fbpx

REINO UNIDO, 15 de enero (Al Momento Noticias).- Un nuevo secretó ha revelado el universo, ya que un equipo de astrónomos descubrió que existe un gran número de estrellas que en su interior poseen un potente campo magnético, hasta 10 millones de veces más intenso que el de la Tierra.

Estrellas rojasEl hallazgo de los “imanes gigantes” se pudo lograr gracias a una técnica llamada astrosimología, que explora más allá de la superficie estelar para analizar el núcleo.

Previo a tal descubrimiento, solo se habían hallado campos magnéticos en un bajo porcentaje de estrellas.

El astrofísico de la Universidad de Sídney, Australia, Dennis Stello sostuvo que “esos campos se consideraban insignificantes para nuestra comprensión general de la evolución estelar. Nuestros resultados muestran claramente que esta hipótesis debe ser revisada porque hallamos que cerca del 60% de las estrellas tiene fuertes campos magnéticos”.

De acuerdo a la investigación publicada en la revista Nature se sustenta en datos recopilados por el telescopio Kepler de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Los expertos analizaron una muestra de 3 mil 600 estrellas del tipo gigantes rojas, las cuales son muy grandes, luminosas y se dice que se encuentran en las últimas etapas de su evolución.

Al respecto el astrofísico Matteo Cantiello, del Instituto Kavli de Física Teórica de la Universidad de California, puntualizó que “el núcleo es la región en donde la estrella produce la mayoría de su energía por medio de reacciones termonucleares. Es posible que el campo magnético afecte el modo en que las estrellas evolucionan pues altera los procesos físicos que ocurren en el núcleo”.

Nuestro Sol posee oscilaciones constantes debido a ondas de sonido que rebotan dentro de ellas, “su interior es como si sonara un timbre. Ese sonido producido revela propiedades físicas como tamaño, temperatura y composición”, explicó el coautor del estudio, Jim Fuller, del Instituto Tecnológico de California (Caltech).

Los científicos midieron pequeñas variaciones de brillo en las estrellas causadas por las ondas sonoras en su interior, detectando que ciertas frecuencias de oscilación no estaban presentes en el 60% de las estrellas, el motivo de ello es que el campo magnético en el núcleo tiene un efecto supresor.

“Es como si una trompeta no sonara bien porque algo en su interior altera el sonido que produce”, sentenció Stello.

La conclusión a la que llegaron los astrónomos que este efecto está presente en estrellas con una masa entre 1.5 y 2 veces mayor que la del Sol.

AMN.MX/fh

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *