sábado, mayo 25, 2024

Consolidan estrategia de investigación y desarrollo tecnológico para la autosuficiencia alimentaria

Como parte la nueva etapa de apoyo al sector agrícola del país; el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), establecieron una estrategia de colaboración con agenda para el 2030. Esto ayudará a la conservación de recursos, la rentabilidad y sustentabilidad de la producción agrícola y la autosuficiencia alimentaria. 

Los dos organismos van a integrar equipos de trabajo por cultivo en temas como el mejoramiento genético por zona agroecológica; recursos genéticos que incluyen bancos de germoplasma —conjunto de genes que se transmite por la reproducción a la descendencia por medio de gametos o células reproductoras. El concepto se utiliza para designar a la diversidad genética de las especies vegetales, silvestres y cultivadas (de interés para la agricultura y se asimila al concepto de recurso genético); prácticas agronómicas sustentables, agroecología y sistemas de producción.

Además, se pretenden desarrollar proyectos sobre agronomía (agricultura de conservación, fitosanidad, agroecología); sustentabilidad y cambio climático; poscosecha (manejo, almacenamiento, conservación y procesamiento) y socioeconomía (cadenas de valor, rentabilidad, regalías).

En los últimos tres años, el INIFAP y el CIMMYT han firmado más de 85 convenios de colaboración, en beneficio directo de productores de pequeña y mediana escala de maíz y trigo, según informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

La mayor parte de los proyectos de investigación son llevados a cabo en las regiones Centro, Pacífico sur y Noroeste del país. Los resultados, señaló la SADER, inciden en el desarrollo de una agricultura sustentable y contribuyen a crear una seguridad alimentaria en los granos básicos del país; lo cual se logra vinculando a los agricultores con la innovación, las tecnologías y el acompañamiento técnico.

La dependencia de gobierno indicó que cada año se celebran entre 24 y 28 convenios. Los temas trabajados son maíz híbrido y nativo; trigo; frijol; agricultura de conservación; manejo de plagas y forrajes y la conservación y aprovechamiento de bancos de germoplasma y la biodiversidad.

 

Artículos relacionados