fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de diciembre (AlmomentoMX).- De acuerdo con cifras de la Balanza de Pagos del Banco de México, en 2016, las inversiones financieras totales de mexicanos en el exterior ascendieron a 233 mil millones de dólares (mmd), de los cuales 86 mmd se acumularon en el periodo 2013-2016 y a los que hay que sumar 26 mmd que salieron entre enero y septiembre de 2017. Por ello, en lo que va de la presente administración estas inversiones aumentaron 48%, señaló la senadora Dolores Padierna Luna.

Indicó que la salida de 112 mmd de capitales durante lo que va de la administración de Peña Nieto ya rebasó los 85 mmd que se fugaron en toda la administración de Calderón, 12 mmd en la de Fox y de sólo 218 millones en la de Zedillo.

“En enero de 2017, el Ejecutivo emitió un decreto, con vigencia de 6 meses por el cual se otorgaban facilidades administrativas en materia de impuesto sobre la renta relativa a los depósito e inversiones que se repatriaran a México”.

En julio de 2017, dijo, se emitió un nuevo decreto que tiene como propósito ampliar el plazo 9 meses más. En dicho decreto se señala que, a julio de 2017, se habían repatriado 58 mil millones de pesos, lo que equivale a sólo 3 mmd, que comparados con los 233 mmp que había en 2016, muestran el fracaso del programa y como ya se mencionó, la salida neta de capitales entre enero y septiembre ha sido de 26 mmd, casi 9 veces más de los que se repatriaron.

Señaló que los 233 mmd de inversiones financieras de mexicanos en el exterior contrasta con los 548 mmd de inversiones financieras de extranjeros en México, por lo que la cuenta financiera es favorable para el país. Sin embargo, en lo que va de 2017, el saldo ya fue negativo; es decir, salieron más capitales de los que entraron.

“Entre 2013 y 2016, las inversiones financieras extranjeras aumentaron en 152 mmd y entre enero y septiembre de 2017 se acumularon 23 mmd adicionales, para dar un total de 571 mmd”.

Manifestó que es importante recordar que las inversiones financieras extranjeras son a final de cuentas un pasivo que adquiere el país y que son muy volátiles ya que puede revertirse en muy corto plazo en función de las expectativas de los inversionistas, con lo cual se presiona al tipo de cambio y obliga al Banco de México a incrementar la tasa de interés, como muy probablemente ocurra esta semana.

“El pasivo por inversiones financieras está respaldado con las reservas internacionales que al mes de noviembre sumaron 172,749 millones de dólares más 88,000 millones de la línea de crédito flexible contratada con el Fondo Monetario Internacional, que en el caso de tener que recurrir a él implicaría un nuevo aumento a la deuda, lo que a su vez tendría un impacto negativo en las finanzas públicas”.

Finalmente, señaló que de lo anterior se deduce que hay una gran cantidad de recursos de mexicanos que prefieren invertir sus capitales fuera del país que en México ya sea porque no tienen confianza en el país, que obtienen beneficios fiscales e incluso que son recursos de procedencia incierta.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios