jueves, abril 18, 2024

HOMO ESPACIOS:: Cultura… ¿a dónde vamos?

Por Glen Rodrigo Magaña

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, informa sobre los logros alcanzados en 2023 entre los que destacó programas como Cultura Comunitaria, el Encuentro de Arte Textil, ORIGINAL, la entrega de inmuebles dañados por desastres naturales y las alianzas internacionales. Analizamos los pendientes, como son los recintos faltantes del proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura, así como la definición de la Ley General de Cinematografía. Además, detallamos el contexto político de cara a las elecciones de 2024, con un análisis de las propuestas de Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez para el ámbito cultural.

 

Reporte 2023…

En un encuentro con medios, el pasado 19 de diciembre en el Complejo Cultural Los Pinos, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero informó sobre los avances realizados en 2023. 

Cultura Comunitaria ha logrado el posicionamiento de cerca de 450 Semilleros Creativos a nivel nacional, se han llevado a cabo 21,000 actividades con perspectiva comunitaria y se han entregado 1,500 instrumentos y accesorios musicales. El Encuentro de Arte Textil, ORIGINAL, engloba a mil 100 comunidades y representantes artesanales de todo el país. Ambos programas, se encuentran en crecimiento, atendiendo a municipios con alta vulnerabilidad y marginación. 

En reconstrucción, Secretaría de Cultura entregará en su totalidad inmuebles dañados por sismos y catástrofes naturales el próximo año, la restauración hasta el momento es de 2,344 inmuebles afectados por los sismos de 2017 y la atención a recintos culturales emblemáticos como el Palacio de Bellas Artes, diversos museos ubicados en Chapultepec, así como otras edificaciones pertenecientes al INBAL e INAH. Además, es una de las secretarías de estado más enfocadas en el apoyo a Guerrero tras la devastación de OTIS.

En cifras, la secretaria Frausto señaló que durante su administración se han realizado 2.8 millones de actividades culturales, con un promedio diario de 1,661. Resaltó la importancia de respaldar a los creadores, con un total de 64 mil apoyos y una inversión histórica de 8,500 millones de pesos. La realización de 350 festivales con una inversión de 647.6 millones de pesos. En el ámbito del cine, se informó que se han otorgado un 26% más de apoyos, con la producción de 420 películas que reflejan la diversidad del país. 

En materia internacional, ha logrado diversas incorporaciones a la lista de Salvaguardia del Patrimonio Material e Inmaterial ante la UNESCO, al ser el Bolero uno de los logros más recientes y gracias a que México presidiera el MONDIACULT en 2022, sus alianzas con diversas naciones nos brindan una importante proyección cultural, algunos frutos lo han sido la defensa de los derechos colectivos ante el plagio de grandes marcas de moda o la repatriación de 13,422 piezas, así como campañas para frenar la venta de piezas prehispánicas fuera del territorio nacional.

Respecto a la agenda cultural, se han integrado a todos los estados del país, solo en el apartado de descentralización de la cultura, se abarca el 90% del territorio nacional cuando anteriormente sólo se apoyaba al 15% de los municipios en proyectos relacionados a temas de género, pueblos indígenas, industrias creativas, cultura alimentaria, infancias y juventudes, apoyo a talentos nacionales, así como el incremento anual del presupuesto asignado al sector cultural, mecanismos para dotar de recursos al cine y al sistema de creadores. Además, hace unos días, comenzó el registro para el Estímulo para la Incorporación Voluntaria al Régimen Obligatorio del Seguro Social de Agentes Culturales Independientes junto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Cultura, a donde vamos. Foto1

¿Qué falta? 

La entrega de la nueva Cineteca, la Bodega de Arte y algunas otras edificaciones del proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura, que lo más probables es que esto suceda entre el primero y segundo trimestre del próximo año ya que cuenta con un avance del 90%. Otro pendiente, será definir a profundidad la Ley General de Cinematografía y afinar el FOCINE con facultades mayores que permitan la continuidad y mejor accesibilidad de los recursos para garantizar la realización de los filmes, aunque también es reconocible los esfuerzos para incorporar procesos que van desde realización de guion hasta la exhibición por parte de IMCINE y Canal 22. 

Así mismo, aumentar la infraestructura y espacios relacionados a la educación artística, ya que, al ampliar el acceso a la cultura, la demanda de profesionalización se elevará. En el apartado de festivales, también necesita un enfoque más viable, ya que varios promotores no cumplen con los parámetros de una A.C. y es necesario un acercamiento, así como colaboración de autoridades locales, estatales y federales para crear más y mejores comités de productores o especialistas rotativos que cuenten con recursos para la creación o continuidad de eventos culturales, en pocas palabras incorporar e involucrar a los gestores culturales. Además, Secretaría de Cultura necesita terminar su estructuración, me refiero a que existen nuevas áreas, direcciones y espacios que deben definir su orden en el organigrama de Cultura federal. 

Lo anterior involucra no solo a Cultura federal, también a legisladores, gobiernos estatales y locales, así como a todo el sector cultural y medios de comunicación, pero todo este largo sendero que se ha logrado y lo que se está por cruzar será en vano si desconocemos el rumbo, ese destino tiene nombre y se llama elecciones del 2024.

Cultura, a donde vamos. Foto1

Definir el rumbo…

Ahora bien, tanto Claudia Sheinbaum como Xóchitl Gálvez presentaron recientemente sus cuadros de campaña, vemos las actualizaciones en lo que respecta a cultura.

Iniciemos con Claudia Sheinbaum, precandidata única de la coalición Morena, PT y PVEM a la presidencia de la república, quien semanas antes de presentarnos a su equipo de campaña, colocaba a Paco Ignacio Taibo II como uno de sus representantes de cultura, pero que siempre no, después nombró a la querida actriz y cantante Regina Orozco como su enlace de cultura y hace unos días, también sumó a la senadora y cantante Susana Harp, pero falta agregar que hace poco vimos cerca de este comité cultural de precampaña a la actual Secretaria de Cultura de la Ciudad de México, Claudia Curiel, que hasta fue entrevistada en estos días para La Jornada por Elenita Poniatowska.

En lo propuesto hasta el momento, solo conocemos que los PILARES, Faros y Utopías, que son iniciativas artísticas, culturales, de recreación y deportivas de la Ciudad de México, se replicarían en todo el país, pero esto solo generaría una mayor cantidad de recintos y lo que se requiere no es abrir más espacios, más bien recuperar los espacios públicos, los ya existentes, adaptarlos y dotarlos con recursos para fines culturales, si es así la visión la propuesta es viable, ya que esto podría convivir con los Semilleros Creativos y Cultura Comunitaria.

El trazo para realizar esta propuesta no es desde un tratamiento capitalino o de masas, es federal, ya que Secretaría de Cultura cuenta con el pulso de cada región y las necesidades culturales de cada estado son muy diversas, lectura la cual, la secretaria Alejandra Frausto y su equipo han trabajado mucho antes de asumir funciones, desde que Frausto Guerrero fue la encargada de cultura en Guerrero con proyectos de cultura comunitaria como “Cine sillita” y como directora de Culturas Populares en el ámbito artesanal así como en comunidades indígenas en tiempos de Tovar y de Teresa. Esto abre un paradigma para la próxima administración, ya que el entendimiento cultural cambió, no es solo es llenar plazas con encarecidos artistas de moda para generar dividendos, donde en su gran mayoría son únicamente moldes de un consumismo recreativo vacío entre mensajes banales o el otro enfoque que ya conocemos, cargado de elitismo. Lo que se trata es de generar arte, cultura e incentivar la creación por la paz, inclusión, el progreso, la reflexión, lo formativo y los valores, no de forma disfrazada en el consumo tóxico o envanecido que solo encarece presupuestos afectando la balanza para muchos creadores.

Claro que es primordial el acercamiento con los creadores, gestores y artistas, pero esa labor ya cuenta con un mapa, se conocen los requerimientos de los sectores artísticos y culturales, e incluso los programas que cubran estas necesidades, así  que en la continuidad propuesta por la 4T, se abren dos alternativas: perfeccionar las acciones desde la escucha y dar continuidad a las existentes incorporando nuevos proyectos de acuerdo a las necesidades o echar para bajo el esquema actual con los riesgos y descalabros que involucra una nueva ruta de aprendizaje.

Ya lo había comentado en notas anteriores, si la apuesta es la continuidad, entonces tendrá que ser alguien del equipo actual de Secretaría de Cultura o ratificar a la secretaria Frausto, seguramente esto lo saben tanto Susana Harp y Regina Orozco, quienes han sido cercanas a la administración en curso de Cultura federal. No hay que encontrar el hilo negro, el proyecto ya está trazado, solo es fortalecer esta narrativa y determinar quien estará al frente. 

En lo que respecta al bloque opositor -PRI, PAN y PRD-, liderado por Xóchitl Gálvez, apostó por Consuelo Sáizar, editora y expresidenta del Conaculta en el sexenio de Calderón, quien ya ha participado como representante cultural del panismo, por ejemplo, en el 2018, representando lógicamente a la esposa de Calderón, Margarita Zavala, quien, en aquel año electoral, declinara su postulación a la presidencia para cederlo a Anaya. Sáizar, es respetada entre un “selecto grupo de intelectuales”, nadie niega su preparación, pero su visión queda corta, es un tanto cerrada y de vuelta a la “exclusividad”, así mismo, pretende incorporar una estrategia cultural de campaña que ya realizó la secretaria Frausto en el 2018, para la editora “es necesario realizar un diagnostico sobre la vocación cultural de cada uno de los estados, enfocado en su infraestructura y consumo”, dijo en la pasada edición de la FIL de Guadalajara. 

En un acercamiento, los escenarios hasta el momento, muestran por el lado de Xóchitl, el retorno de una política cultural centralizada donde el presupuesto es asignado casi en su totalidad a grupos reducidos y privilegiados disfrazados de comunitarios. Por su parte Claudia Sheinbaum, requiere definición de su proyecto cultural que, por continuidad, tendría que ser bajo los ejes de Secretaría de Cultura y de forma clara conocer quien estará al frente de Cultura federal de ganar las elecciones del 2024, ya que esto daría certidumbre al sector y brindaría las bases tanto a Cultura federal como al gremio cultural, para trabajar en lo que ex jefa capitalina llama el “segundo piso”, a menos de que el silencio indique la continuidad de la secretaria Alejandra Frausto o en “radio pasillo” también suena el nombre de la subsecretaria de Desarrollo Cultural, Marina Núñez Bespalova… ya veremos el próximo año.

 

*Aviso que me tomaré algunas semanas para recargar la tinta, nos leemos a mediados de enero del 2024 y felices fiestas decembrinas.

Artículos relacionados