fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre (AlMomentoMX).- Aunque diciembre es una época de celebración, alegría y bienestar; sin embargo, para muchas personas la época navideña es el peor momento del año, que incluso llegan a desarrollar lo que algunos empíricamente han denominado “Depresión Navideña” o fenómeno “Grinch“.

Estudios científicos asocian este problema con la disminución de la luz solar y el clima frío de la época; se trata del trastorno llamado Seasonal Affective Disorder (SAD) o Desorden Afectivo de Temporada que generalmente se manifiesta en los meses de invierno por la disminución de luz que recibe el hipotálamo, quien es el responsable de controlar nuestras emociones generando tristeza y desánimo.

Además, otro de los factores de la depresión, es el cierre de un ciclo, es decir, un año más que culmina. Esto provoca que las personas realicen una evaluación de las metas propuestas experimentando tristeza y angustia por las expectativas no cumplidas.

Indudablemente, se debe incluir como factor estresante a las pérdidas que se tuvieron a lo largo del año; desde algún ser querido que falleció, hasta otro tipo de pérdidas relacionadas con el empleo, amigos o una relación amorosa.

Este trastorno no discrimina edades y puede afectar tanto a adultos, como a adolescentes y niño. Por lo que ante esta situación, existen algunas consideraciones que se pueden tomar en cuenta, como:

Mantener una vida saludable. Es recomendable tener una buena alimentación, hacer ejercicio y si es posible exponerse a la luz del sol para evitar pensamientos de este tipo.

Asistir al médico. Si la persona se siente agotada, sin ánimos y ha dejado de hacer sus actividades cotidianas, es importante que acuda a una revisión médica para prevenir que los síntomas aumenten.

Externar sentimientos. En muchas ocasiones las personas deprimidas no muestran signos visibles de tristeza por cuestiones sociales que les impiden liberarse de ciertos sentimientos o emociones.

Buscar terapia psicológica. Si el estado depresivo persiste, lo ideal es que se busque un tratamiento, para revisar las cuestiones emocionales que se encuentran de fondo y evitar así el atentar con la propia vida.

Ocúpate. Realiza actividades al aire libre, sal a caminar, corre, y disfruta de eventos que te ayuden a desconectarte y a sentirte mejor contigo mismo.

También puedes realizar actos de caridad, ya que está demostrado científica y espiritualmente que participar de eventos caritativos aumenta de manera positiva el estado de ánimo. Desarrolla tu capacidad altruista y da a quienes más los necesitan de ti y de los demás.

Cero expectativas. No esperes NADA de nadie, ni de esta época, deja que todo fluya y déjate llevar hacia lo que se presente. Vive el aquí y el ahora, y disfruta al máximo.

Agradece lo que la vida te ofrece, valora lo que tanto esfuerzo te ha costado tener, y no así aquello que no posees.

Construye nuevas relaciones interpersonales. En el mundo actual y gracias al internet puedes rodearte de personas nuevas cada día. Conoce personas de diferentes países y culturas y comienza  a hacer una nueva red de amigos.

No compares. No pienses mucho en las fiestas pasadas, concéntrate en el presente y en la oportunidad que tienes de construir tu futuro.

AM.MX/dsc

 

Comentarios

comentarios