fbpx #DESDELABARRERA: En tiempos de coronavirus… | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Aletia Molina

Falta de libertad. Esa es la principal sensación en todos desde la activación del estado de alarma por el COVID-19. Aunque ya se habían tomado medidas de confinamiento similares en China, Corea e Italia, la ciudadanía necesitaba prepararse psicológicamente para afrontar esta etapa sin precedentes.

Aunque no se puede comparar con ninguna situación vivida con anterioridad, sí se sabe que en periodos de aislamiento son frecuentes reacciones de estrés, ansiedad, irritabilidad, nerviosismo, confusión, miedo, culpa. En algunos casos, esto puede llevar a insomnio, dificultades de concentración, pérdida de eficacia en el trabajo y, a largo plazo, a síntomas de depresión y estrés postraumático.

A cada persona le afectará en función de muchos factores individuales, y del modo en que cada cual pueda afrontar situaciones de estrés, soledad, angustia y pérdida.

La salud mental y las reacciones que aparezcan también dependerán de otros factores, como la duración de la cuarentena, si uno es población de riesgo o se cuenta con provisiones o acceso a medicinas y servicios sanitarios.

También influirá la situación económica y laboral que se esté atravesando.

Hemos pasado de vivir en una sociedad a contrarreloj, pegados a las obligaciones e intentando ser productivos al máximo, que disfrutar del tiempo que antes no teníamos para pensar qué queremos o qué nos gustaría hacer puede ser difícil para muchos.

Lo crucial ahora es continuar con nuestras actividades y propósitos, aun con las dificultades que impone el confinamiento.

A pesar de que el sector musical se enfrenta a unos daños incalculables, famosos artistas, profesionales anónimos o aficionados, amenizan nuestras calles y redes sociales con el poder del pentagrama. Los conciertos en plataformas digitales musicales de promoción, suponen ser fuente de optimismo, solidaridad y arte durante el confinamiento.

Incluso, este mismo fin de semana, vimos al futbol mexicano volver a las canchas, desde que Jesús Corona le tapó el penal a Emanuel Aguilera en el Estadio Azteca y Cruz Azul le ganó al América el 15 de marzo, pasaron 110 días para que la pelota volviera a rodar en México, porque este viernes inició la Copa GNP por México con un futbol nacional que tendrá una cara muy distinta a la que le conocíamos antes de la pandemia, pues con ello sufrió una profunda metamorfosis.

De todo tipo se vivieron cambios en esos 110 días: la desaparición del Morelia, el nacimiento del Mazatlán FC, el regreso del Repechaje para clasificar a la Liguilla, la nueva Liga de Expansión, la desaparición de la Liga de Ascenso, la mudanza del Atlante a la Ciudad de México, cambios de dueños en Querétaro y, para rematar, la creación del Cancún FC con el Chaco Giménez como su primer DT.

Subir al ring durante la emergencia sanitaria por la pandemia Covid-19, también ha significado cambios abismales, han adaptado sus entrenamientos a nuevas dinámicas para protegerse del coronavirus y ante una arena sin público, son algunos de los elementos a los que se adaptan mientras que la pandemia es controlada.

Además, ha empezado, por fin, la temporada 2020 de la Fórmula 1, probablemente la más atípica en la historia de esta disciplina. Y lo ha hecho con una excelente carrera, rebosante de emoción, con alternancia en los puestos de cabeza, muchos abandonos y un resultado inesperado. Sin duda, una buena forma de celebrar el regreso a una relativa normalidad, todos teníamos ganas de grandes premios y el primero del año no ha defraudado.

Lo importante, es vernos acercarnos a lo más normal que podamos, volver a sentir la pasión del deporte, la música, sentirnos cerca de los demás y no dejar de hacerlo.

Vamos a volver, todos, volveremos a abrazarnos, besarnos, a sentir nuestra calidez, seremos más felices, tras haber valorado a la quinta potencia, todo lo que éramos y volveremos a ser.

#Ánimo

@AletiaMolina

Comentarios

comentarios