jueves, abril 18, 2024

EN REDONDO: Justicia para fortalecer confianza y paz social

Mario Ruiz Redondo

Juan Oscar Trinidad Palacios, evalúa para CUARTO PODER los resultados de su trabajo en el segundo año como presidente del Poder Judicial de Chiapas y lo resume: “Hemos logrado fortalecer la confianza de la ciudadanía en nuestra institución, al conducir las acciones con certeza jurídica, apego irrestricto a la ley y a los derechos fundamentales”.

Diálogo amplio con el columnista, en el que reconoce que en la segunda fase que le ha correspondido encabezar, la actividad ha sido intensa, al dar seguimiento a los procesos de renovación y actualización de temas jurídicos, dirigidos a los servidores públicos del Tribunal Superior de Justicia en los distritos judiciales de la entidad, con el propósito fundamental de consolidar y elevar el nivel de profesionalización, así como la eficiencia en su quehacer al servicio de los chiapanecos.

El abogado egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), asegura que en la institución bajo su responsabilidad, la impartición y administración de justicia, constituyen hechos de la mayor trascendencia e impacto social, por la enorme responsabilidad de servicio a más de cinco millones de habitantes.

Sencillo en su forma de expresarse, sin abandonar los modismos de Tonalá y de la Costa, de donde es originario, se muestra satisfecho por sus logros al frente de todo un gran equipo de mujeres y hombres de leyes, así como administrativos, que consideran que la justicia que imparten es factor determinante para la obtención de la paz social y el desarrollo, en donde el pueblo tenga la oportunidad de acceder al bienestar y mejorar la calidad de vida familiar.

-¿Cómo ha sido la relación con los Poderes Ejecutivo y Legislativo?

“Mario, quiero decirte que dentro del marco de absoluto respeto, tenemos hoy una excelente relación de mucha confianza con el gobernador Rutilio Escandón Cadenas y con la representación del Congreso del Estado, al desarrollar una actividad institucional en base la suma de esfuerzos y voluntades, con diálogo permanente y armonía”.

Comenta que a invitación del mandatario estatal, participa en las Mesas de Seguridad que se realizan diariamente a primera hora de la mañana, con el objetivo de crear un Chiapas pleno, con justicia, equidad y desarrollo.

-Juan Oscar, ¿De qué manera se ha dado la contribución personal e institucional en la Mesa de Seguridad estatal que a diario encabeza el gobernador Rutilio Escandón con mandos militares y civiles?

“En esencia, se trata de una cooperación interinstitucional, en la que hemos sido aliados en la estrategia de seguridad diseñada y puesta en marcha por el gobierno estatal, bajo el mando del titular del Poder Ejecutivo, doctor Rutilio Escandón Cadenas y las Corporaciones de seguridad federales, estatales y municipales.

“Nos ha correspondido cumplir con los acuerdos de la Mesa de Seguridad Estatal, mediante la capacitación de mil 800 elementos femeninos y masculinos, en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio, de agentes y policías estatales, municipales y ejidales, así como de la Guardia Nacional, en diferentes municipios de la entidad”.

-¿Hasta dónde la mujer y los niños como prioridad en la impartición de justicia?

“Hemos puesto especial énfasis en la perspectiva de género y en la consideración de la niñez como interés superior, priorizando los procesos de concientización para garantizar íntegramente su acceso a la justicia”.

-¿Y dentro del Poder Judicial?

“Me satisface informarte, que en este segundo período anual, dimos continuidad a la inclusión de las mujeres en ejes rectores de la toma de decisiones de áreas jurisdiccionales y administrativas, como ha sido el caso de dos nuevas integrantes en el Consejo de la Judicatura, magistradas, juezas y titulares de direcciones administrativas y del Centro estatal de Justicia Alternativa”.

Referencia del magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, a la Mesa de Atención contra la Violencia hacia las Mujeres, dentro de las actividades de la Primera Sesión Ordinaria del Consejo Estatal para Garantizar el Derecho de las mujeres a una Vida Libre de Violencia, donde se ratificó el compromiso de coadyuvar en la defensa de sus derechos y legitimar una sociedad igualitaria y participativa.

-¿Qué tanto ha crecido la infraestructura del Poder Judicial de Chiapas?

“Hemos logrado hacerla crecer y fortalecido, de acuerdo a las necesidades de expansión de los espacios de justicia, modernizando la tecnología para llevar a cabo de manera más expedita los trámites y servicios, en apego a las nuevas reformas judiciales de mediación y oralidad de la justicia, que se han implantado para mantenerla más cercana y accesible a la sociedad”.

Precisa. “En el Tribunal Superior de Justicia contamos con 68 Juzgados de Primera Instancia, que se dividen en 18 Civiles; 12 Penales; ocho Familiares; dos de Control y Juicio Oral Especializado en Justicia para Adolescentes; cuatro de Ejecución de Sentencias; 12 de Control y Tribunales de Enjuiciamiento, y tres especializados en Juicio Oral Mercantil.

“Tuxtla Gutiérrez y Tapachula, son las ciudades que concentran mayor número de juzgados (16 y 10 respectivamente), seguidos de San Cristóbal de las Casas (cinco); Catazajá-Palenque, Comitán y Tonalá (cuatro cada una); Chiapa de Corzo, Huixtla, Pichucalco y Villaflores (tres por municipio); Acapetahua, Venustiano Carranza y Ocosingo (dos por municipalidad), además de Bochil, Cintalapa, Copainalá, Motozintla, Salto de Agua, Simojovel y Yajalón (uno por ciudad)”.

Un año, el de 2019, agrega el magistrado presidente del TSJ, en que inauguramos el Juzgado de Control y Tribunal de Enjuiciamiento, en Venustiano Carranza y se incrementó a cinco salas el Juzgado de Control y Tribunal de Enjuiciamiento, en el centro penitenciario El Amate, en el municipio de Cintalapa, mientras que en Tapachula se amplió la capacidad a tres salas de audiencia.

-Presidente, háblame de la atención que en materia de justicia indígena se brinda desde el Poder Judicial bajo tu responsabilidad.

“Me satisface informar a los lectores de CUARTO PODER, que la atención a los diversos grupos étnicos que suman una tercera parte de la población estatal, es una de nuestras grande prioridades, como lo es también para el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, quien marcó pautas para darles certeza jurídica desde el Tribunal Superior de Justicia, antes de ser titular del Poder Ejecutivo.

“Hoy, tenemos 16 Juzgados de Paz y Conciliación Indígena, cuya misión principal es substanciar y resolver conflictos entre los miembros de las comunidades indígenas en el estado, aplicando sus Usos, Costumbres y Tradiciones, para garantizar el respeto a los derechos a sus centros de población, dentro del marco de la legalidad.

“Estas instancias del Poder Judicial se encuentran estratégicamente distribuidas en Tenejapa, Chamula, Pantelhó, Chenalhó, Zinacantán, Aldama, Amatenango del Valle, Santiago el Pinar, Chanal, Chalchihuitán, San Juan Cancuc, Huixtán, Larráinzar, Mitontic, Nuevo Huixtán, en Las Margaritas y Oxchuc. En el año 2019, atendimos en esas jurisdicciones, mil 332 asuntos, 110 de orden penal, 499 civiles, 683 familiares y 40 mercantiles”.

Los caminos de la justicia en Chiapas, se amplían a nivel municipal, donde se concentran también 83 juzgados con ese rango, donde, asegura el abogado de los chiapanecos, Juan Oscar Trinidad Palacios, “fortalecemos la cultura de paz en los municipios, acercando la justicia alternativa a la población, donde a través de la mediación y la conciliación, los juzgados municipales resuelven los conflictos por amigable composición, que en el año transcurrido atendieron 17 mil 361 casos, de ellos siete mil 798 familiares; seis mil 164 civiles; dos mil 361 penales y mil 308 mercantiles”.

Referencia al Centro Estatal de Justicia Alternativa, órgano del Tribunal Superior de Justicia, que tiene como misión conocer y solucionar mediante procedimientos no jurisdiccionales, que incluye el arbitraje, las controversias jurídicas que contemplan de igual forma lo concerniente a justicia para adolescentes, administrativa y agraria. La estructura de atención comprende tres subdirecciones Regionales (Centro, Tapachula y San Cristóbal de las Casas), además de siete especialistas públicos adscritos a los Juzgados de Control y Tribunales de Enjuiciamiento, en Chiapa de Corzo, San Cristóbal de las Casas, Comitán, Tonalá, Cintalapa, Pichucalco y Villaflores.

En la conversación con el titular del Poder Judicial de Chiapas, no podía soslayarse el tema del Sistema de Justicia Oral y Cotidiana, por lo que el magistrado presidente explica que en la última década, el sistema jurídico mexicano ha realizado cambios importantes, al pasar del derecho procesal escrito, a uno predominantemente oral que garantiza los derechos humanos, que ha exigido una nueva dinámica institucional que cumpla la exigencia de la ley.

-¿Cómo se ha dado esta transformación de la que tanto se habla y muchos no entienden todavía?

“Fue en 2008 cuando se reformó el sistema jurídico en materia de justicia penal, seguido de la reforma de los derechos humanos y en el ramo mercantil en 2011, hasta llegar a la concerniente a lo laboral en 2017. Todo ello ha representado para los operadores de la justicia, un desafío en el fortalecimiento de las capacidades institucionales de infraestructura, tecnología, capacitación, metodología y recursos humanos”.

Trinidad Palacios indica que en los procesos de implementación y consolidación de tales reformas a nivel Chiapas, el Poder Judicial ha trabajado coordinadamente con la Fiscalía General del Estado, el Secretariado Ejecutivo del Sistema estatal de Seguridad Pública y la Secretaría de de Seguridad y Participación Ciudadana, en materia penal, mientras que en lo relativo al sistema de justicia laboral, se ha participado con el grupo interinstitucional que preside el gobernador Rutilio Escandón Cadenas.

En el ámbito federal,

subraya, la colaboración institucional se ha mantenido con la Secretaría de Gobernación, la Comisión Nacional de Tribunales del país, además de otros organismos públicos y privados, nacionales e internacionales, que permitirán seguir avanzando en la consolidación de este nuevo sistema jurídico que exige excelencia y eficacia a favor de la impartición de justicia.

Mucha información queda pendiente, en el diálogo con el presidente del Poder Judicial de Chiapas, Juan Oscar Trinidad Palacios, quien ratifica su compromiso de seguir sirviendo a Chiapas, sustentado en los principios rectores de la legalidad, transparencia, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos, para que la justicia siga siendo la gran acompañante del devenir histórico y social de los chiapanecos.

Premio Nacional de Periodismo 1983 y 2013. Club de Periodistas de México.

Premio al Mérito Periodístico 2015 y 2017 del Senado de la República y de Comunicadores por la Unidad A.C.

Artículos relacionados