fbpx

WASHINGTON, 7 de abril (Al Momento Noticias).- Un nuevo estudio, publicado en la revista Cell Host & Microbe, descartó que el virus del zika llegue al feto en desarrollo a través de las células de la placenta, conocidas como trofoblasto, una de las principales hipótesis que se habían barajado hasta ahora.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Pittsburgh (Pensilvania) observó el comportamiento del virus en un trofoblasto humano desarrollado en laboratorio y comprobó que, a diferencia de lo que se había sostenido hasta ahora, éste no resultó infectado por el zika.

El trofoblasto –un grupo de células que provee nutrientes al embrión y que se desarrolla como parte importante de la placenta– había sido apuntado como uno de los principales sospechosos de permitir que la infección del zika pasase de la madre a la criatura en desarrollo.

“El trofoblasto es la primera línea de defensa del bebé contra cualquier cosa que provenga de la sangre materna, así que se podía esperar que estas células tuviesen alguna manera de resistir las infecciones virales”, explicó Yoel Sadovsky, uno de los autores del estudio.

Sadovsky indicó que, con base en su modelo, el trofoblasto tiene una capacidad inherente de resistir la proliferación del virus del zika, aunque no se ha descartado otras vías por las que el virus pueda acceder a la cavidad fetal

En otro estudio, publicado en la misma revista, investigadores de la Universidad de Washington usaron ratones para observar cómo se desarrolla el virus en ellos y cuáles de sus tejidos son los más vulnerables, comprobando que la infección de zika en los roedores replica la de los humanos.

El brote actual del zika en América está rodeado de preguntas que la ciencia trata de responder a contrarreloj ante lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera una emergencia de salud global.

Su rápida expansión y las enfermedades que se le asocian han obligado a los organismos y agencias de salud a reconocer lo mucho que se desconoce sobre un virus que fue descubierto en 1947 en el bosque Zika de Uganda.

AMN.MX/jcd/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *