fbpx
Investigadores financieros del Vaticano sospechan que un departamento de la Santa Sede que supervisa inmuebles e inversiones fue usado en el pasado para posible lavado de dinero, uso de información privilegiada y manipulación del mercado, según un reporte visto por Reuters. Imagen de archivo con el Papa Francisco dando su bendición "Urbi et Orbi" en un balcón que da a la Plaza de San Pedro del Vaticano. 5 abril 2015. REUTERS/Alessandro Bianchi/Files
Foto: Reuters

CIUDAD DEL VATICANO, 2 de enero (Al Momento Noticias).- El Vaticano anunció este sábado la entrada en vigor del acuerdo entre la Santa Sede y el Estado de Palestina que propugna, entre otros aspectos, una “solución negociada y pacífica del conflicto en la región”.

Mediante un comunicado, el Vaticano indicó que el acuerdo consiste en un preámbulo y 32 artículos en los que se abordan “aspectos esenciales de la vida y de la actividad de la Iglesia en Palestina”.

El acuerdo fue firmado el pasado 26 de junio y se apoya en la solución de “dos Estados” para el contencioso con Israel, además de que el Vaticano estimó que podría ayudar al reconocimiento de una Palestina “independiente”.

El documento da seguimiento al Acuerdo de Base que firmaron la Santa Sede y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) el 15 de febrero de 2000 y es resultado de las negociaciones desarrolladas por la comisión de trabajo bilateral durante los últimos años.

El arzobispo Paul Gallagher, secretario de Relaciones con los Estados, fue el encargado de firmar el acuerdo por parte del Vaticano en junio pasado, mientras que por el lado palestino lo hizo el ministro de Asuntos Exteriores, Riad al Malki.

El día que se firmó el acuerdo, Gallagher destacó que “en contraste con el acuerdo anterior, éste se firma entre la Santa Sede y el Estado de Palestina”.

El acuerdo entre el Vaticano y el Estado Palestino sigue al que la Santa Sede alcanzó en 2000 con la OLP, aunque las relaciones oficiales entre ambas partes se establecieron ya el 26 de octubre de 1994.

Las negociaciones se reanudaron después de 2010 y tuvieron como consecuencia el acuerdo que ahora entra en vigor, el cual regula aspectos del funcionamiento de la Iglesia católica en Palestina, como el régimen fiscal de sus propiedades o la exención de servicios personales.

Afecta además a los lugares santos y confirma que el concepto de “santidad” es “fuente de obligaciones para la autoridad civil”.

AMN.MX/ogm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *