fbpx

CIUDAD MÉXICO, 15 de noviembre (AlMomentoMX).— A comienzos de la década de 2000 —durante el Gobierno de Vicente Fox—,  Joaquín El Chapo Guzmán gastó 300 mil dólares al mes en sobornos a militares y funcionarios de México, así como a la Policía Internacional (Interpol), reveló  Jesús El Rey Zambada, testigo cooperante de la Fiscalía y uno de los antiguos ‘sublíderes’ del Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con el periodista Alan Feuer, quien cubre desde adentro el juicio contra Guzmán Loera, Zambada García afirmó que los sobornos más importantes fueron pagados generalmente a los gobernadores en turno y a los fiscales, a los directores de la Policía Federal, a la Policía de Caminos y a la Policía municipal.

“En el nivel federal, sobornó rutinariamente al comandante de la PGR [Procuraduría General de la República]; a la Policía Federal encargada de carreteras, puertos y aeropuertos; a la policía judicial estatal y a la Interpol”, reveló el reportero, quien asiste a las audiencias.

“En 2004, El Chapo le hizo traer [a Zambada García] 100 mil dólares para un General Toledano que en ese momento trabajaba en Guerrero, para que el Cártel [de Sinaloa] pudiera importar más fácilmente cocaína colombiana a la orilla del mar. [El Rey] también dijo que a menudo pagaba a los militares, incluyendo las fuerzas especiales”, agregó Alan Feuer sobre lo narrado por el capo.

A diferencia de los abogados de “El Chapo”, El Rey Zambada —empleado del cártel desde 1987 hasta su arresto en 2008— no mencionó directamente al expresidente Vicente Fox. Los defensores de Guzmán Loera sí mencionaron presuntos sobornos a Enrique Peña Nieto y a Felipe Calderón Hinojosa.

Jesús Zambada es hermano de Ismael El Mayo Zambada, es parte de los testigos de la fiscalía  que participarán en el proceso contra Guzmán Loera, el cual se prevé durará unos cuatro meses. El Rey controlaba la actividad del cártel en la Ciudad de México.

Desde este miércoles, Zambada García ha estado testificando contra El Chapo, a quien señaló como uno de los líderes principales del Cártel de Sinaloa y explicó cómo en una ocasión le ayudó a escapar de las autoridades mexicanas.

En su primer día en el banquillo de los testigos, explicó cómo el cártel obtenía ganancias enormes al introducir toneladas de cocaína en Estados Unidos: “Las ganancias eran enormes. Una inversión de 9 millones de dólares por 15 toneladas de coca podría dejar 39 millones de dólares en LA [Los Ángeles]. En Chicago, donde los precios son más altos, los inversionistas del cártel hacían 48 millones de dólares por cada embarque, dijo [Zambada]. En Nueva York, era de 78 millones de dólares”.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios