miércoles, febrero 21, 2024

Hay desigualdad en la estructura financiera global

Luis A. García*/ Círculo Latino de Estudios Internacionales (CLEI)7
*Reclamos del representante de Sudáfrica ante el BRICS.
Para economistas y estudiosos interesados en la economía global, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y otros organismos, en vez de ayudar con sus préstamos a las naciones en desarrollo las han obligado a tomar decisiones económicas y sociales negativas.
En ciertos casos han apoyado abiertamente a las fuerzas neoliberales en diversas naciones y colaborado en la fabricación de golpes de Estado mediante presiones económicas, que han tenido consecuencias irreparables.
Con la ampliación del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) del BRICS y el nombramiento de la ex mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, como su presidenta, las transacciones financieras se perfilan más beneficiosas para las mayorías, al no exigir a los gobiernos acuerdos desventajosos.
En la actualidad, los integrantes del grupo cuentan con el 40 % de la población del planeta y aportan el 31,5 % del Producto Interno Bruto mundial y la superan al G-7 (Reino Unidos, Estados Unidos, Japón, Alemania, Italia, Francia y Canadá) que tributan el 30 % del PIB del orbe.
Ya hay numerosos países que han solicitado incorporarse al BRICS: Afganistán, Argelia, Argentina, Bahrein, Bangla Desh, Bielorrusia, Egipto, Indonesia, Irán, Kazajistán, México, Nicaragua, Nigeria, Pakistán, Arabia Saudita, Senegal, Sudán, Siria, Emiratos Árabes Unidos, Tailandia, Tunes, Turquía, Uruguay, Venezuela y Zimbabwe.
Al hablar en nombre del BRICS, el embajador de Sudáfrica ante el grupo, Anil Sooklal, declaró que “se ve que hay desigualdad en la estructura financiera global, con medidas y sanciones unilaterales que se convierten en la norma diaria, y naciones que quieren tener más voz en términos de cómo evoluciona el nuevo orden internacional”.
Este es un punto fundamental para el apoyo cada vez más fuerte de los países del Sur a los BRICS que a la vez infunden miedo y la tensión en Washington y Bruselas al observar cómo avanza un mundo multipolar mientras se desmorona, sin marcha atrás, un sistema forjado para mantener el control de los grandes capitales en detrimento de la mayoritaria población del planeta.
En entrevista televisiva, el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, declaró que “el BRICS defiende la multipolaridad, el multilateralismo en las relaciones…y al defenderlos está planteando una oposición a los conceptos de la Guerra Fría, dando la posibilidad de un orden económico internacional más justo, más equitativo”.
Tras la reunión de cancilleres del BRICS efectuada a principios de junio de 2023, el escenario quedó preparado para el futuro reforzamiento del grupo en su próxima cumbre a realizarse en Sudáfrica el 22 y 24 de agosto, confirmó la entidad académica Creative Commons, respetando la libertad que posee para difundir ese tipo de acontecimientos.
*Coordinador Ejecutivo del Círculo Latino de Estudios Internacionales, Cdmx

Artículos relacionados