fbpx
l
Los hechos ocurrieron el pasado 5 de mayo en una escuela de Atizapán

ATIZAPÁN, MÉX., 20 de junio (Al Momento Noticias).- A ocho años de internamiento fue sentenciado el menor de 15 años de edad, que mató con una pistola a uno de sus compañeros de escuela el pasado 6 de mayo, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

La Autoridad Judicial Especializada para Adolescentes del Distrito Judicial de Toluca, impuso esta medida para el joven responsable de homicidio calificado, además se determinó una reparación del daño por 680 mil 974 pesos.

El pasado 6 de mayo, el menor Edgar Edgar Yoevani disparó un arma de fuego en el interior de la secundaria “Gustavo Baz Prada”, e hirió a su compañero, quien murió cuando era atendido en un hospital de las inmediaciones.

El menor responsable fue asegurado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y presentado ante el Ministerio Público competente, quien inició las investigaciones por este hechos y lo puso a disposición de un juez Especializado para Adolescentes quien dictó la resolución definitiva por el delito de homicidio calificado.

El día de los hechos,  Edgar se encontró a Ricardo Alvarado Ordóñez, de 13 años de edad y le dijo “te dije que no te la ibas a acabar y lo que prometo lo cumplo, te llegó la hora”.

La agresión ocurrió en el turno vespertino de dicha secundaria, desde donde Ricardo fue trasladado al al Hospital de Traumatología de Lomas Verdes con un balazo en la frente y declarado muerto un día después.

Édgar Yoevani fue detenido y trasladado a la Escuela de Reintegración Social para Adolescentes en Zinacantepec, cerca de Toluca.

“No lo podíamos creer, sabíamos que Ricardo y Edgar desde hace varios meses tenían conflictos por problemas netamente escolares y de amores con algunas de las compañeras del colegio e incluso en varias ocasiones llegaron a los golpes y muchas veces escuchamos a Edgar que amenazó a Ricardo con que le iba a hacer daño, pero nunca pensamos que dentro de su venganza estaba contemplado matarlo”, declararon ante el Ministerio Público varios de los compañeros del agresor y del occiso.

Los testigos refirieron que “serían como las 16:00 horas del pasado martes 6 de mayo y que se encontraban dentro del salón tomando la clase de tecnología, cuando escucharon que Edgar y Ricardo volvían a discutir; sin embargo en esta ocasión, sorpresivamente Edgar sacó de su mochila una pistola calibre .32, –según dijo, propiedad de su padre–, y tras el altercado le disparó a quemarropa un balazo en la frente”.

Tras el incidente, el director y los profesores de la secundaria, ubicada en la Colonia San Miguel de este municipio, de inmediato se movilizaron, detuvieron al agresor y pidieron el auxilio de una ambulancia, cuyos paramédicos trasladaron al jovencito baleado al Hospital de Traumatología.

En medio de la confusión, elementos de la Policía Municipal llegaron para detener al presunto homicida, quien de entrada como si nada hubiera pasado y sin medir las consecuencias que tuvo su acción balbuceó “se lo advertí”.

Los policías revelaron que durante el trayecto a las instalaciones del Centro de Justicia de Atizapán y tras cuestionar dentro de su patrulla al joven homicida, éste indicó que la pistola con la que mató a Ricardo era de su padre y sin el menor recato dijo que durante algunos días la estuvo buscando, pues ya había decidido matar a su compañero para terminar de una vez por todas con los problemas que tenían.

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *