fbpx

alberto-del-rio-zeb-colterCIUDAD DE MÉXICO 10 de noviembre (Al Momento Noticias) . – El racismo no ha dejado de ser tema de debate dentro de los ámbitos, político y social e incluso en el ámbito deportivo donde hace poco, el luchador mexicano Alberto Rodriguez, mejor conocido en todo el mundo como “El patrón Alberto del Rio”(ADR), fue víctima de un trato similar al que viven miles de latinos que radican en el país de los sueños.

Hace un año aproximadamente “Del Rio” hijo de la leyenda “Dos Caras”, vivía las mieles del éxito a su llegada a la empresa de lucha libre WWE que lidera Vince Mc Mahon; sin embargo, en el episodio del 5 de agosto del Main Event de la empresa, un pleito entre Cody Barbierri (un empleado de la misma que se dedicaba al social media de la marca) se aventuró a hacer una broma al luchador invitándolo a lavar los trastes del catering, lo que ocasionó la molestia del mismo, desembocando una reacción violenta o “poco profesional” abofeteando al individuo.

Este último corrió por los pasillos de la arena, alegando que uno de los gladiadores lo había atacado. Este altercado provocó de manera simultánea el despido del “Hércules Potosino”, ya que la empresa no tolera dentro de sus políticas, que ninguna persona sin excepción, ejerza la violencia fuera del ring, aunque el motivo, razón o circunstancia sea argumentable.

Fue así como ante el asombro de todos, Alberto estaba fuera de WWE, empresa que lo dio a conocer como uno de los representantes latinos más exitosos e influyentes de la comunidad latina. Su salida causó mucha conmoción por la manera en que se dieron las cosas, ya que tomaban la decisión del socio mayoritario Mc Mahon, como extrema o exagerada, siendo que el verdadero culpable había sido Barbierri y no Del Rio, sin embargo este último sería despedido semanas después ante la presión de los medios de comunicación especializados en este deporte.

A raíz de tal acontecimiento, “El patrón” regreso a la tierra que lo vería nacer, para otorgar un par de entrevistas a los medios de comunicación que esperaban con ansias, las primeras declaraciones después de lo ocurrido. En ese entonces, distintos medios aseguraban que la mejor opción para regresar a ejercer su profesión luchística sería Triple A, donde nunca se había presentado, ya que el gladiador había formado gran parte de su carrera en el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL). Fue así como a su arribo a distintos medios entre ellos Televisa, Alberto explicaba constantemente los hechos por los cuales había sido despedido, alegando que dentro de la empresa se sentía y vivía a diario el racismo hacía él y algunos de sus compañeros.

“Yo fui la víctima completamente, ellos se dieron a la tarea de decir que tuve una conducta anti profesional, y sí, sí es verdad, yo dí una bofetada a este empleado de WWE, porque siempre yo digo y lo estoy diciendo hasta la fecha, puedes quitarme el trabajo, pero nadie me va a quitar mi dignidad y mi orgullo; Ni tratar de ofender o de humillar la parte de donde vengo ¿Qué de dónde vengo? Vengo de México y no olvido mis raíces”.

No había medio que no deseara entrevistar a la ex estrella de WWE, para saber a ciencia cierta que había pasado, sin embargo él, no quería aventurarse a dar muchas declaraciones ya que las leyes en Estados Unidos son más severas que las de México.

Las semanas pasaron; Alberto se integraba al roaster de Lucha Libre AAA, donde de manera abismal creció el interés del público por conocer al ídolo del momento. A su regreso a los encordados a nivel nacional, no se cansaba de alegar que en Estados Unidos el racismo estaba latente y que por un lado lo recibían con los brazos abiertos, pero que por otro, le daban una puñalada por la espalda. Se podía notar la molestia con el país vecino, por el trato que había recibido y más porque lo habían despedido primero a él, siendo que en esta historia no era el victimario, si no lo contrario.

La postura se mantuvo imperante hasta que WWE se dio cuenta que no era buena idea que un latino estuviera difundiendo un mensaje de racismo hacia la empresa, motivo por el que fue llamado para arreglar la situación de una manera en la que no se afectaran ambas partes. Vince Mc Mahon, logró remediar el caso, ofreciéndole una cantidad de dinero nada despreciable a “Del Rio”, quien actualmente radica en Estados Unidos.

Ese fue el capítulo final del escándalo en la empresa, pero lo interesante está por iniciar.
maxresdefault

El 25 de octubre durante el magno evento de WWE “Hell in a Cell” en el Staples Center de los Ángeles California, “El patrón” regresaba a la empresa, presentado por Zeb Colter, un personaje que dentro de las marcas RAW y Smackdown representa un papel racista y anti inmigrante en compañía de otro luchador, Jack Swagger también conocido como “The Real American” (Verdadero Norteamericano); Esto provocó gran expectativa entre los asistentes ya que no daban crédito a lo que veían; “Un americano, presentando a un mexicano exitoso” y peor aún, Colter un personaje que durante meses no dejó de atacar a “Alberto” argumentando en varias ocasiones que Estados Unidos es una nación a donde quieren llegar todos a trabajar a falta de oportunidades en sus propios países.

Sin embargo, a raíz del reingreso de “Del Río” a WWE, los encargados de elaborar los “Storylines” (Historias a desarrollar para darle mayor dramatismo a las peleas) decidieron crear una historia en donde Alberto fuera apadrinado por el máximo “hater” de los latinos Zeb Colter, pero ahora en una versión remasterizada de lo que quizá muchos mexicanos querrían. Una sola nación, misma que fue nombrada como “MexAmerica” donde no cabrá el odio entre ciudadanos, reinará el respeto por las culturas, costumbres y formas de vida, algo que quizá no le pasaría ni por la cabeza al mismísimo Donald Trump, quien en su momento estuvo presente en algunas ocasiones dentro de WWE.

donald-trumpEs importante mencionar que Vince Mc Mahon lleva una larga amistad con Donald Trump, para ser exactos desde 1988-89 cuando se llevaba a cabo Wrestlemania IV y V en la famosa Tower Trump (Torre Trump); En 2007 el accionista decidió participar en una función dentro de Wrestlemania XXIII llamada “Guerra de billonarios” donde el perdedor sería rapado ante el público. Nunca pelearon como tal, pero si fueron representados por dos gladiadores, algo así como una vil y absurda “pelea de gallos” en donde el que derrotara, se ganaría el respeto del público ¿Nada modesto verdad?

Pero por si esto no fuera poco, el multimillonario regresaría en 2009 para “comprar” RAW, al tiempo que prometía que en su emisión no habría cortes comerciales y que se haría el dueño total de la señal; para ese año era muy común e incluso cómico ver a un magnate divirtiéndose con las ocurrencias de su amigo, ya que mostraba a un Tump capaz de todo, incluso de comprar el negocio de Vince Mc Mahon.

Al final del día, el poder de la televisión lograba su cometido ante el público quien estaba totalmente de acuerdo con ese “Storyline”, incluso llegó a ser condecorado en el Salón de la Fama de WWE en la clase 2013.

Pero la situación hoy en día ha cambiado; Donald Trump ha hecho declaraciones de odio y repulsión hacia los latinos, mientras que en WWE, Vince Mc Mahon y su equipo creativo “se lavan las manos” y  hacen hasta lo imposible por mostrar a Zeb Colter y Alberto del Rio unidos por “MexAmerica”.

del-rio-colterSin embargo, no hay que descartar que Vince Mc Mahon y su equipo, están apostando por el tema de vanguardia, el tema que incomodó en su momento a los mismos Mc Mahon y que los llevó a un acuerdo con “Del Rio”: El racismo.

¿En que estaría pensando Alberto, cuando le ofrecieron regresar a la empresa? Diversos medios especializados aseguran que el sueldo que le fue ofrecido supera por mucho al que le ofrecían en Triple A y como decimos los mexicanos: “Con dinero baila el perro”.

Lo único que logró WWE, fue regresar al que despidieron con la finalidad de dar un mensaje al mundo para que no mezclen la amistad con el negocio haciendo referencia a Trump-Mc Mahon. Así mismo Alberto tuvo que tragarse por un momento (o al menos hasta que terminen las elecciones en los Estados Unidos) sus palabras de odio e intolerancia sobre el tema del racismo.
ADR ha olvidado por un rato todo lo que dijo sobre los norteamericanos y ha quedado guardado en el rincón más obscuro de su casa. Así todos saldrán ganando, tanto los que ofendieron como los ofendidos, total, ¿Por qué no perdonar a nuestros vecinos y amigos?.

AMN.MX/ap

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *