fbpx Francisco defiende la familia tradicional en inaguración del sínodo de obispos

CIUDAD DEL VATICANO, 4 de octubre (Al Momento Noticias).- Al inaugurar este domingo el sínodo de obispos, el papa Francisco defendió la indisolubilidad del matrimonio, condenó el divorcio y reiteró que la familia se compone de un hombre y una mujer.

Durante la misa solemne en San Pedro, ante 400 cardenales y obispos de todo el mundo, su Santidad reconoció que la Iglesia debe defender los valores tradicionales en un “contexto social y matrimonial bastante difícil”.

papaInstó a “busca y sanar a las parejas heridas con el aceite de la misericordia”, un principio básico de su pontificado.

En su homilía, el papa defendió con tono claro y severo la doctrina sobre la familia y citó textos de sus predecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, como guías del debate.

Destacó que “el error y el mal deben ser condenados y combatidos constantemente; pero el hombre que cae o se equivoca debe ser comprendido y amado”.

El papa defendió el “amor duradero, fiel recto, fértil, que es cada vez más objeto de burla y considerado como algo anticuado” y aseguró que el sueño de Dios es la unión de amor entre hombre y mujer.

“Este es el sueño de Dios para su criatura predilecta: verla realizada en la unión de amor entre hombre y mujer; feliz en el camino común, fecunda en la donación reciproca”, sostuvo.

También habló sobre el “significado auténtico de la pareja y de la sexualidad humana en el plan de Dios”, una clara referencia al matrimonio heterosexual.

El pontífice argentino, que convocó a los obispos de todo el mundo para debatir durante tres semanas sobre los retos que encara la familia moderna.

A los obispos que debatirán en particular sobre el fenómeno de los católicos divorciados y vueltos a casar, y quienes no pueden recibir la comunión, el papa recordó que para la iglesia, el matrimonio ante Dios es “indisoluble”.

Reiteró que “lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”, citando el evangelio de San Marcos.

“Es una exhortación a los creyentes a superar toda forma de individualismo y de legalismo, que esconde un mezquino egoísmo y el miedo de aceptar el significado auténtico de la pareja y de la sexualidad humana en el plan de Dios”, dijo.

El Sumo Pontífice también hizo hincapié en que la Iglesia debe ser más abierta, caritativa, compasiva y misericordiosa con toda la gente, en especial con aquellos cuyas vidas han sido dañadas y con quienes tienen dificultades para adherirse a los principios del cristianismo.

En la víspera de la reunión, el Vaticano removió de su cargo en la Santa Sede a un sacerdote polaco después de que reconoció públicamente que era gay y pidió cambios a las enseñanzas católicas contra la homosexualidad.

Al respecto, Francisco aseguró que al revelar públicamente en una entrevista que era gay buscó poner una presión mediática indebida sobre el sínodo para que se discutieran temas sobre homosexualidad, los que se espera que comprendan sólo una pequeña parte de las discusiones de los obispos.

Hasta el 25 de octubre obispos y cardenales de todo el mundo debatirán sobre temas en torno al matrimonio y la familia en la Iglesia católica, así como la posición respecto de los divorciados vueltos a casar, los homosexuales, la anticoncepción y el aborto.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *