“Fuerza desmesurada e inexplicable en caso Mamá Rosa”: sacerdote e intelectuales

428

 

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de julio (Al Momento Noticias).- La retención y todo lo que se le imputa a Rosa del Carmen Verduzco Verduzco alias Mamá Rosa, encargada del albergue La Gran Familia, “es una vergüenza, una falsedad”, aseguró el sacerdote Alfonso Verduzco; mientras que diversos intelectuales aseguran que el operativo policíaco y mediático desplegado contra la mujer es “inexplicable”.

El prelado, primo de Mamá Rosa y quien le siguió los pasos desde que inició su labor, aseguró al diario español El País, que la mujer de 79 años “es inocente y lo ocurrido es una vergüenza”.

Aceptó además, que pudo haberse cometido algún abuso dentro del albergue, “un centro con quinientos internos, puede que haya habido personal que se haya propasado, pero ella no era consciente ni lo ha promovido ni querido. Eso es una falsedad”.

 

Respecto del operativo en el que se “rescataron” a más de 500 personas y se detuvo a Rosa Verduzco, en el cual intervino el Ejército y la Policía Federal, dijo que el gobierno hizo una exhibición de fuerza desmesurada, buscando ocultar otros problemas.

“Traer al Ejército es una exageración. ¿A quién se iban a enfrentar? Ella tiene casi 80 años. Y eso de la miseria, pues doña Rosa come y vive aquí como uno más. No hay dinero y mucha comida es regalada, pero no se ofrece nada podrido, eso es otra falsedad”, aseguró el sacerdote.

Sobre las adopciones 

Denuncias en contra de Mamá Rosa, refieren que la mujer se negaba a devolver a algunos menores reclamados por sus padres.

Sobre ello, el cura dijo al rotativo que la costumbre de Rosa de adoptar a los bebés entregados o a los que nacían en el albergue, le ha generado muchos odios durante las seis décadas en las que se ha encargado de dar cobijo a los menores.

Con los padres siempre ha habido conflicto, porque entregan a sus hijos cuando son bebés y luego, al cumplir ocho o nueve años, los quieren sacar para ponerlos a trabajar o mendigar. Y doña Rosa se niega a devolverlos si no han cumplido antes el plan de estudios”, aseguró.

En el mismo sentido opinan algunas mujeres que sido madres dentro del albergue —muchas de ellas todavía con rostro de niña—quienes aseguran que Mamá Rosa las apoyaba y que “pagaba su seguro” cuando daban a luz a los bebés.

Señalan que hay generaciones enteras que han crecido allí y que están agradecidas con ella. “La culpa no es de Mamá Rosa”, dijo Fátima. “Ella no se podía dar cuenta de todo lo que pasaba”, añadió. Azucena, otra de sus compañeras, agregó: “Los malos eran los otros cuidadores”.

Intelectuales defienden a Mamá Rosa

Mientras, en el albergue, que hospedaba a 592 personas, 452 de ellos niños y niñas, muchos esperan saber cuál será su destino; otros varios ni lo piensan, dentro del lugar de suelo pegajoso y un olor que confirma los casi seis centenares de personas hacinadas y el puñado de animales que continúan en los corrales -borregos, cerdos, gallos, gallinas y hasta unas vacas-, según da cuenta el medio.

Pero el caso ha generado un claroscuro que divide a diversos sectores; mientras el gobierno federal, a través de la PRG, se ha encargado de dar a conocer “las atrocidades” que supuestamente existían en la casa-hogar, algunos intelectuales, políticos y hasta futbolistas han defendido a Mamá Rosa.   

Este viernes, el activista Javier Sicilia, la escritora Elena Poniatowskala periodista Lydia Cacho y el historiador Enrique Krauze, entre otros, publicaron una carta “en defensa de Rosa Verduzco“, en el cual también critican el operativo policial en el que fueron liberadas más de 500 personas.

“El operativo policíaco y mediático desplegado contra Rosa Verduzco es inexplicable (…) Las autoridades recurrieron a la fuerza pública y presentaron cargos ante la prensa y la televisión antes de presentarlos ante el poder judicial. La humillación escandalosa de una gran trabajadora social es inmerecida y atenta contra sus derechos más elementales. El linchamiento arroja una mancha de oprobio sobre una vida de servicio”, se lee en el documento.

Destacaron asimismo, la labor de la mujer que “durante 66 ha dedicado su vida a recoger, atender y educar niños abandonados para insertarlos en la sociedad”.

Más de 7 mil niños, que ahora son adultos, padres o abuelos, “pueden dar testimonio del trato que recibieron”.

Por último, hicieron un llamado a las autoridades “para que respeten la obra y la persona de Rosa Verduzco. Y hacemos un llamado a los medios para que hagan la investigación a fondo que este nuevo michoacanazo amerita”.

 

AMN.MX/jcm

Comentarios

comentarios