fbpx En la ONU, llama el Papa a combatir la exclusión económica y social
Foto: AP

NUEVA YORK , 25 de septiembre (Al Momento Noticias).- El Papa Francisco exhortó a los países y las poblaciones a no someterse a organismos financieros y defender sus derechos, proteger el ambiente y combatir la exclusión económica y social.

En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el pontífice reclamó “conceder a todos los países, sin excepción” una participación y una incidencia real en las decisiones de organismos financieros internacionales, en el Consejo de Seguridad de la ONU y en mecanismos creados para afrontar crisis económicas.

Rechazó la “sumisión asfixiante” que causan los organismos financieros internacionales al imponer a los países sistemas crediticios que someten a las poblaciones.

“Los organismos financieros internacionales han de velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de estos a sistemas crediticios que lejos de progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia”, argumentó.

Francisco consideró que la labor de las Naciones Unidas puede ser vista como desarrollo y promoción de soberanía del derecho, ya que la justicia es un requisito indispensable para obtener el ideal de la fraternidad universal.

La limitación del poder es una idea implícita en el concepto de derecho, es decir, dar a cada uno lo suyo, siguiendo la definición clásica de justicia, por lo que esto significa que “ningún individuo o grupo humano se puede considerar omnipotente, autorizado a pasar por encima de la dignidad y de los derechos de las otras personas o de sus agrupaciones sociales”, consideró el líder de la Iglesia católica.

Por otro lado, el Papa proclamó la existencia de un “verdadero derecho del ambiente”, pues el daño a este “es un daño a la humanidad”.

Aseveró que los seres humanos “somos parte del ambiente” y que éste “comporta límites éticos que la acción humana debe reconocer y respetar”.

“Hay que afirmar con fuerza sus derechos, consolidando la protección del ambiente y acabando con la exclusión”, afirmó.

Asimismo, instó a todos los países a comprometerse con “una voluntad efectiva, práctica, constante, de pasos concretos y medidas inmediatas” a preservar y mejorar el ambiente natural, además, de “vencer cuanto antes el fenómeno de la exclusión social y económicas, con sus tristes consecuencias de trata de seres humanos, comercio de órganos y tejidos humanos, explotación sexual de niños y niñas, trabajo esclavo, tráfico de drogas y de armas, terrorismo y crimen internacional organizado”.

Los pobres tienen derecho a educación adecuada, vivienda propia, trabajo digno y debidamente remunerado, alimentación adecuada y agua potable, así como libertad religiosa.

AMN.MX/dsc/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *