fbpx “Greg”: siempre en el ojo del huracán y en la mira de la justicia | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Al  ex alcalde de Cancún  también lo investiga Argentina por lavado de dinero

 

  • Pagó en efectivo 2 millones de dólares por 930 hectáreas
  • El “terrenito”  en la frontera norte con Brasil y Paraguay
  • En México involucrado por homicidios, narcotráfico y también “lavado”
  • Clan Sánchez Martínez: compendio delictivo
  • México y Argentina cruzan información en busca de evidencias

                                                                                    

José Sánchez López

 

gregorio-sanchezCIUDAD DE MÉXICO, 18 de junio (Al Momento Noticias).- Gregorio Sánchez Martínez, alias “Greg”, “Goyo” ó “El Ingeniero”, cual “ave de las tempestades” siempre se ha visto involucrado en líos con las justicia, sólo que ahora es investigado por el gobierno de Argentina por lavado de dinero, ilícito en el que también estuvo involucrado en México; por lo que las autoridades antidrogas de ambos países, en busca de mayores evidencias, ya intercambian información.

En esta ocasión la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina, detectó una transacción no bancarizada, esto es que se pagaron en efectivo 2 millones de dólares (26 millones de pesos, aproximadamente), por la compra de 930 mil metros cuadrados en la localidad de La Paz, provincia de Misiones, que colinda con Brasil y Paraguay.

Ante lo irregular de la operación, las autoridades argentinas iniciaron las investigaciones correspondientes y de esa manera establecieron que la adquisición del gigantesco predio fue realizada por el ex alcalde Cancún, Gregorio Sánchez Martínez quien pagó dólar sobre dólar.

Al llevar el cateo correspondiente del exclusivo terreno que el mismo “Greg” calificó como “residencial” y cuyo acceso sólo es posible con vehículos “todo terreno”, la Gendarmería Argentina sólo encontró una vivienda abandonada y prácticamente vacía, sin nada que pudiera indicar que era habitada.

Con base en las evidencias recabadas, la AFIP denunció el caso el 13 de mayo del presente y solicitó que se investigara a Gregorio Sánchez Martínez por el delito de lavado de dinero.

Una vez que las pesquisas arrojaron que también en México, Gregorio Sánchez ha sido investigado e incluso estuvo preso y sometido a juicio por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, el Ministerio Público de Argentina solicitó a su homólogo de México intercambiar información a efecto de complementar las indagatorias.

ANTECEDENTES DE “GREG”

Pero mucho antes de que Gregorio incursionara en la política, él y varios de su familia se vieron en líos con la justicia; no obstante una vez que “Greg” despuntó como político las actividades ilícitas del clan se multiplicaron con el amparo y protección del político, quien cada vez que su nombre salía a relucir, argumentaba: “se trata de campañas sucias para desprestigiarme”.

cocainaEl ex alcalde del municipio de Benito Juárez (Cancún, Quintana Roo), comenzó a hacerse famoso en el mundo del hampa desde hace 10 años, en el 2004, de acuerdo al expediente 24-C/2004, cuando ordenó a su hermano Antonio Sánchez Martínez, diera muerte a su entonces su jefe de seguridad, Hugo Hernández.

Este contrató a los sicarios Damián O’Daniel Lara Cortés, Gerardo Benjamín y Juan José Rotonda Sánchez y Juan Valente Lara Villafuerte, para que lo asesinaran, aunque poco después fueron descubiertos y detenidos.

Según declaraciones de los autores materiales del crimen, las diferencias entre Hugo y Gregorio surgieron por el reparto del botín de diversas actividades ilícitas, como el tráfico de indocumentados provenientes de Guatemala; el trasiego de cocaína, con la complicidad de su hermana Magdalena y el esposo de ésta, Carlos Gasca Sánchez y otros ilícitos.

El grupo, conforme a indagatorias, traficaba media tonelada de cocaína al mes, escondida en troncos de madera y en cajones de instrumentos musicales que eran acondicionados en el aserradero de su cuñado Carlos.

Antonio y Magdalena Sánchez Martínez, así como los autores materiales estuvieron presos en el penal de El Altiplano, pero a “Greg” no pudieron comprobarle nada.

Otro escándalo fue el de marzo de 2009, cuando el ex agente ministerial Gregorio Camacho visitó en el penal El Amate, en Cintalapa, Chiapas, al recluso Abraham que fue “madrina” del Ministerio de Justicia.

El sujeto le dijo:

“Te voy a dar un dato, ese presidente municipal que mencionan, el de Cancún, estuvo ese día (el 23 de junio de 2008) cuando cambiaron dos toneladas de cocaína por lactosa y harina, en Cancún, te lo digo porque yo estuve ahí con el general Marcos Esteban Juárez Escalera, director de la Policía Ministerial y el titular, Amador Rodríguez Lozano”.

El Presidente Felipe Calderón Hinojosa durante las exequias al General de Brigada Mauro Enrique Tello Quiñones
El ex presidente Felipe Calderón  durante las exequias al general Mauro Enrique Tello Quiñones

Un año después, el cuatro de febrero de 2009 fue acribillado el general Mauro Enrique Tello Quiñones, titular de Seguridad Pública, y sus escoltas, entre los cuales figuraba Juan Ramírez Sánchez, sobrino del multicitado “Greg”.

Como presuntos responsables, fueron detenidos Marco Antonio Mejía, director del penal de Cancún y Boris del Valle Alonso, que era asesor de “Greg” en materia de seguridad pública. Nuevamente se relacionó al edil de Cancún con el cuádruple crimen pero tampoco pudieron fincarle responsabilidades.

Antes, algunos de sus familiares también tuvieron problemas con la ley: su sobrino Omar Hernández Sánchez fue detenido por traficar cocaína y heroína de Guatemala a Tepito y otro de los hermanos de Gregorio, Feliciano, quien incluso trató de plagiar a su sobrino, uno de los hijos de Gregorio, estuvo preso en el Reclusorio Norte por secuestrador.

 

De Daniel, también consanguíneo de Gregorio, se dice que era quien “lavaba” el dinero de la familia Sánchez Martínez, ya que posee múltiples propiedades, entre las cuales destaca un edificio de tres niveles en pleno centro de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Durante varios años, “Greg” había salvado obstáculos permaneciendo libre, sin embargo la PGR ya había iniciado varias investigaciones y el 25 de mayo de 2010, horas después de que había declarado en la Ciudad de México que estaba siendo víctima de una guerra sucia para no dejarlo llegar a la gubernatura de Quintana Roo, fue detenido, acusado por delincuencia organizada, delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

corteSe le acusó de mantener vínculos con la organización de “Los Beltrán” y “Los Zetas” a los que “vendió” Cancún dos veces, por lo que fue enviado al penal de “El Rincón”, en Nayarit donde permaneció un año y dos meses hasta que el magistrado José Avalos Acosta lo exoneró de los cargos y lo puso en libertad.

Al salir fue reaprehendido por agentes de la AFI, ahora acusado por “lavar” dinero del Cártel del Pacífico, pero fue nuevamente puesto en libertad.

No obstante la PGR no lo liberó de manera absoluta, ya que para continuar con las investigaciones que lo vincularon al ilícito de lavado de dinero para la organización del “Chapo” Guzmán lo dejó libre, pero con un grillete electrónico en uno de los tobillos.

Cabe destacar que varias de sus operaciones fueron reportadas por la Secretaría de Hacienda a la Procuraduría General de la República, en las que se realizaron pago de créditos, depósitos y otorgamiento de créditos y transacciones que fueron plenamente documentadas, sin embargo el procedimiento lo declararon en reserva por 12 años y lo clasificaron como “confidencial”.

Al salir, dijo: “Soy un hombre íntegro, siempre he dado la cara y siempre he tenido el apoyo de la palabra de Dios”.

 

TRAICIONES POLÍTICAS

 

Ayuntamiento-de-Benito-Juárez-busto-de-juárez1Por los escándalos, Gregorio Sánchez anunció su retiro de la política, pero al abrirle las puertas el Partido del Trabajo, traicionó a sus correligionarios y se alió con sus otrora enemigos, a cambio de incrustar a varios de sus familiares en diferentes candidaturas.

Y lo logró; colocó a su yerno Alejandro Luna, otro ex perredista, como candidato del PT a la Presidencia Municipal de Benito Juárez y a su hijo, Alan Sánchez, como su suplente. En la misma planilla participaron su sobrina, Silvia Ponce Sánchez, al cargo de síndico y como suplente de ésta, Karina Alfaro, primogénita de “Greg”.

La Presidencia la perdió, pero en la competencia por las diputaciones Gregorio se reservó dos posiciones: una como candidato a Diputado por el Distrito XI y otra como tercero en la lista de plurinominales.

Ello le sirvió para protegerse de otro proceso legal al que se le sometería: el desfalco al Ayuntamiento de Benito Juárez por cerca de 90 millones de pesos.

La Auditoría Superior del Estado de Quintana Roo señalaba a Gregorio  y a su tesorero, Carlos Trigos Perdomo, como responsables de desvío de recursos.

La Subprocuraduría solicitó al Ministerio Público del Fuero Común “ejercer acción penal en contra de los inculpados, de nombre Gregorio Sánchez Martínez, Carlos Trigos Perdomo, Fredi Fierro James y Marco César Navarro López, así como de Manuel Cervera Rodríguez, Guillermo Abraham Macari, William Nader Slim y Renata Treviño Joaquín como probables responsables del delito de peculado”.

Empero, sólo Trigos Perdomo fue el único llevado a prisión todos los demás fueron exonerados.

No obstante, la figura de “Greg” Sánchez no sólo ha sido polémica en tiempos electorales, sino que también dio de qué hablar mientras fue funcionario  público.

BORIS
Boris del Valle Alonso, uno de sus mejores amigos

En su primer año de gobierno como presidente municipal de Benito Juárez, otorgó contratos adjudicados sin licitación pública a diversas empresas por más de 64 millones de pesos.

Una de las beneficiadas fue Construcpesa SA de CV, propiedad de su compadre Pedro Salinas García, a la cual se le asignaron obras y adquisiciones por más de 11 millones de pesos en cuatro adjudicaciones directas, tan sólo en el primer año.

A la llegada de su sucesor, Julián Ricalde, la contralora municipal, Reyna Arceo, declaró que Construcpesa S.A. de C.V. habría incumplido la realización de siete obras a las que se asignaron en dos contratos 92 millones de pesos.

Otra empresa que se vio favorecida fue Tabana Banana SA de CV, propiedad de Rafael Fernando Marín Mollinedo y María Amada Mollinero Valencia, familiares de Nicolás Mollinero Bastar, “Nico”, quien se hizo famoso por ser el chofer de Andrés Manuel López Obrador.

A dicha compañía se le otorgó la concesión de abasto de alimentos en la cárcel de Cancún, por 7 millones 876 mil 440 pesos y se estima que alrededor de 20 empresas más fueron beneficiadas con adjudicaciones directas.

Una semana después que “Greg” rindió su primer informe de gobierno, se supo que autorizó inflar el presupuesto destinado a la construcción y trabajos de relleno para la basura.

Julián Ricalde, entonces director de Servicios Públicos Municipales, propuso obras con un costo de 6 millones 818 mil 350 pesos, pero “Greg” dio el visto bueno a otras obras  por el doble del presupuesto, más de 13 millones de pesos.

El cubano Boris del Valle Alonso, uno de sus mejores amigos, fungía como su asesor general y tenía más autoridad que los directores de área o secretarios de su gabinete.

Trascendió que Boris y “Greg” fueron cuñados y socios en la empresa constructora Xuyco SA de CV, sociedad que se constituyó en 2004.

El asesinato del general Mauro Enrique Tello Quiñones, ocurrido el 2 de febrero de 2009  cambiaría la situación pues cuando las autoridades relacionaron a Boris del Valle con el entonces secretario de Seguridad Pública municipal, Francisco Velasco Delgado, “El Vikingo”, confeso protector de “Los Zetas, Gregorio desconoció a su amigo, socio, asesor y compinche.

greg-sospechas
Soy un hombre íntegro, dijo

Antes, en vísperas de concluir su cargo como alcalde en Cancún, declaró:

“Quiero dejar una huella en mi ciudad, caminar tranquilo y con la frente en alto  el día de mañana por mi ciudad. Soy un hombre íntegro, un mexicano bien nacido, un hombre trabajador que todo lo que tiene se lo ha ganado con el sudor de su frente. Me siento muy orgulloso porque he estado bajo el escrutinio público y les he demostrado una y otra vez, que soy un hombre honesto en todos sus aspectos”.

Hoy, ese hombre íntegro está nuevamente sujeto a investigación, pero esta vez no sólo por las autoridades mexicanas, sino por el gobierno argentino que confía en que la Procuraduría General de la República le aporte la información necesaria para fincarle responsabilidad al escurridizo “Greg” y llevarlo a prisión.

AM.MX/jsl/bbf

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *