fbpx

De  Adicto a ADICTO

Por Ernesto Salayandia García

El que busca encuentra

Antes y después de mi experiencia espiritual

En alguna época de mi vida,  yo no me quería, no tenía ese espíritu de lucha que Luna expresa, me dejé caer, estaba muerto en vida, atrapado sin salida y toqué fondos muy crueles, tristes, indignantes y frustrantes, por desgracia, mi enfermedad es de fondos y toqué los míos, como el volverme loco, luego ingresé a un centro de rehabilitación en Chihuahua México,  por mi propia voluntad, estuve internado tres meses, en poco tiempo, me fui a vivir a la capital de la República Mexicana, comencé a militar en un grupo de Alcohólicos Anónimos, San Agustín, en Polanco, la sesión empezaba a las 7 de la mañana, yo llegaba una hora antes, fui el cafetero de todos los horarios y empezaba a las 6 de la mañana de lunes a domingo, la junta duraba hora y media, yo me fumaba cuando menos 7 cigarros en ese tiempo y me iba a mi casa, en Satélite, al norte del Valle de México, dormía todo el santo día, era víctima de la depresión, mi neurosis se desbordaba hasta por los poros, mi relación con mi mujer, era por demás pésima, en las vialidades me peleaba con medio mundo, llegué a bajarme y a pelearme con un bat en la mano, mi pensamiento alcohólico, mis celos, mi ansiedad, eran tan solo, algunas de las  manifestaciones de mi borrachera seca.

 

Importante apoyo de doble A

Me hice adicto a los Alcohólicos Anónimos, iba a algunos anexos, centros de rehabilitación a dar servicio y a entrevistar a compañeros, también visitaba hospitales por mi cuenta y le daba el mensaje a borrachitos internados que habían tenido algún accidente automovilístico, militaba en el horario de la noche, escribía en Plenitud, la revista oficial de la Central Mexicana de Alcohólicos Anónimos,  en Gratitud, es la similar de Venezuela y una de Nueva York, cumplía, como cumplo con mi servicio de mi columna de El Heraldo de Chihuahua, daba servicios en Familias Anónimas, pláticas en escuelas y trabajaba mucho en mi recuperación, pero todos mis esfuerzos, eran en vano, yo me sentía vacío, deprimido, celoso compulsivo, ansioso, inseguro, por demás neurótico y lo único que había logrado, era el haber dejado de consumir alcohol y drogas, de lo demás, iba de mal en peor, hice muchas experiencias de cuarto y quinto paso  en Cuernavaca, Valle de Bravo, León, Querétaro y DF, pero igual, como el cangrejo, todo iba para atrás,

 

Nunca digas no, a lo que no conoces

Desde que viví esta experiencia espiritual y vi los cambios en mí, no me he cansado de recomendar a todas las personas que sé que necesitan este tipo de ayuda, a que hagan Cuarto y Quinto paso del programa de Alcohólicos  Anónimos, que dice.- Cuarto paso.- Sin miedo hicimos un inventario moral de nosotros mismos y el Quinto.- Indica.- Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos de carácter.-  Conozco a muchos que solo han ido a calentar la banca, otros que recuperaron a sus esposas, encontraron el eslabón perdido, es decir, a ellos mismos, muchos como yo, no claudican en el servicio, en el dar y ser mejores personas, considero, que este proceso debería de aplicarse en las escuelas, es una excelente descarga de energía negativa, es una herramienta para el desarrollo humano, pero sobre todo, es un recurso supremo para liberar el espíritu, muchos, lo han hecho  y hacen lo mismo que yo, recomendarlo a seres cercanos.

 

Justo a tiempo

Dejé de consumir y así dejé de dañar mi cerebro, perdí mucha energía por mi ansiedad, por estar piense y piense, por mis celos patológicos, mis pensamientos sicóticos, por mis miedos, mi inseguridad, mis resentimientos, mi mente estaba sumamente ocupada y ahora, después de haber abandonado ese dinamo de generador de energía negativa, ya sin contaminación, tengo, gracias a Dios, una mente libre y no platico de mis despertares espirituales, por “temor” a que se burlen de mí y digan.- Mira, como lo dejó la droga.- Gozo esa vida que es sensacional, fuera de serie, como la fue aquella noche cuando estábamos tomados de la mano cerca de 200 personas, los que hicimos la experiencia y todos los compañeros que generosamente nos apoyaron y cuando el guía dijo, miren hacia el cielo y abran sus ojos.- Yo, me impacte, vi un cielo saturado de estrellas, logré contar más de cuatro cometas, hubo lluvia de estrellas por todos lados, mis ojos, no daban crédito, no lo dieron y comencé a buscar el cañón de donde salían esas proyecciones fascinantes.- No creí que se trataba de un despertar espiritual…

 

Como santo Tomas,  Ver para creer

Al día siguiente, muy tranquilo y pensativo, miré una pared cacariza, blanca, de repente, apareció la imagen de un hombre de color, con ojos azules, un color de ojos azules intensos, me miró con ternura, luego, apareció una fuente en movimiento con un sonido sumamente agradable, algo fuera de serie, sentí una paz intensa, profunda, me llené de emoción, jamás de los jamases había sentido una sensación tan agradable como esa, lloré sin cesar de alegría, de gratitud, el ser me llenó de luz y ese, fue para mí, mi segundo despertar espiritual, esa agradable sensación que ningún tipo de droga me había dado, ahora, día con día, tengo infinidad de sensaciones, de despertares que guardo en mi intimidad y en mi anonimato, solo yo sé lo que estoy viviendo y vivo mis mejores tiempos, tiempos de luz, tiempos de Dios y esta vida en libertad, me permite trabajar mi recuperación con amor, comprometiéndome a ser mejor en todos los sentidos, ya sufrí bastante, ya dañé y me dañé a mí mismo, ya sé lo que es vivir en las tinieblas, sé lo que es esta maldita enfermedad perversa del alma, que es progresiva, mortal, incurable, burlona, contagiosa, es severamente agresiva y no he visto a nadie que le gane o le haya ganado.

 

El poder de la voluntad

Si realmente quieres dejar de sufrir, si eres codependiente, neurótico, alcohólico, drogadicto, fármaco dependiente, adicto al sexo, ludópata, adicto a los aparatos electrónicos, a la comida, el azúcar, a las relaciones destructivas, al sufrimiento, si realmente quieres ser libre, dejar de fumar, bajar de peso, dormir en paz sin el ruido intenso que genera el insomnio, si realmente quieres vivir en paz y volver a empezar, vive tu experiencia de Cuarto y Quinto paso, hay grupos de auto ayuda en todas partes, en Chihuahua se llaman Guerreros, búscalos en Google y después, continua trabajando en ti, es solo por hoy y para toda la vida, vale la pena dejar de sufrir, y comprender que no tienes derecho de fastidiar a nadie, que no se vale que grites, insultes, denigres, humilles, ridiculices, que no eres nadie para meterte en lo que no te importa.- Vive y deja vivir.- Te darás cuenta de tu dimensión exacta, podrás comprender la magnitud de tu enfermedad, podrás erradicar defectos de carácter, el machismo, la tendencia a andar mal y de malas, serás libre y disfrutarás de la vida como nadie y como nunca, pero recuerda.. El que quiera azul celeste… que le cueste… Puedes engañar a cualquiera, pero jamás podrás engañarte a ti mismo… Como siempre a tus órdenes…- Hoy 31 de  diciembre, cierro el año, profundamente agradecido con Dios y contigo, gentil lector.- ernestosalayandia@gmail.com Búscame en Facebook y en Twitter  @teo_luna Dios con nosotros.- Hoy no tengo todo lo que quiero….Pero quiero todo lo que tengo.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *