fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo (AlmomentoMX).- La sociedad mexicana necesita de políticos con honor y compromiso social como el fundador del Instituto Politécnico Nacional (IPN) Lázaro Cárdenas o del presidente Benito Juárez, expuso el historiador Lorenzo Francisco Meyer Cossío en la Escuela Superior de Economía (ESE), durante la presentación de su libro “Distopía mexicana: Perspectivas para una nueva transición”.

El presentador del programa Primer Plano, de Canal Once, platicó por espacio de dos horas con estudiantes y profesores sobre el contenido de su obra y de la narrativa histórica que utilizó para abordar el tema político de la nación.

Mencionó, que su propósito es dejar un testimonio sobre la situación socioeconómica actual de México, que permita entender y explicar los fenómenos políticos de la primera mitad de la administración actual del gobierno, y de cómo este sistema extractivo absorbe recursos nacionales para un grupo pequeño.

Asimismo, con este ensayo busca despertar conciencia y organizar una sociedad participativa que se involucre más en los asuntos de la República Mexicana, comentó Meyer Cossío, durante la presentación efectuada en el auditorio “Lenin” de la ESE.

El título “Distopía”, trata de algo que no existe, un lugar donde hay una sociedad totalmente deshumanizada, lo contrario a “Utopía”, de Tomás Moro. “Le puse ese nombre porque México va camino a este concepto, las variables más importantes involucradas en el desarrollo socioeconómico no son las correctas”, consideró el profesor emérito del Colegio de México

La política debe estar ligada con los valores éticos y responsabilidades de las mismas acciones y los representantes deberían honrar la idea de un servicio a la comunidad, una de las razones que favorecen que no exista la solidaridad en la sociedad mexicana.

La crítica de Lorenzo Meyer inicia con el problema internacional, ¿en dónde se ubica México en el contexto mundial? y por qué es fundamental el factor externo político, además de voltear hacia otras naciones, y no sólo hacia Estados Unidos. También, mencionó que no se deben dejar atrás los proyectos propios, ya que tiene mucho tiempo que se han olvidado, uno de los más importantes es el propio IPN.

Por otra parte, el director de la ESE, Gilberto Cipriano Marín, agregó que este ensayo académico comparte la visión del país y es un referente para forjar una opinión propia. Señaló que la opinión del autor ha influido en gran parte de la población mexicana.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios