fbpx EL TIGRE EN LA CASA | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Jorge Meléndez Preciado

Gran molestia y rechazo, entre sectores conocidos por su repudio  a Andrés Manuel López Obrador, trajo la declaración del morenista de que si la elección era limpia y perdía se iría a su rancho (Palenque o “La Chingada”, como guste decirle), pero si había fraude, de todas maneras se iba a su retiro y a ver quién amarraba al tigre del descontento, porque él ya no lo haría.

Como dijo en una entrevista a Radio Educación  el politólogo, Lorenzo Meyer, las elecciones en nuestro país siempre han estado marcadas por las irregularidades. La de Francisco I. Madero no porque éste  fue sólo en la contienda.  Pero siempre hemos tenido manos negras y compra de votos. La más reciente, la cual puso como ejemplo José  Antonio Meade, fue la terriblemente sucia en el estado de México, y ni así el PRI logró superar en sufragios  a Morena; ganó el tricolor  por los apoyos de sus incondicionales: PVEM y Panal, entre otros.

Pero hay que evocar: la de Vicente Fox, dijo Meyer, estuvo manchada,  por ello  las multas millonarias a Los Amigos de Fox y el Pemexgate. No obstante el fraude,  jamás hubo  un castigo ejemplar a los defraudadores, ya que Carlos Romero Deschamps, camina muy campante, parafraseando  el  anuncio de un  güisqui. Y el triunfo de Felipe Calderón trajo irregularidades sin cuento, según lo  documentado  en El Amasiato (Proceso), el gran libro de Álvaro Delgado. Además, cinco años después nos enteramos por las autoridades electorales que las tarjetas Moner se utilizaron por miles   para favorecer a Peña Nieto

Ahora, para restarle fuerza a la oposición, el supuesto gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo Maza, ya puso en operación la tarjeta rosa, donde se erogarán 967 millones de pesos con el objeto de favorecer a 111 mil  mujeres. Ello con el objeto de intentar  obtener el voto de ellas, ya que se les pide copia de la credencial de elector y llevar el original para contrastar la veracidad de los datos (Proceso, número 2158) ¿Y el INE? Ya sabemos que los órganos electorales mexiquenses están cooptados, según el libro coordinado por Bernardo Barranco: El infierno electoral. El fraude electoral y las elecciones del 2018 (Grijalbo).

Habría que señalar, empero, que las amas de casa del estado de México están inconformes, ya que se seleccionó a una de cada diez para esas dádivas, mientras el ofrecimiento pregonado por Del Mazo es que sería a todas las mujeres de 18 a 59 años. Propaganda  imposible de cumplir no obstante los recursos que se manejan en el ramo 23, los cuales han favorecido en los años 2016 y 2017,  a dicha entidad, con un promedio de 7, 700 millones de  pesos anuales.

Así pues, que el Consejo Coordinador Empresarial diga que se deben acatar las reglas del juego comicial, es ignorar la historia.

Es como aceptar  que vivimos en una democracia donde la justicia es el pan de cada día. Algo que cuestionaron   varias organizaciones sociales y de derechos humanos ante una sesión de la ONU.  La contestación de los representantes  del gobierno peñista fue  ineficaz por demagógica.

Pero debemos anotar que  hay serios peligros en las campañas debido a la manipulación de  la propaganda oficial. Un apunte al respecto lo proporciona  un artículo de Roberto Rock (El Universal, 13 de marzo), donde el periodista nos da cuenta de los sitios Pejealeaks y Mata un peje zombie. Plataformas contra el puntero actual, el tal Manuelovich, armadas con mucho dinero y por uno de los integrantes del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, Claudio  X. González, al decir de Rock. Incluso la telefónica Axtel, por otro lado, informó  al INE que el gobierno de Puebla pagó un call center para desprestigiar a Morena y sus candidatos.

Que la guerra sucia va adelante, lo demuestra la formación del sitio: Verificado.mx, formado por periodistas, universitarios y defensores de derechos humanos, el cual ha descubierto noticias falsas, entre ellas una donde  desvirtúan  palabras de Ricardo Anaya y otra, en la cual  sacan un falso video donde Nicolás Maduro apoya a López Obrador.

Señales que el famoso tigre no es una invención, sino que ya está aquí y ataca por doquier.

Si a ello le agregamos que la violencia está desatada: hubo 14 asesinatos en Guerrero y cuatro en Jalisco, el pasado fin de semana; en Boca del Río, Veracruz, policías les quitaron la vida  a las adolescente Nefertiti y Grecia, confundiéndolas con narcotraficantes y  a una de ellas le dieron el tiro de gracia; en la delegación Venustiano Carranza y en Tepito mataron a cinco personas; en Guaymas, Sonora, ultimaron al comandante, Genaro Bogarín; este año van 12 homicidios de mujeres en Hidalgo, la más reciente en Tepeji. La lista es más amplia, desgraciadamente.

Para la Universidad de las América de Puebla, la impunidad y la confianza empeoraron en los últimos dos años, pasando de 67. 42 puntos en 2016 a 69. 84 en 2018. En 28 de 32 estados   la impunidad es alta o muy alta. Y esa horrible práctica la encabeza el estado de México,  donde únicamente se sentencian al 0. 59 por ciento de los delincuentes.

Recientemente supimos porque la economía actual es disfuncional: mientras en nuestro país 16 personas tienen en sus bolsillos 2.6 billones de pesos, 53. 6 millones de habitantes se encuentran en el umbral de pobreza. La polarización social va en aumento y los banqueros obtienen cada año más ganancias; BBVA obtiene el 40 por ciento de sus ganancias mundiales únicamente en México.

Bueno, hasta el actual secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, dijo que el estado de derecho es una deuda que tenemos con México (13 de marzo). El mismo día que supimos: en 2015,   Fovissste invirtió  y perdió 20 millones de dólares en ICA, cuando dicha empresa estaba en liquidación (La Jornada, 13 de marzo); el dinero del pueblo en movidas financieras desastrosas.

El tigre, pues,  anda suelto

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

Comentarios

comentarios