fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de noviembre (Al Momento Noticias).- El  Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reconoció a Mario Vázquez Ruvalcaba por su más de 60 años dedicados a la museografía y ser impulsor de esta disciplina en México.

En el homenaje, realizado en el Museo Nacional de Antropología, la directora general del INAH, Teresa Franco, aseguró que este agradecimiento es un acto de “justicia memoriosa” para quien ha mantenido por seis décadas un férreo sentido de servicio, con una mente “lúcida, penetrante y divertida”.

Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

“Resulta una excelente oportunidad para reconocer a uno de los más destacados profesionales que ha delineado las posibilidades de lo expositivo; las formas de comunicar el patrimonio a través de las diversas lecturas de los objetos y las colecciones que han ido conformando el patrimonio cultural y se han convertido en los depositarios de la memoria nacional”, destacó.

En reconocimiento a su labor, el INAH inaugurará una cátedra con el nombre de Mario Vázquez Ruvalcaba; además, se reeditó el libro Charlas con la museografía. Memoria museológica y museográfica de Mario Vázquez Ruvalcaba, escrito por las hermanas Martha y María Vela Campos.

Durante el evento, Vázquez Ruvalcaba se reconoció como un “romántico” que junto a sus compañeros y amigos Jorge Angulo Villaseñor e Iker Larrauri, recibió toda la confianza de Eusebio Dávalos Hurtado, entonces director del INAH, para hacerse cargo de la integración de las salas de lo que sería el flamante Museo Nacional de Antropología, inaugurado en septiembre de 1964.

Dejó claro que es un hombre que confía en el futuro de los museos, pues a pesar de la competencia que representan la televisión, los teléfonos móviles de última generación y otras tecnologías, “ahí vamos. Los museos están funcionando con relación a su sociedad”.

En el homenaje se proyectó un video con la semblanza del homenajeado; en el mismo filme, Vázquez Ruvalcaba compartió comentarios sobre lo que hace exitosa una exhibición museográfica, como el uso de la luz para resaltar los detalles más exquisitos de una pieza; la “dosificación” de la colección para crear “sorpresas”, “pero lo más importante es que la exposición inspire, deleite, enseñe”.

Por su parte, Antonio Saborit, director del Museo Nacional de Antropología, afirmó que el homenajeado es “una persona que se esmera en la ejecución de las cosas, que las trata con diligencia, que se desvela en escudriñar las que son muy ocultas y reservadas, que desordenadamente desea saber las cosas que no le pertenecen y que reconoce el valor de lo que está dispuesto con mucho aseo, con mucho primor”.

En tanto, José Enrique Ortiz Lanz, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del INAH, resaltó que dentro de su labor como formador de nuevos cuadros, Vázquez Ruvalcaba educó con el ejemplo.

“Mario Vázquez pertenece a una generación singular dentro del mundo de la museografía. Con una sólida preparación tanto en las ciencias sociales como en las humanidades. Una generación que estableció las bases de la práctica en los museos y propuso por primera vez las figuras del lenguaje que seguimos empleando en los montajes actuales”, expresó.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *