fbpx

neruda_asesinado_bacteriaSANTIAGO DE CHILE, 5 de noviembre (Al Momento Noticias).- Hallaron en el cuerpo del poeta Pablo Neruda el letal “estafilococo dorado”, que era desconocido en Chile en la época de su muerte, por lo que un grupo de expertos de Dinamarca, España, Canadá y Estados Unidos viajarán a Chile, la próxima semana, para intentar conocer la procedencia de la bacteria que habría sido criada en un laboratorio.

En 2011, se inició una investigación que permitió exhumar a las osamentas del autor de “Canto General”, entre muchas otras obras, a raíz de una denuncia del Partido Comunista chileno, basada en unas afirmaciones de Manuel Araya, antiguo chófer de Neruda, quien dijo que el poeta había sido envenenado por agentes de la dictadura de Pinochet mediante una inyección que le fue suministrada en la clínica en la que estaba ingresado.

El hallazgo de la bacteria, en mayo pasado, fue el resultado de pericias practicadas en el Centro de Ciencias y Técnicas Forenses de la Universidad de Murcia, realizadas en el marco de la investigación que lleva adelante el juez chileno Mario Carroza, con el objetivo de esclarecer las causas exactas de la muerte del Premio Nobel de Literatura 1971.

Esta bacteria, perteneciente al grupo denominado como metilicina resistente y considerada como altamente agresiva, es una fuente importante de infecciones generalizadas que pueden causar la muerte; pero, además, la presencia del estafilococo dorado tiene una importancia procesal y judicial, pues -según declaraciones del abogado del Partido Comunista de Chile, Eduardo Contreras-  se trata de uno de los elementos utilizados por el exquímico de la policía secreta de Augusto Pinochet, Eugenio Berríos, para eliminar a opositores a la dictadura militar.

El poeta murió cuando se aprestaba a viajar a México, por invitación del entonces presidente de ese país, Luis Echeverría y según Araya, para liderar la oposición a la dictadura.

En noviembre de 2013, un grupo de expertos chilenos y extranjeros que realizó las pericias científicas a los restos concluyó que Neruda no había muerto envenenado, pero aun así Carroza no dio por cerrada la investigación por considerar que los resultados no eran concluyentes y ordenó los nuevos peritajes.

AMN,MX/tvr/

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *