sábado, marzo 2, 2024

DÍA HÁBIL: Ebrard, el patiño de AMLO; Samuel, palero; NYT insiste en el espionaje

Alberto MONTOYA

Marcelo Ebrard es el patiño de Andrés Manuel López Obrador.

  Porque si fue real su molestia por el dedazo a favor de Claudia Sheinbaum Pardo como candidata de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la presidencia, ayer hizo el ridículo al anunciar, dos meses después, que se queda en el partido y que la ex jefa del gobierno capitalino es una gran compañera, comprensiva, generosa y que trabajará con ella.

Un acuerdo de entendimiento, le llamó, no un pacto.

Y “sin la intervención del presidente del partido o del presidente de la República”.

¿Qué lo hizo cambiar de opinión, en caso de que fuese cierta su molestia?

No debe descartarse que le hayan mostrado los expedientes de la Línea 12 del Metro. Sí, la llamada Línea Dorada y en la que murieron 27 usuarios en mayo de 2021 al desplomarse un puente.

O que le hayan ofrecido cargos, puestos y un cañonazo de esos que pocos pueden resistir, al viejo estilo de la política mexicana.

Pero si no fue real, auténtica, y el llamado Carnal se prestó a una puesta en escena para generar polémica y dividir a la oposición con una eventual candidatura con Movimiento Ciudadano (MC) o hasta la conformación de una agrupación política –no un partido, por ahora-, entonces su ridículo es más grande, porque le exhibe como un farsante.

En ambos casos, Ebrard juega un rol vergonzoso,

sumiso, débil y falto de personalidad y de valor para rebelarse a las órdenes y caprichos de su jefe.

¿Y sabe qué argumenta?

Que el partido, Morena, reconoció irregularidades, prácticas indebidas, en el proceso de selección del candidato presidencial, pero no se repondrá.

Ah, eso sí, que se sancionará.

Por cierto, dice que buscará la candidatura a la presidencia dentro de seis años, cuando se la prometan de nuevo y no se la den.

Tendrá 70 años. Hoy, a los 64, se califica entero y en plenitud.

Andrés Manuel, obvio, se dijo satisfecho, contento, “porque Marcelo decidió quedarse en el partido” y hasta un saludo le envió.

Y aunque el ex canciller dijo ayer en su conferencia-petardo que no se queda por un cargo o una posición –por ahora-, está previsto en las reglas del proceso partidista que se vaya al Senado, por haber quedado en segundo lugar.

Sheinbaum Pardo, de acuerdo con el libreto, aplaudió.

Es, como quedó de manifiesto con la imposición de Clara Brugada en la CDMX sobre Omar García Harfuch, una marioneta de López Obrador.

 

IGUAL QUE MONREAL

El de Ebrard es un caso similar al de Ricardo Monreal Ávila, senador con licencia y ex coordinador de la bancada de Morena, que en 2017 compitió por la candidatura al gobierno capitalino con la misma Sheinbaum… y perdió.

El ex gobernador de Zacatecas aseguraba que buscaría ser el abanderado por otro partido, pero reculó y recibió su premio de consolación: la coordinación de los senadores morenistas.

Esa a donde podría ir Ebrard.

 

SAMUEL, MC Y DANTE, LOS PALEROS DE AMLO

Samuelito García, el niño gobernador de Nuevo León, ahí va, con su farsa, con su pantomima que sólo sirve a López Obrador para robar votos al Frente Amplio por México, integrado por PRI, PAN y PRD.

Ese es el papel que jugará el partido del trepador Dante Delgado Rannauro, otro ex priísta que sabe cómo vivir del billete que reciben los partidos políticos.

El ex senador que prometió no hacer lo mismo que Jaime Rodríguez Calderón El Bronco ya se registró y será el candidato perdedor de Movimiento Ciudadano.

Esos cinco o seis puntos que obtendrá servirán a López Obrador, a Sheinbaum y a Morena.

Lista la farsa, pues, allá usted si cae.

 

NIEGA ESPIONAJE, PERO EL NYT MUESTRA PRUEBAS 

 

Ernestina Godoy Ramos insiste en que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) no espía a adversarios y hasta a compañeros de partido, como acusa el diario The New York Times.

Mediante su vocero que parece guarura, por mal encarado, mal vestido y sobreactuado –hasta la voz imposta- Ulises Lara, repite y repite que no se espía, que se hace trabajo de investigación.

Jajajaja.

A la Fiscala Carnala nomás no se le hace su ratificación en el hueso. Hoy tendría que comparecer ante la comisión de procuración de justicia de la Cámara de Diputados local, pero no lo hará.

Estaba previsto que cumpliera con una videollamada, pero a la hora de la verdad reculó.

 

Vámonos: ¡Ah, cómo les preocupa Xóchitl Gálvez! Los aplaudidores a sueldo no dejan de hablar de la candidata del Frente.  Alejandro Moreno, Marko Cortés y Jesús Zambrano, líderes del PRI, PAN y PRD, respectivamente, deben estar satisfechos por la publicidad y propaganda gratuita que hacen los serviles, perdón servidores, de la Nación.

 

          albermonttmex@gmail.com             @albermontmex

Artículos relacionados