fbpx

NAIROBI, KENIA, 25 de noviembre (Al Momento Noticias).- El Papa Francisco llegó este miércoles a Kenia, la primera escala de su primera visita a África, en la que también visitará Uganda y República Centroafricana.

El avión de Su Santidad aterrizó en el Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta, en la capital Nairobi, y fue recibido por el presidente keniano Uhuru Kenyatta, una comitiva de religiosos y un grupo de bailarines tradicionales, quienes bailaron y cantaron en honor de Francisco.

Foto: EFE
Foto: EFE

El Papa fue trasladado a la residencia presidencial, donde se interpretaron los himnos de ambos estados, el del Vaticano y el de Kenia, y después se dispararon salvas en honor de Francisco.

En su discurso, el Pontífice pidió a los líderes mundiales que se esfuercen para promover modelos “responsables” de desarrollo económico, con el objetivo de hacer frente a la “grave” crisis ambiental actual.

Además, exhortó a luchar contra “la pobreza y la frustración” mediante una distribución equitativa de los recursos, porque de la carencia y de la injusticia nacen los conflictos bélicos y el terrorismo.

“La experiencia demuestra que la violencia, los conflictos y el terrorismo que se alimentan del miedo, la desconfianza y la desesperación nacen de la pobreza y la frustración”, comentó.

Mañana, Jorge Bergoglio retomará su agenda con un encuentro interreligioso y ecuménico y una misa en la Universidad de Nairobi, el acto más esperado de su visita a Kenia.

Es la primera vez que un Papa viaja a una zona en conflicto; en la República Centroafricana arde una pugna entre cristianos y musulmanes que lleva ya dos años.

Francisco aseguró que con estas visitas desea llevar un mensaje de paz y reconciliación al continente africano, pero por el tema de seguridad podría verse obligado a cambiar su itinerario.

Antes del viaje, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, insistió en que no hay amenazas graves y que el papa seguirá su itinerario tal como está programado; sin embargo, antes de partir, el jefe de la escolta papal, Domenico Giani, puntualizó que podría haber “unas pequeñas modificaciones” al itinerario si se detecta alguna amenaza.

En su visita al continente africano, el pontífice hablará de temas prioritario para él, por ejemplo la pobreza, la necesidad de proteger al medio ambiente y la necesidad de que las distintas religiones se entiendan a través del diálogo. Además, es probable que hable del tema de la corrupción, en un exhorto a los gobernantes de la región.

Dentro de su agenda, en Kenia, Francisco pronunciará un discurso sobre la importancia de proteger al medio ambiente en la sede del Programa Ambiental de las Naciones Unidas. Además visitará un barrio pobre de Nairobi y dará palabras de aliento a jóvenes cristianos tras el ataque a una universidad en abril pasado.

En Uganda, Francisco rezará en un santuario dedicado a los más venerados mártires de la nación y oficiará una misa en su honor.

La seguridad papal

En esta visita por África, cerca de 25 mil agentes de Policía -la mayoría de ellos pertenecientes a unidades paramilitares- y tres mil cascos azules velarán por la seguridad durante la visita del Papa.

En Kenia, el gobierno estableció un dispositivo de 10 mil policías apoyados por otros 10 mil voluntarios del Servicio Nacional de Juventud.

Kenia vive desde hace años bajo la permanente amenaza del grupo terrorista somalí Al Shabab, que ha matado a centenares de personas en decenas de atentados como respuesta a la presencia de tropas kenianas en Somalia.

Algunos de ellos fueron especialmente graves, como el asalto de cuatro días a un centro comercial de Nairobi en septiembre de 2013, en el que murieron 67 personas, o el ataque del pasado mes de abril a la Universidad de Garissa, donde hubo 150 víctimas mortales.

El gobierno de Uganda anunció que cerca de 10 mil agentes vigilaran las calles para garantizar la seguridad de la comitiva papal y de los ciudadanos.

Pero el punto más peligroso será la tercera y última escala del viaje: la República Centroafricana, un país en estado de guerra por el enfrentamiento entre cristianos y musulmanes.

La espiral de violencia comenzó hace dos años y se ha recrudecido durante las últimas semanas, por lo que el Vaticano llegó a plantearse la suspensión de esta escala, algo que también descartó el pontífice.

Allí, la seguridad estará en manos de tres mil cascos azules africanos, cerca de un millar de soldados de diferentes contingentes internacionales y 500 policías locales.

AMN.MX/dsc/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *