como los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, empeñados en ponerse de tapetes para todos los caprichos del “caudillito”. México ha asumido su condición de país en edad adulta y no se dejará embaucar en esta esquizofrénica aventura.

Ya se les empieza a voltear el chirrión por el palito

Las caras de asombro del operador fantástico de los programas electorales y de los padrones de beneficiarios, Gabriel García Hernández, y del operador financiero, aquél cobrador‎ de los derechos de piso de los casinos de juego autorizados por la Secretaría de Gobernación, Ricardo Peralta, y de los jerarcas nacionales del partido oficial son de película.

Los habitantes de la capital nacional, y pronto tendremos noticias‎ de que los pobladores de los estados se han concientizado de sus derechos. No es posible el tratamiento de menores de edad a quienes han soportado los errores graves del aparato público, a quienes han sobrellevado todas las crisis provocadas por estos dementes. Todo tiene un límite. Las preferencias electorales ya no pueden comprarse con sobornos pueriles de este jaez. Ya se les empieza a voltear el chirrión por el palito.

Comienzan a derribarse todos los mitos de la Cuarta Corrupción

Han sido engañados por las encuestas pagadas que ellos mismos mandan a levantar. Creen de veras que los resultados de Mitofski y ad láteres empresariales avalan cualquier desprecio a las leyes, cualquier absurdo político para permanecer en el poder absoluto. Esa es una leyenda de cuando los perros se amarraban con longaniza.

Se comprueba que los nichos donde se levantan las encuestas de marras están previamente determinados, y no cambian aunque el barco se hunda. Se comprueba que al menos en las zonas más pobladas de la capital de la República los niveles de aceptación y de popularidad del “caudillito” ya valen lo que se le unta al queso.

Comienzan a derribarse todos los mitos de la Cuarta Corrupción, para dar paso a los datos duros de carne y hueso. Se comprueba aquél acierto de que nadie puede engañar a todos, todo el tiempo. ¡Bienvenidos a la terca realidad! Atrás quedó el mundo de Peter Pan, atrás quedó el país de nunca jamás.

Están realmente desesperados ante la reacción cívica

Se acercan las elecciones intermedias, la prueba de fuego para los incapaces. Y por lo visto, ya empiezan a preguntarse en las mesas de análisis de los altos círculos de la política cuáles son los procedimientos ensayados que podrían ser eficaces para el monumental fraude electoral. No podía esperarse algo menos.‎ Están realmente desesperados ante la reacción cívica. Ya vieron la puntura de la madeja.

Algunos proponen, como en el pasado, determinar en la noche electoral que se cayó el sistema de cómputos. Otros, que el Ejército, comprometido al menos en la cúpula castrense de Santa Lucía, del Tren Maya y de Dos Bocas, en la administración de aduanas, en la entrega de libros de texto, en la construcción de todo lo que se le ocurra al poderoso, y en todo lo que reporte pingües ganancias a los entorchados de ocasión…

… tome de inmediato las casillas donde se detecte que van perdiendo. Que provoque el enojo y el enfrentamiento ciudadano, para que proceda la anulación de las elecciones. Todos los procedimientos del rancho grande para hacer que prevalezca la voluntad del empoderado de Palacio Nacional. Todavía creen que las protestas ciudadanas están pintadas.

La fuerza de Morena y sus partidos satélites no existe

Y a estas truculencias han llegado por observar y estar conscientes que Morena no tiene los cuadros y los operadores para otro tipo de manejos, que irían desde el control de las casillas, hasta el “ratón loco”, la manipulación de las rutas que escogen los votantes para ir a las casillas, hasta el conteo mañoso de las actas de escrutinio.

Todo procedimiento electoral es nulo, a falta de cuadros militantes y operadores electorales que les consigan otros resultados. La fuerza de Morena y sus partidos satélites no existe para una empresa electoral de ese tamaño. Como eso no se tiene, tendrán que recurrir a la fuerza del gobierno y al Ejército para ejecutar el golpe el próximo seis de junio, si el voto de la población no es aplastante.

Contra animadversión ciudadana no hay tirano que valga

La neta es que la hora de la verdad se acerca, inexorable. Seremos testigos de un acontecimientos social que rebasa ya todas las predicciones oficialistas sobre los niveles de sumisión de un pueblo engañado y burlado sistemáticamente por descerebrados.

Las redes sociales han jugado un papel fundamental en esta protesta ciudadana. Están a punto de demostrar que contra la inteligencia popular y la animadversión ciudadana no hay tirano que valga. El plato ha sido colmado.

¿No cree usted?

 

Índice Flamígero: Hace una semana, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró “ofensivo” que se le acuse de usar la aplicación de vacunas anticovid a los mayores de 60 años para beneficiarse en las elecciones intermedias del próximo junio. “No somos iguales a los anteriores, porque realmente es hasta ofensivo que nos comparen. Nosotros venimos de una lucha democrática en donde nos opusimos siempre –y por convicción nos vamos a seguir oponiendo– a la manipulación, al uso de los programas sociales de las acciones de gobierno con propósitos electorales. No somos iguales”, expresó durante su conferencia matutina. Pero…

https://www.indicepolitico.com
indicepolitico@gmail.com
@IndicePolitico
@pacorodriguez

Comentarios

comentarios