fbpx Defensa de los derechos humanos, prioridad de las reformas en favor de refugiados en México | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de marzo (AlmomentoMX).-  “Nos preocupa el verdadero ejercicio y respeto de los derechos humanos de todas las personas independientemente de su condición migratoria. En este proceso hemos trabajado de manera cercana con la Oficina de Naciones Unidas para los Refugiados y la Oficina de Derechos Humanos de la ONU. Estamos buscando que México tenga una Política Exterior ejemplar en un momento en el que muchos países han decidido cerrar fronteras o construir muros, o donde se apela a un discurso fácil queriendo culpar a los migrantes o a los refugiados de aquellos problemas que algunos gobiernos no han sabido responder. México no se encuentra en esa tesitura y el mensaje que hoy mandamos al mundo es de unidad en torno a los derechos humanos de absolutamente todas las personas”, señaló la senadora Gabriela Cuevas.

En Conferencia de Prensa, a la que asistieron el Presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Arroyo Cordero; y el Coordinador del Grupo Parlamentario PT-Morena, Manuel Bartlett, Cuevas Barron presentó la iniciativa para reformar, adicionar y derogar disposiciones de la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político, y enfatizó que el eje fundamental es garantizar el pleno respeto de los derechos humanos de quienes buscan y reciben asilo en México. Ello cobra especial relevancia ante la tendencia a la alza de las solicitudes de la condición de refugiado. En 2016, los solicitantes sumaron 8 mil 788, mientras que para 2017, la cifra alcanzó los 14 mil 596, según reportó la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

“En 2014, apenas 39.7% de los solicitantes recibía el reconocimiento de la condición de refugiado. Hoy esta tasa de reconocimiento se elevó a 63.1%, lo que da una clara intención por mejorar la política humanitaria de nuestro país”. Sin embargo, explicó, aún no es suficiente, por lo que los objetivos de la reforma son: 1) Armonizar el reconocimiento de la condición de refugiado con instrumentos internacionales y recomendaciones de organismos internacionales de derechos humanos en la materia. 2) Sistematizar las bases para la atención y asistencia de asilados políticos, refugiados y personas a las que se les ha otorgado la protección complementaria. 3) Garantizar el pleno respeto a los derechos humanos de las personas que buscan y reciben asilo en nuestro país.

Cuevas dijo que uno de los principios fundamentales a garantizar a los solicitantes de la condición de refugiado es el debido proceso, por lo que se plantea la urgencia de cumplir con las garantías mínimas, que a pesar de estar detalladas en la ley, presentan serias dificultades en su instrumentación. Éstas van desde la correcta información respecto a los motivos de la detención de migrantes y su duración; el derecho que tienen para solicitar asilo y a comunicarse, además de la oportuna intervención y ayuda de intérpretes para facilitar la comunicación entre autoridades y los solicitantes de asilo.

De acuerdo con datos de ACNUR, menos del 1% de las personas originarias del denominado Triángulo del Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala) que entran al país de manera irregular solicitan asilo,  debido principalmente, a la falta de información que se les proporciona al ingresar a territorio mexicano.

La Senadora Gabriela Cuevas Barron indicó que en la propuesta de reforma a la Ley de Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político se establece el principio de no devolución, el carácter excepcional de la detención migratoria y se garantiza el derecho a la libre circulación dentro del territorio nacional, por lo que cuando el solicitante cambie de domicilio, deberá notificar a la autoridad sobre dicha situación.

En la iniciativa que será presentada ante el Pleno del Senado, se propone que todo solicitante pueda acceder a servicios educativos, a una vivienda digna y decorosa, a alimentación de calidad, derecho a recibir atención médica y acceder a un trabajo remunerado. Además, se aborda la protección de datos personales y del principio pro persona, sumado a la perspectiva de género como un criterio observado por el Estado mexicano, el cual reconoce las necesidades específicas de protección de mujeres y miembros de la comunidad Lésbico-Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti e Intersex (LGBTTTI).

En conferencia, Cuevas Barron enfatizó la necesidad de incorporar el principio de “unidad familiar” como uno de los objetivos que debe protegerse por las autoridades implicadas en el procedimiento de reconocimiento de la condición de refugiado, junto con el principio de interés superior del niño. Debe señalarse que en 2017, COMAR registró a 259 menores no acompañados como solicitantes de la condición de refugiado.

“Es muy importante que México siendo un país de origen, de tránsito, de destino y retorno de migrantes, un país en el que cada 1 de 3 habitantes tenemos a un familiar o a un amigo viviendo en la Unión Americana, seamos también un país congruente. Un país que al mismo tiempo que reclama respeto a los derechos humanos en la frontera norte, seamos capaces de ejercer y da de dar plenos derechos en nuestra frontera sur”.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, la Senadora hizo puntualizaciones sobre su participación en el Consejo Asesor Electoral del Movimiento Regeneración Nacional (Morena): “Primero sí quiero aclarar que es una tarea que no tiene absolutamente nada que ver con la Presidencia que ostento de la Unión Interparlamentaria. Mi trabajo en la Unión Interparlamentaria es una responsabilidad internacional, apartidista y que en ningún momento se mezclará con mi trabajo de política interna o con el trabajo electoral que realice para la campaña en la defensa del voto de todos los mexicanos”.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios