fbpx
l
Está diseñado para mujeres menores de 40 años

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de abril (Al Momento Noticias).- En busca de nuevas técnicas de detección temprana de cáncer de mama, la investigadora Rosa María Quispe ensaya un método fotoacústico diseñado para mujeres menores de 40 años, que sería una vía complementaria y no invasiva.

La propuesta de la investigadora del Hospital General de México “Eduardo Liceaga” surgió cuando realizó su posdoctorado en el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El método consiste en incidir luz infrarroja pulsada sobre un simulador de mama real que al ser absorbida, la energía expande y comprime la lesión, lo que genera vibraciones percibidas por un sensor de ultrasonido y registradas por un osciloscopio.

Los resultados de la investigadora son alentadores, y ahora se realizarán exámenes sobre material tisular benigno y maligno para “diferenciar fibroadenomas de cancerígenos”, informó la UNAM en un comunicado.

Sería el primer paso, pues hay afecciones mamarias muy complejas y de varios tipos, por lo que también se estandarizará y calibrará el sistema fotoacústico y se involucrará a oncólogos, patólogos y biólogos del mencionado hospital.

Al obtener las formas de diferenciación entre “cancerígeno y benigno”, la investigadora y sus colaboradores podrían transferir la tecnología a una empresa interesada en fabricar estos tomógrafos para los hospitales de México.

Debido al alto costo de una herramienta similar, ese sería el camino más corto para desarrollarla, y representaría una vía no incómoda de detección temprana, y accesible a personas de escasos recursos.

Rosa María Quispe es coordinadora de la Unidad de Investigación y Desarrollo Tecnológico, que funciona en el Hospital General desde hace tres años a través de un convenio con la UNAM.

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *