fbpx

Lilia Arellano

“Los funcionarios son como los libros de una biblioteca: los que están
en los lugares más altos son los que menos sirven”: Paul Masson

Irreflexión, terquedad, autoritarismo
Vacunación sigue en la ruta electorera
Mañaneras chismosas y exoneradoras
Terroríficos reportes sobre inseguridad

Ciudad de México, 18 de enero de 2021.- No hubo dentro del periodo vacacional, cuando pudo el presidente de México darse unos días de descanso entre eventos realizados fuera de Palacio Nacional un minuto dedicado a la reflexión, al autoanálisis, a la revisión de otros datos que no son los suyos, a la experiencia de enterarse sobre opiniones contrarias a lo considerado por sus corifeos como exitoso. La experiencia, para nuestra permanente desgracia, se la perdió y con ello nos lleva a presenciar como va destruyendo al país a través de la eliminación de instituciones, organismos, estructuras, muchas de ellas, las consideradas de avanzada, producto de las luchas de la izquierda mexicana y, como si todo lo anterior no fuese suficiente lanza retos al nuevo gobierno de Estados Unidos con una finalidad todavía desconocida.

No se reconoce y por lo tanto no se construye, una estrategia eficaz contra el coronavirus en la cual sobresalga el equipamiento suficiente tanto para los hospitales como para la seguridad de los galenos, de quienes están en el frente de combate a la pandemia. Lo existente, pese al discurso escuchado una y otra vez, es insuficiente y las víctimas siguen aumentando hasta alcanzar cifras alarmantes superiores a los 300 mil muertos según datos provenientes del seguimiento, desde el extranjero, de los efectos del mortal virus. Pero aún las cifras oficiales, las proporcionadas por López Gatell, son alarmantes y esto puede verse clamante cuando el porcentaje de letalidad en México supera 4 veces el registro mundial.

La siguiente etapa, la de vacunación no ha estado exenta de la improvisación, de las ocurrencias, de la utilización electoral. Las vacunas, se dijo, serían primero para los del sector salud, pero el público, sin considerar el privado. En palabras señalaron posteriormente, será parejo, también se inoculará a los privados, lo cual aún está por verse. Pero, ahora resulta no serán las siguientes dosis para los adultos mayores sino para los servidores de la nación, los cuatro aparecidos dentro de las brigadas de inoculación –que dijeron serán 10 mil distribuidas en todo el país-, los dedicados a la propaganda electoral directa, personal, realizada en las filas de quienes esperaran su primera dosis. En estas cuadrillas se integra a cuatro militares, seguramente para imponer orden y evitar pudieran generarse protestas como las que van conociéndose o robos del producto. Participarán otros cuatro ciudadanos como observadores, siempre y cuando sean líderes y obviamente pertenecientes a Morena o a los partidos satélite con los cuales se han aliado y… SOLAMENTE DOS MEDICOS O ENFERMERAS entrenados para las aplicaciones.

Opiniones de especialistas, de infectólogos, de todos aquellos que aún están con vida y cuya experiencia en inoculaciones fue tan exitosa que llevó a nuestro país al reconocimiento mundial siguen ignorados. Como también se cerraron los oidos a los planteamientos de un quinteto de ex titulares de Salud. Se marcaron su propia ruta y en ella van transitando carrozas fúnebres, se saturaron panteones, trabajan con horarios extraordinarios las agencias funerarias con hornos crematorios y se ha llegado al extremo de presentarse protestas de quienes han hecho el negocio macabro del siglo señalando ya no tienen ni ataúdes ni urnas. Ese y no otro ha sido el camino de la 4T dentro de la fatal pandemia.

Pero ahí no se detienen los equívocos e inclusive las transgresiones a la Constitución, en donde se garantiza la salud de todos los mexicanos, sino aún hay más. La terquedad mostrada para desaparecer a como dé lugar institutos, organismos autónomos, sobre los cuales descansa la posibilidad de obtener información que va más allá de la manipulada por el propio gobierno o regular actividades estratégicas para el desarrollo óptimo del país, no hace sino revelar muy claramente que, ante tantas violaciones a la ley como es el manejar recursos públicos sin la autorización de los diputados y fuera de lo marcado dentro del Presupuesto de Egresos, se intenta crear un manto de impunidad y mantenerse dentro del rumbo de total opacidad. Como se recordará se emitió un Decreto en el cual se le permitía al Ejecutivo federal el manejo discrecional de fondos ante la pandemia, pero esos fondos son los dedicados a la Salud y el tabasqueño ha extendido, en la práctica, tal autorización a todos los renglones.

Violar las leyes electorales también se convierte en el deporte presidencial de moda. Lo reclamado antaño con mucha severidad, con dureza, expresando la promesa de evitar a toda costa repeticiones, hoy es práctica permanente. Defender el derecho a la libertad de expresión, debiera ser su prioridad, sin embargo es el propio Ejecutivo federal quien limitó esa práctica y se dio a la tarea de criticar en las mañaneras a informadores solicitando datos y declaraciones que le parecieron incómodas, al calificar a editores y analistas, al ofender a los periodistas; lanzó veredictos y exigió se cumplieran y así salieron de sus medios quienes cometen el pecado de criticar sus decisiones. El templete de Palacio no es informativo es propagandístico y surge como el primer programa de chismes del día, en donde el “Tata” o el querido Manzanero, tienen un espacio negado a protagonistas y víctimas de las crisis, de la económica, de la de seguridad, de la política y ahora la de las nuevas relaciones con EU.

Se vale hablar de la infamia de difundir es su hermano el dueño del estadio de beisbol al cual se le destinan 84 millones de pesos para su remodelación en plena crisis económica, destinando recursos no proporcionados a brindar apoyos a empresarios para evitar aumente el desempleo y el cierre de negocios. Se vale exonerar lo mismo a Barttlet ante el delito de fabricar y difundir documentos oficiales falsificados o de su hijo con operaciones despreciables en plena pandemia, o para dar instrucciones con el supuesto fin de llevar a cabo investigaciones a las cuales ni les da seguimiento ni le interesa su final como es el caso de las alcaldesas de Benito Juárez y Solidaridad en Quintana Roo. Es válido hacer pública la exoneración del general Cienfuegos y retar al nuevo gobierno de EU calificando de ser inventadas las acusaciones de la DEA. Se le autoriza a presumir y dar datos falsos sobre la vacunación y ocultar el precio de cada una de las vacunas.

Sirve ese foro para darle lectura a cartitas como la enviada a la monarquía española solicitado pidan perdón por los hechos de la conquista o la de felicitación enviada por Donald Trump, pero sobre las entregadas a las reaparecidas gacelas o con anterioridad a miembros de su escolta en donde se revelan injusticias, se dan a conocer las realidades, aquellas donde se denuncian malas acciones de sus funcionarios o de grupos propagandísticos o de violaciones a la ley a través de encarcelamientos injustos, para esas no hay tiempo. Menos aún se dará a conocer si habrá un cambio en relación al cumplimiento de la instrucción trumpista de constituir nuestra frontera norte en un muro humano, a través de los de la Guardia Nacional para evitar aumente el número de migrantes en su territorio o procederá de manera contraria para complicar el inicio del mandato de Biden. Por lo pronto, puso tiro con lo de Cienfuegos y la falta de argumentos para llegar a su exoneración. Se esperaba una reacción de tal naturaleza al percibirse la militarización del país, pero por lo menos se creía sería más inteligente e inclusive dejaría fuera el Ejecutivo, sería una rifa del tigre pero para el Fiscal. En fin, todo seguirá siendo nuevo y para mal.

DE LOS PASILLOS

México es el país de las atrocidades: torturas, violaciones, laceraciones, masacres, maltrato extremo, fosas clandestinas, descuartizamientos, asesinatos de niños y terrorismo. El estudio “Galería del horror, atrocidades registradas en medios periodísticos”, difundido por Causa en Común, describe: el acto atroz más común son las fosas clandestinas con mil 350 documentadas el año pasado; le siguen 944 casos de tortura y 709 casos de descuartizamiento y destrucción de cadáveres. También hubo 672 masacres, 519 calcinamientos, 410 asesinatos de niños, niñas y adolescentes, 171 homicidios de mujeres con crueldad extrema y 150 intentos de linchamientos. En estos fúnebres renglones destacan Jalisco, con 736 atrocidades y 816 víctimas; Guanajuato, con 566 atrocidades y mil dos víctimas; Guerrero, 349 atrocidades y 379 víctimas; Chihuahua, 352 atrocidades y 419 víctimas; Michoacán, 349 atrocidades y 409 víctimas. Jalisco también descuella al registrar 499 fosas clandestinas; Guanajuato acumuló 176 masacres, 46 casos de niños, niñas y adolescentes, 20 asesinatos de funcionarios públicos y 116 casos de descuartizamientos. En Chihuahua se documentaron 105 casos de tortura y Baja California 70 calcinados… ¿Y doña Rosa Icela, podrá con este paquetote heredado del candidato a gobernador Alfonso Durazo? Dirán: apenas comienza, le dio COVID y no puedo integrarse inmediatamente o los de la 4T solicitarán de nuevo plazos solo vistos en el papel y padecidos cada 24 horas con los espeluznantes registros proporcionados por agrupaciones privadas, pero no menos alarmantes dentro de la información oficial.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com
Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;
Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de
Youtube.com/liliaarellano

Comentarios

comentarios