fbpx

DETROIT, EUA, 26 de noviembre (Al Momento Noticias).- Inspirados salieron los Leones de Detroit para celebrar el Día de Acción de Gracias y  humillar por marcador de 45-14 a las Águilas de Filadelfia, quienes no pudieron parar la mancuerna explosiva entre el quarterback Matthew Stafford y el receptor Calvin Johnson.

Para inaugurar las acciones de la semana 12 en la temporada 2015 de la NFL, el Ford Field se vistió de gala y disfrutó de una tarde memorable, en la cual su equipo le quitó el invicto a “Philly”, que llegaba con balance de 6-0 en juegos celebrados en “Thanksgiving Day”.

Nadie esperaba que al final del encuentro la pizarra terminaría siendo tan abultada, considerando que la primera serie ofensiva estuvo a cargo de los “emplumados”, con un extraordinario avance que los puso a las puertas de los primeros seis puntos; sin embargo, un castigo por jalar la cereta del rival los echó 15 yardas para atrás.

Pasaron de acariciar la anotación a complicarse con una tercera oportunidad y 22 por avanzar, luego sólo consiguieron ocho yardas y tuvieron que llamar a su pateador, Caleb Sturgis, quien reventó el poste en un intento de 50 yardas  para dejar sin ganancia al equipo.

En la recta final del cuarto inaugural, los “felinos” no perdonaron y se presenció el primer envío de touchdown por parte de Stafford, quien culminó el duelo con cinco, éste tuvo como destino las manos del corredor Theo Riddick.

Antes de doblegar las rodillas, las Águilas alcanzaron a contestar rápido la primera ofensa, pues apenas en el amanecer del segundo periodo el pasador mexicoamericano Mark Sánchez conectó con su ala cerrada Brent Celek para poner 7-7 momentáneo.

Ése fue el último momento que se vio con vida a Filadelfia, después tiró la toalla y hasta hizo ver bien al peor ataque terrestre de toda la Liga, Detroit, que pasó de un promedio de 71.1 yardas por encuentro a cosechar 108 este jueves.

Para el meridiano del segundo capítulo, arrancó un vendaval de 38 puntos sin respuesta en favor de los de casa, 17 de ellos antes de irse al descanso; los primeros fueron cortesía de Stafford, quien localizó en la “tierra prometida” a su receptor Golden Tate para el 14-7.

Posteriormente, el pateador Matt Prater acertó un gol de campo de 48 yardas y, 12 segundos antes del medio tiempo, Johnson se quedó con un bombazo de 25 yardas por parte de su mariscal, para así festejar el primero de tres touchdowns que tuvo hoy y dejar el marcador en un todavía decente 24-7.

Esa atrapada permitió que “Megatron” hilvanara siete participaciones en Acción de Gracias con al menos una recepción en las diagonales, todo un récord en la historia de la NFL.

El tercer cuarto fue monopolizado por el producto del Instituto de Tecnología de Georgia con par de anotaciones, una de cuatro y otra de tres yardas, siempre a pase de la primera selección global en el Draft 2009, con lo cual la ventaja se estiró a 38-7.

Ya en el cuarto periodo, el corredor Joique Bell irrumpió en la zona de anotación tras un empujoncito de una yarda, para ese entonces al reloj le quedaban poco menos de tres minutos, Sánchez “maquilló” la pizarra con un nuevo disparo a las diagonales, esta vez para el receptor Jordan Matthews (24 yd), jugada que puso el 45-14 definitivo.

La derrota de las Águilas en casa de los Leones, se convirtió en el tercer descalabró de la temporada; el equipo del entrenador Chip Kelly concedió cinco pases de anotaciones para el quarterback enemigo por segunda semana consecutiva, ya que, el domingo pasado, el novato Jameis Winston también le endosó esa cantidad.

Sánchez terminó el día con 19 completos de 27 posibles, 199 yardas, dos touchdowns, un balón perdido y fue seis veces capturado; en tanto su homólogo brilló con 27 aciertos de 38, 337 yardas y cinco entregas de anotación.

AMN.MX/fh

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *