fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de noviembre (Al Momento Noticias).- El triatleta mexicano Crisanto Grajales es la prueba de que con esfuerzo y perseverancia se logran los objetivos.

Crisanto Grajales Valencia comenzó su carrera a los seis años de edad y hoy por hoy es la referencia del triatlón en México, así como un ejemplo a miles de jóvenes.

GrajalesEl triatleta veracruzano fue reconocido con el Premio Nacional del Deporte 2015, en la categoría no profesional, por su logro en los pasados Juegos Panamericanos, en el que ganó la primera medalla de oro en la historia de México en este evento.

Además, Grajales logró el cuarto sitio en el Campeonato Mundial de la Unión Internacional de Triatlón (ITU) efectuado en Chicago, Estados Unidos, en septiembre pasado. Así como haber culminado cuatro veces dentro de los primeros 10 lugares en eventos de Serie Mundial de Triatlón (WTS) en este año, dos de esas cuatro ocasiones estuvo dentro de los primeros 5 puestos.

Para Grajales, los Juegos Panamericanos eran uno de los retos más grandes de su carrera deportiva, al ser una oportunidad única y en la que tuvo que salir a defender su nombre y al país.

En aquella competencia, realizada en Toronto, Canadá, Crisanto terminó en 1:48:58 horas, seguido del estadunidense Kevin McDowell que logró 1:48:59 horas y del también mexicano Irving Pérez con 1:49:05.

“Antes de llegar a la meta pasó por mi mente todos los entrenamientos duros que realicé por años, mi familia y mi entrenador. Solo pensaba que podía hacer historia y que ser parte de esa historia”, aseguró.

El ya calificado a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 consideró a la preparación y el entrenamiento parte esencial para triunfar.

Crisanto tiene dos personajes que admira no solo por su carrera deportiva sino por el hecho de lograr resultados históricos: el maratonista Germán Silva, a quien llama “un gran corredor”, y  el pugilista Julio César Chávez.

Atletismo, ciclismo y natación, son las disciplinas que convierten al triatleta en un deportista todo terreno, forjan su carácter y representa un esfuerzo conjunto.

grajales2Su pasión por el triatlón comenzó desde muy niño, aseguró.

“Aquí en Xalapa se hacían triatlones y duatlones que me gustaba ver con la familia; un día competí en un duatlón y quedé en segundo lugar, luego en un triatlón y lo gané, después conocí a los hermanos Eugenio y Jaime Chimal (triatletas) e iban a formar un equipo de este deporte al cual me invitaron, desde niño trabajamos juntos. Así empezó mi pasión por el triatlón”, comentó.

Practicar esta disciplina lo ha ayudado a luchar por todo en la corta vida que lleva; además, le permite desestresarse y mantenerse sano. “No puedo dejar de hace deporte, porque ya es una costumbre, un estilo de vida”, dijo.

Crisanto consideró que tanto a sus padres, como su  entrenador (Eugenio Chimal), han sido y son clave en su carrera, al ser ellos sus maestros y motivadores.

Para Grajales, el deporte es indispensable para prevenir muchas situaciones, “tan sólo con hacer lo que quieras, tu mente está en otras cosas y te mantienes sano; además, al crear un hábito deportivo tu cuerpo rechaza cosas negativas, pero esto se tiene que formar desde niños. El ambiente deportivo es increíble: conoces lugares, idiomas, costumbres, personas, y viajas por el mundo haciendo lo que te gusta”.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *