sábado, abril 13, 2024

El exdiputado local y exalcalde de Solidaridad, el priísta, Filiberto Martínez, tiene secuestrado al municipio turístico

PLAYA DEL CARMEN. – Filiberto Martínez Méndez continúa siendo la sombra tenebrosa que toma decisiones importantes dentro del Ayuntamiento de Solidaridad. A través de servidores públicos leales a Martínez, el político chiapaneco tiene secuestrada a Playa del Carmen, para que se tomen decisiones gubernamentales a su antojo.

De acuerdo con Sol Quintana Roo, en el organigrama municipal, Filiberto Martínez influye en la tesorera, Kira Iris Méndez; así como en José Luis Argüelles de Espectáculos y Actividades Recreativas; Santiago Chávez Marfil, en la Secretaría de Justicia Social y Participación Ciudadana; y otros más de menor rango.

Varios operadores del PRI, con los que Martínez perdió la elección del 2016, continúan incrustados en la nómina del Ayuntamiento de Solidaridad; ello, pese a que el eslogan actual es: “Renovamos para crecer”.

TODOPODEROSO EN LA TESORERÍA

Filiberto Martínez mantiene una imposición en la Tesorería de Solidaridad, a través de Kira Iris San. Por medio de ella, mantiene influencia sobre la administración pública local, incluyendo a regidores del PRI, como la edil Anaiza Quian Medina, hija del expresidente playense y antecesor de Filiberto, Román Quian Alcocer.

Anteriormente, Kira Iris se desempeñó como secretaria general del Ayuntamiento de Solidaridad; desde ahí, Kira Iris operó negocios y permisos a los nuevos sistemas de condominios y fraccionamientos residenciales, incluso fue señalada por el propio síndico, Adrián Pérez Vera.

Kira Iris –y su padrino político, Filiberto Martínez– hoy continúan controlando el ambulantaje, el pago a contratistas, proveedores y a las constructoras encargadas de efectuar la poca obra pública. Asfixian financieramente a sus enemigos o proveedores que no se sujetan a sus caprichos, y benefician con el pronto pago y contratos a sus aliados.

Anteriormente, en la Tesorería municipal se encontraba de titular el contador Pedro Escobedo, alfil también de Filiberto Martínez, emanado del Sindicato de Taxistas Lázaro Cárdenas del Río; el poderío de Escobedo tenía un plus, por un lado el “padrinazgo” de Martínez y por el otro, ser el exesposo de la alcaldesa Lili Campos.

Como Tesorero, Pedro Escobedo asignó contratos a su círculo de amigos, volvió contratistas a diversos contadores públicos; además, corrompió a diversos medios de comunicación y a periodistas que hoy incluso se mueven en autos del año, cuando antes lo hacían en transporte público.

Dentro del secuestro en el que tiene a Playa del Carmen, Filiberto Martínez también se ha valido de Santiago Chávez Marfil, en la Secretaría de Justicia Social y Participación Ciudadana. Esta Secretaría es una de las dependencias más dinámicas en cuanto a la gestión de apoyos sociales.

Se suma a esto José Luis Argüelles, titular de la Unidad de Espectáculos y Actividades Recreativas, tan conocido por proveer del equipamiento para espectáculos que organiza el gobierno de Solidaridad, los cuales se facturan siempre en cientos de miles de pesos.

HERENCIA DE CHIAPANECO

Filiberto Martínez será recordado por haber encabezado una de las peores administraciones municipales de Solidaridad con una millonaria deuda heredada para obras que nunca concluyó. Hoy en día, la deuda pública de Playa del Carmen rebasa los 230 millones de pesos.

Al cierre de su gestión en 2013, Martínez Méndez dejó heredado un pasivo por 517 millones de pesos con instituciones bancarias con las cuales contrajo préstamos para la construcción de obra pública, según el estado financiero del ejercicio fiscal 2013 brindado a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, previa solicitud.

Estas obras inconclusas fueron la construcción del Teatro de la Ciudad, la ampliación del edificio de la entonces Dirección de Seguridad Pública y Tránsito, la remodelación del deportivo Mario Villanueva Madrid, adquisición de arcos detectores de metales, remodelación de la unidad deportiva Riviera Maya –nunca realizada– por citar algunas.

Sin embargo, Martínez sigue incrustado tras bambalinas en el municipio, como premio, tras haber fraguado y armado la estrategia que llevó a la actual presidenta de Solidaridad, Lili Campos, a ganar la campaña electoral en el 2021.

Ahora el propio Filiberto –ya sin tanto capital político, ni humano, aunque sí con poder económico– se alista para idear una estrategia político electoral que lleve a la panista Lili Campos a repetir en el cargo por tres años más.

OTRAS MÁS DE FILIBERTO

Filiberto Martínez Méndez formó parte del grupo de legisladores que entregó la concesión del agua potable y alcantarillado de Solidaridad a Aguakan hasta el año 2053. Tras la abrogación del polémico decreto por la actual legislatura y la batalla legal que se avecina porque la concesionaria no quiere dejar de surtir agua potable a precios elevados en el municipio de Solidaridad, nuevamente sale a relucir el nombre de quien es catalogado uno de los peores alcaldes en Playa del Carmen, puesto que probablemente sólo le compite Laura Beristain.

El priista dio su voto a favor en aquellos primeros días de diciembre de 2014 para entregar el agua a un particular. Fue cómplice de Roberto Borge Angulo y otros saqueadores, como Mauricio Góngora Escalante.
“Soy un ejidatario”

Filiberto Martínez Méndez hizo una jugada astuta, haciéndose pasar por ejidatario y campesino, se adjudicó un solar en la colonia Forjadores, de Playa del Carmen, que se suma a una larga lista de propiedades que ha logrado amasar bajo extrañas circunstancias.

No conforme con el extenso patrimonio del que ya ha logrado hacerse, ahora sale a relucir un dudoso título de propiedad expedido por el presidente Andrés Manuel López Obrador a través del Registro Agrario Nacional. De acuerdo con documentos del Registro Público de la Propiedad y el Comercio de Quintana Roo, Martínez Méndez logró hacerse de un solar en terrenos ejidales ubicados en la colonia Forjadores de Playa del Carmen, uno de los puntos más emergentes de la ciudad que ha conseguido una mejor plusvalía en los últimos años.

Lo hizo a través de un trámite iniciado en 2018 en el Registro Agrario Nacional, justo cuando se desempeñaba como un pasivo regidor de Solidaridad en la administración que encabezó la ahora secretaria de Gobierno, Cristina Torres Gómez. De esta manera, Martínez Méndez obtuvo el título de propiedad del predio ubicado en la avenida 25 Sur, entre calles 110 y 105, cerca de la colonia Ejidal Sur. En el punto actualmente se desarrollan condominios para rentas vacacionales y de oficinas.

El título de propiedad identificado con folio real tiene asignado el número 000001024159. Cuenta con una superficie de 374.937 metros cuadrados. En una asamblea ejidal del 14 de octubre de 2018 se resolvió dar paso al trámite de dominio pleno a favor del controvertido político.

REDESOL, HERENCIA DE MARTÍNEZ

El Segundo Tribunal Colegiado de Circuito de Cancún otorgó un amparo a la incompetente Redesol, empresa que le fue entregada una concesión por este oscuro personaje, se corre el riesgo de “inundar” de basura a la zona turística de Playa del Carmen.

La historia de Redesol y su inoperancia vienen de la mano de Filiberto Martínez. Ahora exige un reclamo multimillonario por trabajos que nunca ejecutó.

En diciembre de 2012, este oscuro personaje le entregó en concesión, por un tiempo de 20 años, la recolección de basura en la zona turística de esta ciudad, Playacar y Puerto Aventuras.

Lo hizo con un mero interés mercantil fuera de las necesidades de los servicios públicos del municipio, pues le entregó la recolección de los residuos a largo plazo en una zona de alto interés económico; sin embargo, la capacidad de la empresa para responder por el otorgamiento de la prestación siempre quedó en entredicho, por lo deficiente que era.
AM.MX/fm

Artículos relacionados