fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de diciembre (AlmomentoMX).- El mayor desafío de la industria automotriz mexicana, ante el complicado entorno internacional, es incentivar el mercado interno; no puede caer el consumo, pues es un elemento indispensable para el crecimiento del sector. Además, se tiene que renovar el parque vehicular, porque el 70 por ciento es chatarra, apuntó el presidente de la Comisión Especial de la Industria Automotriz, diputado Ricardo Sheffield Padilla (PAN).

Otro reto, enfatizó, es observar de forma muy puntual lo que proponga el nuevo gobierno de Estados Unidos en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya que el presidente electo Donald Trump insistentemente mencionó a esta industria durante su campaña política.

En entrevista, Sheffield Padilla apuntó que los legisladores mexicanos deben mantener una estrecha y continua comunicación con sus homólogos de Estados Unidos y Canadá, con el propósito de compartir números y visiones. “Hemos sido socios durante muchos años, vecinos desde siempre, y ahora se nos presenta un reto que obliga a dialogar, conocer y tenernos confianza”.

“Estamos casados como economías, y la verdad es que a nadie conviene un divorcio; en todo caso, platiquemos los términos de esta convivencia, para que sea benéfica a todos”, sostuvo.

El legislador de Guanajuato urgió a fortalecer el mercado interno, ya que es un elemento indispensable para el crecimiento del sector automotriz y de la economía en general, a través de aumentar la tasa deducible anual al adquirir un vehículo nuevo. Sólo así habrá un incentivo fiscal a la renovación de las flotillas. “El tema de la deducibilidad de los automóviles se ha actualizado y es más realista”.

Aseguró que existen muchas quejas ciudadanas en torno a la seguridad en las carreteras, que se asocian en gran parte con la renovación del parque vehicular de tractocamiones y autobuses; entre más nuevos sean los automotores menor contaminación y mayor protección en las calles y carreteras.

Enfatizó que el problema es la gran cantidad de unidades chatarra que circulan en el país y no cumplen en absoluto con las normas ambientales básicas ni en seguridad, por lo que se deben lograr las condiciones para renovar ese parque.

“El 70 por ciento del parque vehicular es chatarra; incluso, un buen porcentaje de estos autos no cumple condiciones favorables a nivel técnico y no están regularizados, alentado una serie de problemas ambientales, de salud y económicos”, resaltó.

El diputado panista aclaró que no se trata de renovar el parque vehicular de un año para otro, sino de construir las condiciones que permitan a los mexicanos cambiar sus autos para proteger el medio ambiente y brinden mejores condiciones de seguridad cuando circulan.

Mientras se fortalezca el mercado interno, la industria también lo estará, porque adquirir un auto representa una parte muy importante del patrimonio familiar y eso repercutirá en las exportaciones automotrices. “Se podrá dinamizar la demanda, siempre y cuando se mejoren las condiciones de apoyo en lo fiscal y, con ello, los plazos, que es lo que permite renovar el parque vehicular”.

Sheffield Padilla consideró que sí existen planes crediticios suficientes para alentar y aumentar el consumo nacional de automotores, sólo faltan incentivos fiscales a estos programas para ampliar los plazos de pago de un vehículo.

Incluso, se pueden lograr las condiciones del mercado de autos norteamericano, donde los consumidores ni siquiera terminan de pagar las mensualidades contratadas, cuando ya tienen la oportunidad de renovar su unidad, concluyó.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios