martes, febrero 27, 2024

Dificultades en la construcción del Interoceánico

Luis Alberto García / Matías Romero, Oax.

*Sin embargo, el gobierno garantiza su finalización.
*“Las vías se abandonaron durante el periodo neoliberal”-
*La construcción tiene un costo de mil millones de dólares.
*Contará con más de dos mil kilómetros de vías férreas.
*Trenes de carga y de pasajeros entrarán en funciones.

Andrés Manuel López Obrador aceptó que el gobierno de la 4T enfrenta problemas en el avance para la reconstrucción del tren para el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), aunque justificó que esto es porque “las vías se abandonaron durante el período neoliberal”.
“Estaban abandonadas, y es interesante que se sepa que con el modelo neoliberal todo se privatizó”, dijo el mandatario.
En diciembre de 2022 se consignó que el Corredor del Istmo de Tehuantepec (CIIT), uno de los proyectos emblemáticos de la Cuarta Transformación, no solo traerá desarrollo y competitividad al sureste del país, sino también conflictos sociales y delictivos.
Esto, según se advirtió en una presentación del Ejército filtrada en los Guacamaya Leaks, además de que se documentó que la Secretaría de Marina (Semar) instancia encargada de construir el Tren del Transístmico, tiene dificultades para avanzar, pues hay asentamientos humanos sobre la vía federal que impiden su paso.
La construcción de este corredor que conectará el Golfo de México con el Océano Pacífico para competir con el Canal de Panamá, tendría un costo cercano a los mil millones de dólares y se compondría de una línea de ferrocarril, carreteras y diez parques industriales para que empresas de distintos sectores se establezcan en la zona, según las proyecciones del gobierno.
En cuanto a los problemas de avance, el 15 de febrero de 2023 se enfrentaron campesinos y elementos armados de la Semar en el ejido Palomares, en Juchitán, Oaxaca, luego que los campesinos intentaron impedir los trabajos de modernización de las vías.
Ante esto, el presidente respondió que no se está abriendo a golpes el curso del tren y agregó que hay grupos de caciques que quieren extorsionar a su gobierno para que no avance el tren.
“Tuvimos problemas, mucha gente construyó al lado del ferrocarril, y hay tramos donde no hay problemas, pero hay otros en donde sí y hay que ir hablando con la gente y dándoles opciones”, respondió.
López Obrador dijo que cuando se trata de gente pobre y humilde siempre se privilegia el diálogo. Aunque, también sostuvo que hay grupos que han abusado y “pretenden obtener raja” de esta obra, porque ya saben que se va a construir.
“También se documentó que no hay interés de la iniciativa privada para invertir en Corredor del Istmo de Tehuantepec (CIIT), debido a que la Plataforma Nacional Transparencia no registra inversiones en el proyecto; pero el presidente respondió que se debe a que no se ha licitado aún.
Según información revelada por el gobierno federal, el Tren Transístmico concentra inversión en hidrocarburos y el sector privado desarrolla 21 obras en ese rubro, con una inversión total de 187 mil 150 mdp, de los cuales 154 mil son para la vía férrea.
El Corredor Interoceánico en el Istmo de Tehuantepec acapara 82 % de las inversiones activas en el sector hidrocarburos por parte del empresariado mexicano.
De acuerdo con el documento Plan de Infraestructura del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), 21 obras especializadas en hidrocarburos están ejecutándose con una inversión total que asciende a 187 mil 750 millones de pesos.
Una sola obra, dedicada al transporte de hidrocarburos a lo largo de la vía que atraviesa el Istmo de Tehuantepec, concentra una inversión por 154 mil millones de pesos.
Las otras veinte obras en desarrollo dentro del ramo de energías convencionales, representan una inversión de 23 mil 750 millones de pesos.
El monto total representa menos de la cuarta parte de las inversiones prometidas por el sector privado en materia de hidrocarburos, pues la propuesta del CCE menciona 74 proyectos de hidrocarburos con una inversión total de 801 mil 627 millones de pesos.
De acuerdo con el gobierno federal, el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec impulsará la economía de la región y potenciará las actividades de Coatzacoalcos, Veracruz y Salina Cruz, en Oaxaca, dos de las terminales marítimas más importantes de México, y su conexión mediante el transporte ferroviario.
Según el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec 2020-2024, la obra tendrá una cobertura regional conformada por 79 municipios: 46 de Oaxaca y 33 de Veracruz, identificados por su proximidad con las vías férreas, pertinencia cultural y relevancia logística para el traslado intercontinental de mercancía.
Se estima que el CIIT se posicionará como una de las rutas marítimas y ferroviarias más competitivas de la región, sobre el canal de Panamá y el puerto de Lázaro Cárdenas, en el Pacífico mexicano.
Tan sólo en 2017, los puertos de Veracruz y Salina Cruz registraron movimientos de carga superiores a 36 mil 790 toneladas, entre petróleo, carga agrícola, granel mineral y contenedores, sin que se utilizara más de la mitad de su capacidad.
De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en los primeros siete meses de 2020, se manejaron 156 millones 139 mil 540 toneladas de carga en todo el Sistema Portuario Nacional, 23 millones menos que el año anterior, debido a la contingencia sanitaria.
El sistema de vías del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec cuenta con una vía troncal superior a 207 kilómetros, registrando movimientos de carga superiores a las 532 mil 662 toneladas que incluyen productos para el sector industrial, inorgánicos y forestales.

 

Artículos relacionados