‘Déspota y antipática’, así describían los espías a Elba Esther Gordillo

195

elba_esther_gordillo_notas100818.jpg

CIUDAD DE MÉXICO, 8  de marzo (AlMomentoMX).— Elba Esther Gordillo, exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), era considerada “una persona déspota y antipática”, según los archivos de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) y la Dirección de Investigaciones Políticas y Sociales, que después se transformaron en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).

De acuerdo con el diario El Universal, a Gordillo Morales la comenzaron a vigilar mucho antes de convertirse en la dirigente del SNTE y se le indagaron para saber si sostenía relaciones extramaritales, qué religión practicaba, y además se aseguraba que luchaba en apoyo de los sectores marginados y que por eso tenía la simpatía de los maestros.

Se reveló que la Dirección Federal de Seguridad vigiló muy cerca las acciones que Elba Esther realizaba desde 1977, cuando se desempeñaba como lideresa de la Sección 36 del Valle de México.  Mientras que en el apartado que habla de la etapa de entre 1979 y 1985 se omitió divulgar detalles del tipo de relaciones que Gordillo Morales mantenía con Carlos Jonguitud Barrios, entonces gobernador de San Luis Potosí.

Archivo de Gordillo Morales. Foto: Milenio

Los documentos, resguardado en el Archivo General de la Nación, dan cuenta que la dirigente magisterial contaba con recursos económicos y humanos para aspirar a lideresa del gremio magisterial y ganar cargos de elección popular, incluso se menciona también que tenía una buena oratoria y oficio político, que en caso de ser postulada la harían una buena candidata o una buena diputada.

Por su parte, el diario Milenio resaltó que los documentos de la DFS señalaban que Gordillo Morales contaba con “recursos ilimitados” para conseguir sus objetivos políticos , debido al apoyo que recibía del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), aún cuando apenas era su secretaria de Finanzas entre 1983 y 1986.

Los archivos mencionan la participación de Elba Esther en diversas campañas para diputados y en la campaña que llevó a Miguel de la Madrid a la presidencia en 1982. Además de su capacidad de operación en el SNTE, destacó que su capacidad de operación política también llegaba a las filas del Revolucionario Institucional, donde “tiene manejo de grupos al interior del PRI”.

Comentarios

comentarios