fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de diciembre (AlmomentoMX).- El secretario mexicano de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, descartó que haya motivos de preocupación para la ciudadanía por el ajuste a los precios de las gasolinas, ya que al desligarlos de factores tributarios o políticos estos podrán subir o bajar en función del mercado.

Al explicar el cambio en la metodología para la determinación de precios de gasolinas y diésel, Meade declaró que el país está pasando “a un esquema en donde se reflejan los diferentes costos de llevar la gasolina de donde la tiene  Pemex a las gasolineras”.

“Y esto va a ir permitiendo que migremos a un esquema en donde las gasolinas sean verdaderamente un mercado, en donde reflejen de manera puntual no solamente el costo de la molécula sino también el costo de logística”, detalló.

De acuerdo con el secretario de Hacienda, esto “permitirá que nos movamos en un esquema de normalidad, que el mercado de las gasolinas en México funcione como funciona en prácticamente todo el resto del mundo”.

“Y que vayamos viendo que el precio se ajusta como se ajustan sus costos, y que estos se ajusten hacia arriba o hacia abajo en función de lo que vaya sucediendo en el mercado, fundamentalmente del petróleo, que es el insumo fundamental en el costo de la gasolina”, expuso.

Al preguntársele si los ciudadanos deben alarmarse por el ajuste, Meade replicó: “No, porque lo que va a pasar ya es que vamos a divorciar el precio del petróleo de razones tributarias o de razones políticas”.

“Y lo que vamos ya a dejar que suceda, como hoy sucede en prácticamente todo el continente, en toda Europa, en toda Asia Pacífico, es que el precio se va a ir moviendo y se puede mover para arriba y se puede mover para abajo”, enfatizó.

José Antonio Meade, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), afirmó que el aumento al precio de la gasolina no tiene nada que ver con la reforma energética, y que corresponde con las finanzas públicas del país.

En entrevista con Despierta con Loret, Meade afirmó que en lo que va de la presente administración, se han ido haciendo ajustes al precio de la gasolina, en favor de la población.

Destacó que con estos nuevos aumentos en el país habrá 90 precios distintos, uno por cada fuente de distribución de Pemex.

El titular de Hacienda apuntó que en enero y febrero de este año el precio del petróleo fue inestable, y aseguró que “en lo que va de la presente administración se han ido haciendo ajustes al precio de la gasolina”.

Expresó que el precio del transporte público no debería de aumentar con el ajuste al precio de gasolinas y reconoció que la mitad de la gasolina que se consume en el país es importada, cuando en México se tiene 11 mil gasolineras, “la mitad de las que se tiene en América Latina”.

Entre sus respuestas, el funcionario destacó el precio de la gasolina, como insumo, sigue siendo muy competitivo, y “estamos por debajo del costo”.

Señaló que “la idea es que en febrero nos vayamos moviendo a una circunstancia de normalidad con los ajustes semanales (…) hacia finales de 2018 esperamos dejar de tener precios máximos en el costo de gasolinas”.

Ante los problemas de escasez que se han registrado en varios estados del país, Meade dijo que “estamos en un escenario complicado (…) la ordeña y robo de combustible también ha afectado para que haya desabasto en algunos estados”.

Finalmente, señaló que “estamos cuidando las finanzas públicas y tomando decisiones, ‘dificiles’, son para la mejora de la economía”.

El día de ayer, la Secretaría de Hacienda anunció que a partir del 1 de enero el precio del litro de gasolina en México pasará de $14.81 pesos a los $17.79, por lo que superará de un salto aproximadamente a 22 países en el costo del combustible, de acuerdo con la medición y comparación internacional del sitio Global Petrol Prices.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios