fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de diciembre (AlMomentoMX).- No hay que irse a dormir enojados, pues si no resolvemos el pleito antes de acostarnos, es más difícil revertir la memoria emocional negativa, reveló un estudio publicado en la revista Nature Communications.

dormir_enojadosDe acuerdo con la publicación, mientras dormimos, el cerebro reorganiza la manera en la que almacenamos las memorias negativas y hace que las asociaciones sean más difíciles de suprimir en el futuro.

La investigación fue realizada por la Beijing Normal University, basándose en el comportamiento de 73 estudiantes hombres a lo largo de dos días.

La metodología fue la siguiente: Les enseñaron a los participantes a asociar ciertas imágenes traumáticas como niños llorando, personas heridas y cadáveres con caras neutras. Luego les mostraron fotos de esas caras y los incentivaron tanto a relacionarlas con las imágenes “feas” como a evitar que éstas vuelvan a la memoria.

A la media hora, el 9% del grupo fue capaz de olvidarlas. En cambio, 24 horas después y con una noche de sueño encima, solo el 3% pudo quitarse esas imágenes de la cabeza.

Es decir que si algo nos molesta y nos dormimos, al día siguiente esa molestia va a estar mucho más aferrada a la memoria. Si lo resolvemos antes de acostarnos, nada asegura que la molestia vaya a desaparecer pero es muy probable que no tengamos la idea tan fija, según el estudio.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios