martes, abril 16, 2024

Dos factores clave para una mejor calidad de vida en pacientes con leucemia linfoblástica aguda

CDMX.- Dos acciones que son vitales para personas que luchan contra cualquier tipo de cáncer, entre ellos la leucemia linfoblástica aguda (LLA), son: la detención temprana y el tratamiento oportuno. Si la LLA es detectada y tratada a tiempo su pronóstico es mejor, ya que las personas pueden vivir en remisión con mayor calidad de vida y menos efectos secundarios causados por las drogas suministradas.

Respecto al panorama en México, la Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta que la LLA es el segundo tipo de cáncer hematológico con mayor incidencia en personas de 20 años e adelante, y este tipo de cáncer se presenta más comúnmente en hombres.

Un reciente estudio, las ciudades de mayor incidencia de niños y en personas adultas fueron: Ciudad de México, Chiapas y Jalisco. De las últimas, las defunciones fueron más comunes en personas de más de 65 años de edad.

Síntomas de la LLA

Para transformar el estado de vida en el que viven las personas con LLA, es de suma importancia detectarla a tiempo, por lo que es bueno conocer las manifestaciones de alerta más frecuentes, las cuales son las siguientes:

  • Fatiga
  • Infecciones
  • Fiebres constantes
  • Moretones que aparecen con facilidad
  • Sangrados nasales frecuentes o intensos
  • Sudoración nocturna
  •  Pérdida de peso sin motivo

En comparación con otros cánceres la LLA no tiene exámenes específicos que permitan detectarla en etapas iniciales, por lo que es muy recomendable visitar al personal médico en caso de presentar algún signo o síntoma de los mencionados anteriormente y relacionados con la enfermedad.

Transplante de médula ósea como uno de los  tratamiento contra la LLA

Asimismo, en la actualidad uno de los tratamientos que se emplean en personas que no han reaccionado a otro tipo de terapias es el transplante de médula ósea. Hay sos clases de transplantes:

  • Alógeno, que es cuando un familiar compatible dona sus células madre.
  • Autógeno, en le cual se utilizan las propias células madre del paciente.

Por último, no hay que olvidar que para tener una mejor calidad de vida es clave consultar al personal médico acerca de las dudad del proceso de diagnóstico y el tratamiento.

Inmegen aplica protocolo eVA para identificar riesgo genético de cáncer

Artículos relacionados