fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre (Al Momento Noticias).- Los deslaves de un talud en Santa Fe dejó en evidencia una serie de omisiones por parte de autoridades de la delegación Cuajimalpa, lo que pone en riesgo la seguridad de cientos de personas y la posibilidad de daños en edificios del complejo Residencial Vista del Campo.

Foto: Notimex
Foto: Notimex

Las pasadas administraciones de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y de Acción Nacional (PAN) fueron las que dieron luz verde, en distintos momentos, a la construcción del complejo habitacional, así como a la instalación de antenas de telecomunicaciones, estas últimas causantes del desgajamiento, según el estudio de Protección Civil de la demarcación.

Las dos antenas, de las que autoridades capitalinas refirieron en diversas ocasiones que no cuentan con los permisos correspondientes, se instalaron en los años 1996 y 2000.

La empresa American Tower adquirió uno de estos aparatos en 2002 y aseguró que contaba con todos los permisos; sin embargo, la delegación indicó que no tienen información al respecto.

La otra torre, propiedad de Nextel, cuenta con los permisos para su construcción, los cuales otorgó la entonces delegada Jenny Saltiel Cohen, el 5 de septiembre de 2000.

Saltiel Cohen, quien contendió por Morena en el último proceso electoral por la delegación Cuajimalpa, se deslindó de cualquier supuesta ilegalidad y pidió a todos los ex funcionarios asumir la responsabilidad que les corresponde.

En torno a la propiedad del predio donde se instalaron las antenas, el pasado 6 de noviembre el gobierno capitalino confirmó que Arturo Rosette ganó un juicio de amparo en 2013 contra su expropiación. Pero la vivienda que ahí se encuentra no cuenta con los permisos que avalan su construcción, precisó Miguel Ángel Salazar, actual jefe delegacional.

En tanto, el complejo Residencial Vista del Campo fue autorizado por la administración del entonces delegado panista, Francisco de Souza.  En 2003, su sucesor, el perredista Ignacio Ruiz, otorgó el permiso para la construcción de tres edificios más de este complejo residencial.

En 2010 este desarrollo habitacional comenzó a ser habitado; sin embargo, fue dos años después, con el entonces jefe delegacional, el panista Carlos Orvañanos, cuando se entregó el aviso de terminación y ocupación de los edificios.

Este aviso lo signó el entonces director general de Obras, Rafael Figueroa, a pesar de que aún no se reforzaba el talud que actualmente generó serios problemas de seguridad y protección civil en la zona.

Desde 2007, el comité de vigilancia del condominio Vista del Campo solicitó al gobierno capitalino reforzar el talud y retirar las antenas, petición que reiteraron en 2014, sin tener respuesta.

A decir de organizaciones de vecinos y expertos urbanos, los deslaves en Santa Fe son el resultado de la corrupción que hubo y hay en el otorgamiento de permisos para construir en esa zona de la delegación Cuajimalpa.

También destacaron que el interés económico por desarrollar dicha área inmobiliaria fue puesto por encima de la seguridad de sus habitantes.

AMN.MX/dsc/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *